Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Autoridad sanitaria destacó fuerte baja presencia de hepatitis B

Por La Prensa Austral Miércoles 6 de Enero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
116
Visitas

Sólo dos casos de hepatitis B fueron notificados en Magallanes durante 2015, cifra que representa un fuerte descenso respecto de 2010, cuando se reportaron 23 personas con dicha enfermedad crónica.
El enfermero Eduardo Velásquez, encargado de prevención del VIH y de Infecciones del Programa de Transmisión Sexual de la secretaría regional ministerial de Salud, destacó la importante baja en materia de prevalencia de hepatitis B en Magallanes, lo cual sería efecto de las campañas de vacunación y el trabajo desplegado en materia de prevención.
Al analizar las estadísticas, Velásquez dijo que se produjo una tendencia al alza hasta el año 2012, en que se alcanzó el nivel más alto en la región. En 2010, se notificaron 23 casos, en 2012 fueron 41, en 2014 bajaron a 9 y en 2015 sólo se reportaron 2 situaciones.
Esta baja se explicaría debido a las estrategias de vacunación, que se establecen en el programa regular, en que a partir de 2005 se comenzó a vacunar a los niños, asimismo desde el año 1990 se inmuniza al personal de salud que trabaja con fluidos corporales, sumado ello a un tercer programa que comenzó a desarrollarse el año pasado dirigido a las trabajadoras sexuales, que no tienen antecedentes del virus, quienes pueden acceder a la vacuna de manera gratuita.
El enfermero epidemiólogo expuso que esta es una enfermedad inmuno prevenible por vacuna, que se contagia por transmisión sexual, en un 80% de los casos, además el contagio puede sanguíneo o de madre a hijo. “El factor de riesgo más importante en la transmisión de la hepatitis es la ignorancia, el no conocer las formas de trasmisión. Hay que tener presente que el virus de la hepatitis B es de 50 a 100 veces más contagioso que el virus del VIH”, enfatizó Velásquez.
La hepatitis es una inflamación del hígado causada por cinco tipos de virus. Los virus A y E son transmitidos por consumo de alimentos o agua contaminados. Mientras que los B, C, D, pueden ser adquiridos a través del contacto con, principalmente, sangre y fluidos corporales contaminados, contacto sexual no protegido, y de madre a hijo recién nacido.
En el caso de la red asistencial, para el manejo de pacientes con hepatitis B y C, toda muestra de sangre que se tome a los usuarios tiene que ser analizada en el Banco de Sangre del Hospital Clínico. Para poder confirmar un caso de hepatitis la muestra tiene que ser analizada por el Instituto de Salud Pública (ISP). De resultar positivo, al usuario se le tiene que notificar, para lo cual existe todo un protocolo para informarle cuál es la patología, cuales son los factores de riesgo y tratamiento pertinente para su situación.