Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Califican como egoísta y vergonzosa polémica por nombre del Gran Premio

Por La Prensa Austral Jueves 16 de Julio del 2015

Compartir esta noticia
3.328
Visitas

Dejando de lado las manifestaciones que rayan el respeto que todos las personas se merecen -especialmente si son dirigentes de una institución deportiva- las más mesuradas opiniones de los principales protagonistas del Gran Premio de la Hermandad Chileno Argentino (los pilotos porvenireños de la carrera) califican como una situación lamentable las tensiones que están ocurriendo respecto al nombre oficial del evento, o a la pertenencia del patrimonio de la histórica prueba deportiva. Hay coincidencia, eso sí, que es necesario un acercamiento de las posiciones antagónicas, ya sea mediante la cesión de posturas para los directivos de una u otra organización, o a la intervención superior de la autoridad política, comunal o provincial.

Los pilotos porvenireños

“Yo veo esta disputa como algo egoísta de parte del Club de Volantes, porque pienso que el Gran Premio de la Hermandad es algo que les pertenece a todos los fueguinos, no es algo que sea sólo de un Club, porque ya trascendió eso. En su momento estaba don Ante Vukasovic, el señor Beros, mi vecino Don Víctor Valenzuela, ‘Cochecho’ López, ‘Marianito’ Mimica… yo creo que ellos nunca se imaginaron en llegar a pelear por cosas como éstas”, señaló Carlos “Cuco” Soto, quien el año pasado cobró notoriedad cuando navegó junto al fallecido y destacado piloto nacional de motos y automovilismo, Carlo de Gavardo, al que además le consiguió el auto y con quien -desde que lo invitó a correr en el Gran Premio- trabó una gran amistad.

“Esto es de nosotros, los fueguinos, y por lo mismo no tengo ningún problema en decir ‘Gran Premio de la Hermandad’, porque es algo que nació conmigo y de los 33 años que llevo en Porvenir, me identifico con la carrera, a la que mi papá me llevaba a ver. A mi parecer, lo que hay es una pelea egoísta y vergonzosa”, criticó Soto.

Para un corredor veterano de competencias locales y podio en numerosos Gran Premio, el porvenireño Patricio Gallardo, los líos que se observan hoy en la parte chilena del evento “tuerca”, considerada la mayor carrera de Sudamérica en número de competidores y por características únicas, “en lo personal me parece que esta carrera no es de un ente. Que haya partido haciéndola alguien, ¡de acuerdo!, pero Vicente Arteaga no fue el que inició esta carrera ni el que la gestó”.

“El (Arteaga) vino a posicionarse en una época en la cual estuvo varios años ‘remando solo’, en la cual todos lo apoyamos también. Pero hoy día yo le he dicho porqué el Club de Volantes no se acerca a Adelfa y no sé porqué no han querido, o es que Vicente quiere remar contra la corriente. Lo más fome es que esta carrera le pertenece hoy a todo el pueblo, incluso a toda la región, en cierto sentido. Pero es de la isla, no es de la Adelfa, ni de Vicente Arteaga ni del Club de Volantes, sino que ya es patrimonio de la comunidad, donde todos somos partícipes y somos parte de ella, y si hay personas que quieren lucrarse o aprovecharse de algo, me parece que no corresponde. Hace poco en Natales ocurrió algo parecido y el alcalde dijo ‘esta Carrera es del pueblo’ y punto. Falta que alguien acá lo tome, ya sea la alcaldesa o la gobernación y deje de lado este litigio y sea realmente del pueblo”, terminó Gallardo.

Corredor y moderador

En tanto que Norberto “Beby” Sánchez, otro destacado representante porvenireño en el Gran Premio, en el que ostenta algunos podios importantes, fue mucho más cauto y conciliador al manifestar su parecer, indicando que “hay un tema legal, donde el Club de Volantes se anticipó patentando el nombre ‘Gran Premio de la Hermandad’. Me parece mal porque perjudica la carrera en su nombre tradicional. Creo que debe haber un acercamiento entre las dos partes, Adelfa y el Club de Volantes, pero no sé cuál de los dos es el ente que no tiene interés en conversar con el otro. Esa sería la solución ideal, porque incluso los argentinos se arriesgan a tener sanciones judiciales por el nombre si lo emplean en el lado chileno”.

Sánchez cree que es inevitable arriesgarse a ser demandado por el Club de Volantes, si la organización utiliza la denominación histórica del evento, porque se trata de una marca registrada en todo el país, “salvo que ellos (Volantes) legalmente autoricen su uso a la Adelfa. Pero para eso, uno de los dos debe ceder”.

Habla uno de los fundadores

El problema que tensiona al principal torneo de automovilismo local avergüenza a uno de sus fundadores: don Ante Vukasovic, primer tesorero del Gran Premio, que ve como “una vergüenza en la parte chilena tantas peleas, da la impresión que hubiera partes interesadas en sacar plata, ¡no sé porqué tanto interés en algo que cuesta plata y mucho trabajo!”.

El antiguo dirigente recuerda que al crearse el evento, a los organizadores en 1974 les costó “un montón de plata, que la junté aunque estuve 15 días sin pisar ‘La Fueguina’ (su bomba bencinera de Porvenir), trabajando, corriendo atrás de papeles legales, de Aduana, de la gobernación, un trabajo que no está recompensado por ningún lado. Entonces, no veo cuál es el afán de pelearse tanto hoy”.

Por lo mismo, el pionero del evento de automovilismo lamenta que la Adelfa haya borrado el término “de la Hermandad”, pues recalca que la carrera fue creada en honor a la hermandad que siempre ha existido entre los pueblos de Porvenir y Río Grande, desde su génesis. Rememora que al principio lo que había era toda una gran familia, unida a ambos lados de la frontera, pues la mayoría de sus respectivos habitantes eran parientes entre sí. “No sé hoy, pero en aquella época el 56% de los residentes en Río Grande eran chilenos, por lo tanto, éramos hermanos. Puede que hoy haya variado eso, pero de todas maneras están los descendientes, hijos, nietos”.

Esa buena relación de los fueguinos de raíz común es lo que rescata Vukasovic, muy distinto a lo que sucede entre Punta Arenas y Río Gallegos, por eso el nombre de la Hermandad y por eso lamenta que haya líos de nombre y de instituciones en torno a la prueba, y menos que sea la autoridad quien eluda su nombre de origen. “Siento que no debería pasar lo que está pasando en Porvenir: somos cuatro ‘pelagatos’ y nos estamos peleando entre sí y me da vergüenza, porque yo asistí hace un par de años a un homenaje que se hizo en Río Grande y ahí realmente se ríen de nosotros”.

Con la experiencia y sabiduría que le dan los años, don Ante terminó ofreciendo un consejo a los directivos de Adelfa y del Club de Volantes: “tendrían que unirse y formar el evento como una familia, como se hizo al principio. Nosotros mismos organizábamos bailes, don Víctor Szigethi estaba atrás del mostrador de la cantina cobrando, cosa que no se fuera ni un peso; el finado Guillermo Beros, ‘Cochecho’ López, Jorge Sánchez, posteriormente Mladen Mimica, el ‘Tonchi’ Rogosich, todos trabajábamos para engrandecer esta carrera. Así mismo debiera ser hoy”, clamó.