Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Barman magallánico denuncia que le quitaron propiedad de marca Calafate Sour

Por La Prensa Austral Sábado 9 de Julio del 2016

Compartir esta noticia
5.527
Visitas

“Soy el creador del calafate sour”, dice con firmeza el conocido barman René Andrade Muñoz (57), quien desde hace unos 40 años ha estado ligado a diversos oficios del área gastronómica en la región y hoy ve con impotencia cómo su idea fue registrada por una importante empresa sin que él pudiera hacer nada al respecto. 

Cuenta que todo surgió cerca del año 2000, cuando se desempeñaba en el restorán Los Ganaderos, donde está actualmente El Arriero, en Avenida Bulnes, esquina calle Manantiales. “Recuerdo que por ese entonces, estábamos con mis colegas en el tema de las invernadas y empezamos a crear tragos. Ahí un compañero me propuso que inventáramos uno y dije ‘sí, hagamos un calafate sour. Ahí empezó todo esto. El problema fue cuando empecé a preguntar cómo registrarlo, porque mandé una carta a Santiago y me dijeron que eso costaba $2.600.000, por lo que como no tenía el dinero, lo dejé pasar. En eso aparecieron unos químicos -tengo testigos- de la Cervecería Austral y me preguntaron cómo lo hacía y bueno, les expliqué, sin saber lo que pasaría”.

La sorpresa

Tiempo después, fue cuando se llevó la mayor de las sorpresas, justo cuando quiso registrar su marca. “Fue más o menos el 2005- 2006, ya tenía el dinero pero no pude hacerlo porque la marca la tomaron ellos. Ahora anda circulando en las redes sociales que CCU es el verdadero creador del Calafate Sour. Por eso mismo, el próximo lunes el abogado de la empresa Alimag -empresa de alimentos- me dijo que ellos van a presentar un tema legal para que el asunto del calafate sea genérico. Yo quiero que todos hagan calafate sour, licor y mermeladas de este fruto… ¡Por qué estos señores quieren quedarse con el registro de esta marca, como algo de ellos, si es de la región!”, señaló. 

Incluso, René –quien actualmente trabaja en Los Ganaderos, en calle O’Higgins Nº 1166- intentó registrar su creación con la marca Kala-Faatte, y tampoco pudo. “Ellos se opusieron de nuevo, así que con esa experiencia, muy pronto tengo una gran sorpresa para la región, pero tengo que registrarla primero. Ahora todo se mueve por plata, y es muy caro defenderse legalmente. ¿De dónde voy a sacar dinero, si soy un barman? Quiero que esto se sepa, porque el lunes Alimag y otras empresas se van a oponer a esto y además espero que se unan los restoranes para que gente del norte no venga a quitarnos las ideas, sobre todo nuestro fruto que es el calafate”, sentenció.