Necrológicas
  • Francisco Cárdenas Oyarzún
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • María Eugenia González Hernández
  • Juan Humberto Mellado Candia

Cocina magallánica será la estrella de nuevos proyectos habitacionales

Por La Prensa Austral Domingo 27 de Septiembre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
947
Visitas

A fines de octubre o principios de noviembre, se realizará la apertura de la licitación que permitirá, luego, construir las primeras viviendas patrimoniales que rescatan la cocina magallánica como centro del hogar y que también consideran aspectos étnicos propios de la cultura habitacional de los pueblos originarios.

Se trata de los modelos de casa Pionera y Kawésqar, que se entregarán a familias de grupos que tienen raíces mapuche-huilliche (agrupación Ñuque-Ruka) y kawésqar-yagán.

Las primeras 130 viviendas que irán para el grupo con identidad mapuche-huilliche tienen un costo de 109.111 Unidades de Fomento, se levantarán en la zona identificada como Loteo Sur 3.

Las otras 208 casas destinadas para los descendientes de los canoeros australes tienen un valor de 192.422 UF  y se ubicarán en la urbanización de los Loteos 1 y 2 Sur.

El proyecto contempla, además, que un conjunto de estas viviendas puedan ser ampliadas en el futuro por sus moradores, dejando instaladas las bases y los pilares para que cada grupo familiar pueda casi duplicar los metros cuadrados de su casa.

En el caso concreto de las viviendas de 45 metros cuadrados, éstas podrán ampliarse hasta llegar a unos 90 metros cuadrados.

Además estos nuevos conjuntos habitacionales consideran un tercer grupo de casas, denominadas Caserón Austral, que es el antiguo proyecto de cuadripareo al cual se introdujeron mejoras sustanciales como muros cortafuegos y redisposición habitacional, de tal forma que las habitaciones de familias diferentes que estén unidas sean las menos habitadas durante el día. Esta redistribución se pensó para aislar lo más posible piezas como los dormitorios, a fin de preservar la necesaria intimidad y vida común de los ocupantes de cada zona de ese caserón. Cada casi tendrá 60 metros cuadrados.

Los tres proyectos también consideran otras mejoras, como cierros perimetrales, que permitirán que cada familia reciba una casa con sus patios cerrados. También rejas frontales metálicas, uso de material térmico y baños y cocinas completamente terminados.

Según explicó el seremi de Vivienda, Fernando Haro, la construcción de estas tres unidades habitacionales será el primero en generar Barrios integrales, que permitan la convivencia de distintas tipologías dentro de un mismo sector. Ello, por un doble propósito: cumplir un lineamiento ministerial; y recuperar la tradición de Punta Arenas como ciudad en que no había barrios segregados.

Haro no oculta su satisfacción por los cambios introducidos, principalmente en cuanto sensibilizar al ministerio respecto de la necesidad de respetar el patrimonio regional y de introducir elementos propios de la zona como política ministerial y en cada proyecto que se desarrolle de aquí en adelante.

Para Haro, es relevante que la gente de los grupos que participan de las consultas y trabajo necesario para llegar a tener una casa propia entendiera que Ppatrimoniop no es sinónimo de antiguo, ya que las viviendas que recibirán cuanto con materiales modernos de construcción, que en nada difieren de los usados en los conjuntos habitaciones de las constructoras privadas.

También señaló que al interior del ministerio también se dio una discusión “en el buen sentido de la palabra- respecto de que el término “patrimonial” no tiene que llevar a extremos caricaturescos.

“Pudimos desarrollar una discusión de que tampoco el término de patrimonio no nos llevara a  que la vivienda fuera una caricatura, de hacer la ruca. No es la idea. Convenimos que se tenía que buscar una mezcla de mantener conceptos patrimoniales y, a la vez, incorporar elementos de vanguardia de tecnología, que van desde la iluminación de espacios públicos, con energía fotovoltaica, sin cableado al aire, hasta que toda la casa sea cubierta por un gran techo, con una gran cubierta (asemejando la forma de la ruca). Para ello, había que evitar los aleros”, comentó.