Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Brasileños expulsados del Paine no podrán ingresar al recinto durante un año y cada uno deberá pagar $100 mil

Por La Prensa Austral Miércoles 6 de Enero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.512
Visitas

La prohibición de ingresar al Parque Nacional Torres del Paine por el plazo de un año y el pago individual de $100 mil al Cuerpo de Bomberos de Puerto Natales fueron las condiciones que aceptaron los dos turistas brasileños que fueron expulsados del recinto el pasado 30 de diciembre al ser sorprendidos encendiendo una cocinilla.

Ayer a las 11,25 horas se realizó la audiencia de formalización contra Martín Lama y Marcelo Gleydson, en el Juzgado de Garantía de Puerto Natales.

En la ocasión el fiscal Juan Ignacio Aguilera, los formalizó por transgredir la Ley de Bosque Nativo, en esencia el artículo 22 bis que sanciona la manipulación de fuego o fuentes de calor en un área silvestre protegida.

Lo anterior habría ocurrido a las 19 horas aproximadamente del miércoles 30 de diciembre del 2015, en el sector de Cascada Los Perros (en el sendero que rodea el Macizo del Paine). De acuerdo a la denuncia realizada a un guardaparques por dos turistas chilenas los jóvenes se encontraban encendiendo una cocinilla para calentar su comida. Por lo anterior fueron expulsados del recinto y citados para la audiencia que se realizó ayer. A esta última llegaron acompañados por una amiga, siendo representados por la defensora penal pública, María Fernanda Benavides.

Tras la formalización el fiscal les ofreció la suspensión del procedimiento en su contra con las condiciones de que cada uno realice una donación de $100 mil al Cuerpo de Bomberos de Puerto Natales y la prohibición de ingresar al Parque Nacional Torres del Paine por el plazo de un año, lo cual fue aceptado por ambos turistas. Tras ello, ambos abandonaron el tribunal.

 

Manifiestan su inocencia

Antes que concluyera la audiencia la defensora penal pública, María Fernanda Benavides, manifestó que sus defendidos querían dejar establecido que eran inocentes y que aceptaban las condiciones porque no tenían ni el tiempo ni el dinero para quedarse en Chile a la espera del juicio.

Tras la audiencia la abogada agregó que de acuerdo a sus defendidos, nunca encendieron las cocinillas ya que se encontraban consumiendo su comida fría. Lo anterior porque sabían de la prohibición establecida en la Ley chilena.

Sobre el estado de ánimo de ambos turistas, María Fernanda Benavides dijo que “estaban bastantes tranquilos, aunque un poco asombrados por el revuelo que había causado la situación que ellos en un principio no lo tomaron más allá de un incidente producto de esta confusión que habría tenido esta ciudadana chilena”.

Por su parte, el fiscal Juan Ignacio Aguilera agregó que “nosotros como Fiscalía -además de aplicar la ley- queremos entregar las señales adecuadas para que este tipo de situaciones no se vuelvan a repetir”.