Necrológicas
  • Herminia Hernández Andrade
  • Francisco Clodomiro Maldonado Barría
  • Mirna Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic

Austria suspende el servicio de trenes con Hungría para frenar a los asilados

Por Agencias Viernes 11 de Septiembre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
24
Visitas

Austria ha suspendido el servicio de trenes en la línea que conecta con Hungría, debido a la “masiva sobrecarga” de trenes procedentes de este país que transportan a cientos de refugiados que quieren llegar a Viena y continuar luego su viaje hacia Alemania, según ha informado la empresa de ferrocarriles austríacos. Durante la noche, más de 3.000 personas cruzaron a pie la frontera entre Hungría y Austria, y otros 1.000 llegaron pasado el mediodía de ayer.

Desde el martes han llegado a Austria unos 6.000 refugiados en su viaje hacia Alemania. “Sabemos que la situación es muy dinámica. En los próximos días esperamos varios miles de personas por día, que viajarán a través de Viena hasta Alemania”, ha señalado el portavoz de la policía austríaca, Patrick Maierhofer.

Por su parte, en Hungría el Ejército ha iniciado este jueves ejercicios para guardar su frontera meridional con Serbia. El ministro de Defensa húngaro, István Simicskó, que asumió su cargo el miércoles tras la reciente dimisión de su antecesor, ha asegurado ante la comisión del Parlamento magiar en Budapest que pronto se reforzará la vigilancia de la frontera con hasta 4.000 militares. “Enviaremos 3.000 o 4.000 soldados a la frontera, incluyendo reservistas”, ha dicho Simicskó.

Según datos publicados por la Policía húngara en su página web oficial, el pasado miércoles los agentes arrestaron a 3.321 inmigrantes por intentar cruzar su frontera ilegalmente. Se trata de la mayor cifra registrada en lo que va de año.

Los refugiados llegaron en tren hasta la localidad húngara de Hegyeshalom y desde allí caminaron a pie hasta el cercano pueblo de Nickelsdorf, ya en suelo austríaco. Algunos de los refugiados llegaron agotados y fueron alojados en centros dispuestos para atenderles, mientras se organizaba su transporte hacia Viena.

Dinamarca
reabre autovía

La Policía danesa decidió dejar paso libre a cientos de refugiados que permanecían retenidos en centros provisionales y en varias estaciones de tren por su negativa a pedir asilo en Dinamarca y su deseo de seguir a Suecia. El tráfico ferroviario con Alemania, suspendido desde el miércoles por seguridad ante la acumulación de refugiados, fue reanudado ayer, confirmó la compañía pública Ferrocarriles Estatales Daneses (DSB). “No podemos retener a extranjeros que no quieren pedir asilo y si no hay perspectivas de poder enviarlos de nuevo de forma rápida”, ha señalado Jens Henrik Hojbjerg, director de la Policía danesa.

Dinamarca forma parte de la zona Schengen, en la que se supone que las fronteras deben permanecer abiertas para permitir la libertad de movimientos.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pidió “solidaridad” y “valentía” para distribuir entre los países de la Unión Europea a 120.000 refugiados llegados a Italia, Grecia y Hungría, que se suman a los 40.000 que propuso en mayo.

Agencias