Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Centro Subantártico posicionará a Cabo de Hornos a la vanguardia de la arquitectura mundial

Por Elia Simeone Martes 5 de Enero del 2016

Compartir esta noticia
918
Visitas

Un edificio icónico. Así fue definido y proyectado desde el principio por sus impulsadores. Y así será, de hecho, el Centro Subantártico Cabo de Hornos, que se apostará en Puerto Williams.

Su diseño final fue dado a conocer ayer a los miembros de la Comisión de Ciencias, Energía y Nuevas Tecnologías del Consejo Regional (Core), luego de que la consultora encargada concluyera su trabajo el pasado 28 de diciembre de 2015.

El diseño contempla 2.500 metros cuadrados de construcción, con tres volúmenes principales, uno según cada línea de acción que se desarrollará en el centro.

La primera la estará destinada a la investigación científica de nivel mundial; la segunda, a la enseñanza y allí va a operar el futuro centro de formación técnica de Puerto Williams e instalaciones de otro tipo de actividades educativas; y la tercera, al turismo, albergando un auditorio para unas 150 personas que tendrá una vista privilegiada del canal Beagle y de la Cordillera Darwin.

Según informó el presidente de la Fundación Omora, Ricardo Rozzi, el diseño así proyectado prevé una inversión de unos 7 mil 800 millones de pesos.

“De acuerdo a lo que estamos hablando y lo que se planteó al interior del Core, estos recursos podrían ser imputados al Fondema”, comentó.

Si todo marcha bien, el proyecto debería ser puesto en tabla para que el Consejo Regional lo apruebe durante este mes de enero, a fin de que comience su construcción durante el primer semestre de este año.

“Queremos licitar en marzo y abril, para que pueda ser inaugurado a fines de 2017”, acotó el ingeniero Rodrigo Vera, director del proyecto.

Referente arquitectónico
y de sustentabilidad

El gobierno regional entregó recursos el año 2014 para dicho diseño, el cual fue adjudicado a un equipo de consultores liderados por la compañía norteamericana Ennead Arquitect de Nueva York, en asociación con oficinas de arquitectura chilenas, representadas por Cristián Sanhueza y Cristián Ostertag.

Lo que más entusiasma a Rozzi y a Vera es que la edificación, tal y como está concebida, será un referente tanto arquitectónico como de sustentabilidad de nivel mundial.

Rozzi remarcó que será el primer edificio en Magallanes que contará con la certificación internacional Leed (sigla en inglés de Leadership in Energy an Environment Design), poniéndose a la vanguardia nacional y mundial al estilo del Planetario Hayden de Nueva York y la Biblioteca y Museo Presidencial Bill Clinton, en Arkansas.

Vera explicó que, de un mínimo de 40 puntos que se pide para lograr tal certificación, el proyecto chileno obtuvo 54.

“En el tema energético, esta construcción está llamada a ser un referente en lo que es la sustentabilidad y la armonía con el medio ambiente”, puntualizó Vera y agregó: “Con tal certificación, uno se asegura que el edificio tendrá realmente criterios de diseño que lo hacen armónico con el uso de la energía, agua y el bienestar de las personas”.

Destacó que en este punto se trabajó en forma afiatada con el Centro de Estudio de Recursos Energéticos de la Universidad de Magallanes (Cere), que es liderado por Humberto Vidal. 

Esperan que, así, el Centro Subantártico Cabo de Hornos sirva de modelo para otros proyectos tanto en la región como en el resto del país.

Para sacar adelante este centro, estiman que ha sido fundamental el apoyo del gobernador de la Provincia Antártica, Patricio Oyarzo. “El ha sido importante para impulsar esta obra”, remarcó Vera.

En cuanto a los gastos de operación, administración y mantenimiento, se indicó que se ha estimado que serán de unos 250 millones de pesos al año. Se proyecta que de esto se haga cargo la Umag en conjunto con la Fundación Omora y su reciente alianza con la Pontificia Universidad Católica de Chile.