Necrológicas
  • Carlos Clerc Mansilla
Innovación permitiría además disminuir degradación de praderas

Buscan desarrollar alimentación suplementaria para ganado a través de macroalgas

Por La Prensa Austral Sábado 17 de Septiembre del 2016

Compartir esta noticia
72
Visitas

– La presente iniciativa permitiría unir los rubros ganadero y acuicultor, en pos del desarrollo de una industria regional de alimentos para la producción pecuaria. 

Incrementar la rentabilidad de la actividad ganadera al incorporar suplementación estratégica de alimento en los períodos críticos para el animal, permitiendo mejorar con ello factores determinantes en producción de kilos y la calidad de carne, es el propósito que se busca lograr a través del estudio denominado “Investigación Desarrollo  de Alimento Ovino en Base a Macroalga”.

Este proyecto -según explicó la seremi de Agricultura, Etel Latorre Varas- apunta a la  innovación y propende al desarrollo de un alimento que complemente la dieta de los ovinos en nuestra región.

Macroalgas

En sí, el deterioro de los suelos y pastizales de la región es una preocupación creciente a nivel regional. En dicha línea, el estudio -publicado por el Centro de Información de Recursos Naturales (Ciren) titulado “Determinación de la Erosión Actual y Potencial de los Suelos de Chile” (2010)- indicó que la región muestra una superficie de 13.200.000 hectáreas (ha), de las cuales 3.763.000 corresponderían a suelos erosionados en condiciones de ligera, moderada, severa y muy severa.

Es, por ello, que, en la búsqueda de soluciones alimenticias alternativas, la fabricación regional de un alimento pelletizado compuesto con materias primas locales y diseñado específicamente para satisfacer los requerimientos nutricionales de los corderos magallánicos, se vislumbra como una gran alternativa, favoreciendo además en términos de precios a los productores pequeños.

La materia prima sería un recurso abundante, escasamente explotado en la zona y con alto valor nutricional, las macro algas marinas.

Según expresó Etel Latorre, su uso como alimento de rumiantes se ha estudiado ampliamente durante la última década, demostrando efectos benéficos en la salud y producción de estos animales. De este modo, la presente iniciativa, cuyo estudio tiene una duración de 24 meses y reviste un costo de $190.230.000, permitiría en el mediano plazo unir dos rubros productivos, el ganadero y el rubro acuicultor en pos del desarrollo de una industria regional de alimentos para la producción pecuaria. 

Finalmente, la seremi sostuvo que desarrollar un tipo de alimento de estas características tiene como ventaja reducir los costos de alimentación del rubro ovino, lo que implicaría propender hacia una mayor intensificación del rubro. “Se requiere mejorar el manejo de la carga animal y permitir de esta forma el descanso a la pradera, que se encuentra actualmente en un alto nivel de degradación”.

Mejorar de salud

A consecuencia de lo descrito, no sólo se prevé aumentaría la productividad del rubro ovino, sino que además mejoraría la salud del animal en momentos críticos (parición), elevando así el porcentaje de destete. El rendimiento de la canal y su perfil nutricional también tendrían un impacto positivo que podría producir un crecimiento para el sector ganadero e industrial regional en el mediano, largo plazo.