Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Claudio Flores Flores, administrador municipal: “Lo que no logra ver la comunidad Jesús Nazareno es que la cancha que fue desarmada, constituía una inversión pública”

Por La Prensa Austral Sábado 6 de Febrero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
273
Visitas

El personero de la repartición edilicia afirmó que el gobierno regional ya está en conocimiento de la situación que ha afectado –a juicio de él- un bien municipal.

Nosotros ya iniciamos las acciones para tener una respuesta, respecto de esta situación, para luego -en conjunto con el gobierno regional- tomar una decisión sobre los pasos a seguir”, afirmó ayer el administrador municipal Claudio Flores Flores, al referirse al desarme de una multicancha ubicada a la altura de las avenidas Circunvalación con Salvador Allende, cuyos terrenos fueron cedidos en comodato a la Municipalidad de Punta Arenas desde el año 2013, por parte de la comunidad cristiana Jesús Nazareno.

“Quienes debíamos tomar la decisión de lo que se hacía o no con esa inversión pública (refiriéndose a la multicancha), era precisamente el gobierno regional en conjunto con el municipio”, agregó el directivo municipal, quien afirmó que el comodato firmado entre la repartición edilicia y la comunidad religiosa implicaba que el Concejo Municipal de Punta Arenas tomara una decisión al respecto, por tratarse de un bien de uso público.

“La comunidad Jesús Nazareno envió una misiva que fue ingresada al municipio el 18 de enero, pidiendo al alcalde Boccazzi y al honorable Concejo Municipal el término al contrato de comodato. Pero lo que no sabía la comunidad es que el comodato requiere de un acuerdo de los concejales para que efectivamente pueda ser cesado. No es una condición suficiente que dicho contrato, quede sin efecto, porque una de las partes así lo pide”, acotó Flores.

Reunión con obispo

El funcionario municipal informó además que -tras reunirse con el obispo Bernardo Bastres, para abordar lo sucedido- la autoridad eclesial habría planteado que la parroquia Jesús Nazareno cuenta con la figura de rector, persona que representa las determinaciones que allí se asuman y que en este caso corresponde al padre Miguel Velásquez.

“Mandamos un oficio al representante de la comunidad cristiana, para que nos comente cuál es la situación sobre el desarme de la cancha. Le consultamos sobre los hechos que motivaron esa decisión”, manifestó Flores, enfatizando en que la gravedad del hecho, responde a que –habiendo un comodato vigente con la repartición edilicia-no hubo una consulta previa para tomar dicha decisión.

“Lo que no logra ver la comunidad es que allí se hizo una inversión pública, respecto de la cual incluso un consejero regional –en justicia-planteó que dicha infraestructura pública, fue financiada con platas de todos, en beneficio de personas que habitan el sector, siendo desarmada sin previo aviso al comodatario que en este caso, es la municipalidad”, remarcó.

El funcionario municipal precisó además que el gobierno regional ya está informado de la situación descrita, a razón que fueron 70 millones de pesos, los dineros invertidos por el Core (Consejo Regional) a una iniciativa, que fue postulada por el municipio de Punta Arenas, entidad que asumió el rol de Unidad Técnica en el referido proyecto.