Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Comunicador argentino detenido portando dólares falsos acusa irregularidades de la PDI en procedimiento

Por Rodolfo Soto Domingo 14 de Febrero del 2016

Compartir esta noticia
2.055
Visitas

Un ingrato episodio vivió en Magallanes el periodista Luis Francisco Torres, propietario de Radio Atlántica de Río Grande, Argentina, luego de que compareciera en calidad de detenido ante la justicia chilena tras ser aprehendido por oficiales de la PDI, al establecerse que dos, de los cinco billetes de 100 dólares que portaba, eran falsos.

Torres recobró su libertad en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas luego de exponer en audiencia las circunstancias que envolvieron el procedimiento policial, asegurando que iniciará las acciones legales en su país para que la institución bancaria, en la que se realizó la transacción de moneda extranjera, responda por los perjuicios sufridos. Asimismo, el viernes último interpuso una querella criminal en contra de la PDI.

Luis Francisco Torres fue detenido el miércoles en nuestra ciudad y al día siguiente fue imputado ante el Juzgado por su responsabilidad en una infracción a la Ley Orgánica del Banco Central, haciendo circular, supuestamente, a sabiendas, billetes falsificados.

Durante la audiencia, su abogado, Juan José Arcos, denunció ante el juez Juan Villa Martínez, que los detectives que participaron del procedimiento no sólo habrían vulnerado garantías esenciales de su representado, como la lectura de sus derechos y constatación de lesiones, sino que, además, habrían incurrido en “falsedades” en el parte policial, incurriendo asimismo en el ocultamiento de información a la Fiscalía.

A ratos la audiencia de control de detención del ciudadano extranjero se tornó tensa. “A mi representado se le tomó declaración sin darle a conocer que podía contar con un abogado antes de hablar. Al cuartel de la PDI llegué cerca de las 20 horas, pese a que en el parte policial se consigna que cerca de las 17 horas yo le dije que no declarara, siendo que a mi representado no lo conocía de antes, por lo que es una falsedad absoluta lo descrito por la policía”, argumentó el abogado al momento de solicitar que se declarara ilegal la detención.

Asimismo, aseguró que Torres les mostró a los detectives la cartola bancaria que acreditaba la procedencia legítima del dinero incautado, documento que no habría sido incluido en la carpeta investigativa del Ministerio Público, sin informarle al fiscal de turno sobre dicho comprobante.

 

Descargos del turista

 

Durante la audiencia Torres detalló en extenso las circunstancias que rodearon su detención durante su visita a Punta Arenas.

En primer lugar, relató que los dólares los retiró desde el Banco Tierra del Fuego, en la ciudad de Río Grande, por lo que el miércoles concurrió a una casa de cambio de moneda en Zona Franca para hacer la transacción. Grande fue sorpresa cuando la cajera le puso en conocimiento que dos de los billetes eran falsificados. Nunca estuvo en su pensamiento actuar de mala fe. “Si así hubiese sido, no le habría dicho a la cajera que llamara a la PDI, sino que habría tomado la opción que me dio el dueño del local, tomando mis 300 dólares y dejando que destruyeran los otros dos billetes. Pero, yo tenía la tranquilidad de que se había obrado bien en todo momento, y que era dinero legítimo obtenido de una entidad bancaria”, precisó.

Una vez que los detectives se constituyeron en la casa de cambio para recoger la denuncia, pidieron al ciudadano argentino que lo acompaña al cuartel de la PDI, al que Torres llegó conduciendo su vehículo. Una vez en el lugar, hubo un diálogo informal, que los policías aprovecharon redactar su declaración. “Nunca me dijeron que yo tenía derecho a guardar silencio, ni tampoco que debía tener un abogado a mi lado al momento de prestar declaración”, reclamó el ciudadano argentino.

Pese a todo lo anterior, el fiscal suplente Juan Ignacio Aguilera, respaldó el actuar policial, calificando de “meros detalles administrativos” las inconsistencias del parte policial reclamadas por el abogado defensor, asegurando que fue él mismo quien instruyó a los detectives devolver los billetes legítimos, es decir, los 300 dólares restantes, a la acompañante del imputado.

En definitiva, el juez Juan Villa acogió la denuncia del defensor, pero no así la ilegalidad de la detención, siendo formalizado Torres por el supuesto ilícito de una infracción a la Ley Orgánica del Banco Central, aunque en su caso se llegó a una suspensión condicional del procedimiento, quedando obligado el ciudadano argentino a donar 100 mil pesos a favor del Hogar Ignazio Sibillo, y ceder los billetes adulterados para su destrucción. Dicha salida alternativa al proceso judicial fue aceptada por el periodista, aunque manifestó su intención de llegar a juicio si se cuestionaba su honorabilidad.

Finalmente, Torres pidió copia de todo el proceso judicial abierto en su contra en Chile, a fin de iniciar las gestiones que correspondan contra el banco o el funcionario que sea el responsable de la entrega de los dos ejemplares falsificados de moneda norteamericana.

En la denuncia acogida por el juez a cargo, se ordena al Ministerio Público reunir los antecedentes para que se investiguen eventuales vulneraciones en los derechos del imputado.

 

Acciones legales

 

Como lo había anunciado previamente, el viernes, acompañado de su abogado, el comunicador llegó nuevamente al Juzgado de Garantía, ahora con la intención de acreditar el pago del donativo al Hogar Sibillo, pero además, con el propósito de interponer una querella criminal por el delito de falsedad, contra quienes resulten responsables frente a las supuestas inconsistencias en el proceder de los detectives.

Describió como “muy fuerte” la experiencia de haber estado esposado, y encerrado en calabozos, a la espera de un procedimiento que, a todas luces, se explicaba con su propio actuar, siendo él quien inició el procedimiento policial, ya que le pidió a la cajera de la casa de cambio de moneda que llamaran a la PDI, entendiendo que los dólares que portaba eran legítimos, al ser entregados por un banco.

Torres aseguró que agotará las instancias legales en su país para que el banco se responsabilice del bochornoso episodio vivido en Chile, y que le restituyan los 200 dólares requisados con ocasión del procedimiento policial.

Finalmente, formuló un llamado a los turistas a extremar las precauciones al momento de realizar transacciones con moneda norteamericana, por muy legítimo que sea su origen, a fin de evitar verse envueltos en “procesos de extrema dureza e inflexibilidad”, reafirmando antes de su regreso a su ciudad de origen, Río Grande.