Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Camioneta municipal fue robada y horas más tarde protagonizó violento accidente carretero a 129 kilómetros de Punta Arenas

Por La Prensa Austral Domingo 24 de Julio del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.077
Visitas

Cinco personas heridas, una de ellas con lesiones de extrema gravedad, además de un detenido por robo de vehículo y manejo bajo los efectos del alcohol, fue la nota negra que ensució ayer la fiesta comunal, dado que el vehículo le fue sustraído a personal de la Municipalidad de Punta Arenas que trabajaba ultimando detalles para el Carnaval de Invierno. El presunto autor del robo alcanzó a conducir casi 130 kilómetros rumbo a Puerto Natales, provocando el grave accidente carretero.

A las 11,13 horas comenzó a gestarse el hecho que empañó la primera jornada del carnaval, luego que una camioneta Zna Rich, de propiedad de la empresa de rent a car Hertz, pero que era utilizada por funcionarios de la municipalidad, fuera robada desde el frontis del municipio, en un descuido de sus trabajadores.

De acuerdo a los antecedentes recopilados, el autor del robo del vehículo sería Sergio Yohan Apablaza Silva, de 22 años (quien más tarde sería detenido tras el volante). Este circuló por diferentes arterias de la ciudad, hasta que cerca de las 11,30 horas emprendiera rumbo a la Ruta 9 Norte, hasta el kilómetro 129,8, donde impactó frontalmente contra un vehículo de patente argentina cuyos ocupantes viajaban a Punta Arenas.

Dramática emergencia

Testigos de lo sucedido aseguran que el vehículo de trabajo transitaba zigzagueante por la ruta, incluso algunos viajeros estaban dando aviso telefónico a Carabineros para informar lo peligroso del errático comportamiento de su conductor. Sin embargo, no pudieron presumir lo que ocurriría en ese instante, a las 13,20 horas, cuando la camioneta colisionó frontalmente al station wagon Kia Mohave que conducía Pedro Ruiz Paredes.

Tal energía se involucró en el impacto, que el segundo vehículo terminó volcando a un costado de la ruta, mientras la camioneta municipal resultó destruida en su parte frontal y comenzó a incendiarse. Pero, increíblemente, el conductor de este último móvil bajó por sus propios medios, evidentemente bajo los efectos del alcohol, siendo auxiliado y retenido por transeúntes a la espera de la policía.

La familia transandina sufrió las consecuencias más graves, salvando con múltiples heridas el conductor de 54 años y con lesiones de mayor complejidad su hija y su yerno, Mariana Andrea Ruiz y Jonathan Gabriel Barría, de 23 y 24 años respectivamente. Sin embargo, mucho más complejo era el panorama para la cónyuge del conductor, María Ninfa Miyacahuín, la que quedó atrapada entre los hierros deformados por la fuerza de la colisión.

Ante tal panorama de múltiples heridos, dos vehículos destrozados y uno de ellos con fuego en su motor, no tardó en activarse un amplio operativo de rescate, dirigiéndose al lugar, 29,8 kilómetros más al norte de Villa Tehuelches, tres ambulancias, dos de ellas de Natales y una del Sistema de Atención Médica de Urgencia (Samu) de Punta Arenas; la Unidad de Rescate Vehicular de Bomberos de nuestra ciudad; voluntarios bomberiles también de Puerto Natales; además de Carabineros de diferentes unidades, encabezando el procedimiento el personal del retén de Morro Chico.

Los primeros auxilios le fueron entregados a los jóvenes y al conductor transandino, al igual que a Apablaza Silva, debiendo enfrentar la espera de los efectivos bomberiles, ya que debió utilizarse herramientas hidráulicas para poder liberar a la mujer que quedó atrapada, que presentaba graves y evidentes lesiones en sus extremidades inferiores, con fracturas expuestas y diversos cortes profundos.

A lo anterior, se sumó el helicóptero de Carabineros, despegando desde nuestra ciudad con más voluntarios de Bomberos, siendo trasladada en dicha aeronave la mujer, requiriéndose cerca de 30 minutos para conseguir sacarla del vehículo destruido, siendo ingresada al Servicio de Urgencias del Hospital Clínico, donde debió ser intervenida quirúrgicamente dada la gravedad de sus heridas, siendo, hasta anoche, su estado de salud muy grave. En tanto, el resto de los heridos fueron derivados al mismo centro hospitalario por tierra.

Informándose el fiscal de turno de lo sucedido, y pese a que uno de los vehículos debió ser movido del lugar donde quedó para reabrir la carretera, se le encargó a personal de la Sección Investigadora de Accidentes de Tránsito de Carabineros (Siat) para el peritaje del lugar.

Accidente evitable

“Si el municipio hubiese dado aviso cuando correspondía, este accidente, a diferencia de muchos otros, se habría podido evitar”, reclamó ayer Pedro Santander, gerente regional de la empresa Hertz, firma que rentó el vehículo a la municipalidad.

Lo anterior en relación al registro del GPS que tenía la camioneta, considerando que fue sustraída a las 11,13 horas, mientras que el encargo por robo ingresó sólo hasta las 12,57 horas a la Central de Comunicaciones (Cenco).

“A nosotros se nos avisó cerca de las 13 horas y nos demoramos sólo un par de minutos en hacer el rastreo del vehículo, detectándolo en el kilómetro 120 de la ruta 9, deteniéndose minutos más tarde en el lugar del accidente. Si la persona responsable nos hubiese hecho una oportuna llamada, esta persona podría haber sido interceptada antes de que saliera del radio urbano”, concluyó Santander.