Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Concejal José Aguilante, en alusión a falta de normativa que regule ruidos molestos: “El municipio no saca nada de llenarse de ordenanzas, si no cuenta con inspectores suficientes para su aplicación”

Por La Prensa Austral Jueves 11 de Febrero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
278
Visitas

El edil informó que Carabineros se encuentra limitado en su accionar policial, cuando constata la emisión excesiva de bullicio alterando la convivencia social, situación que requiere ser atendida de manera urgente.

La Constitución Política de Chile en su artículo 19, numeral 8, refiere a que es deber del Estado “asegurar a todas las personas el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación”, existen normativas específicas reguladas por la Ley General de Medio Ambiente, que establecen el marco o base para actuar en caso de que ruidos molestos entrampen en la comunidad la armonía que todos anhelan, reglas que además deben ser complementadas con ordenanzas municipales que en el caso de Punta Arenas, asoman en un espacio vacío y sin regulación.

En este aspecto, el edil José Aguilante Mancilla argumentó que los ruidos excesivos no son un tema que sólo afecte al centro de la ciudad de Punta Arenas, sino que obedecen a un tema mucho más amplio, que ha desatado verdaderos conflictos vecinales en diversos puntos de la ciudad y donde Carabineros ve limitado su accionar, al momento de recibir denuncias.

“Algunas semanas atrás tomé contacto con funcionarios a cargo del Plan Cuadrante de Carabineros, quienes están vinculados a temas de seguridad ciudadana, y pude constatar que efectivamente uno de los problemas que más afecta a la comunidad en Punta Arenas es el referido a los ruidos molestos. Hay situaciones como las carreras de autos o la música a exceso de volumen, que abruma en no pocas ocasiones la convivencia de muchas familias, puntualmente en sectores poblacionales. Sin embargo, Carabineros ve restringida su labor, porque justamente no existe una normativa comunal que se encargue de fiscalizar, ordenar y sancionar estos temas, que son mucho más recurrentes de lo que la gente imagina”, afirmó Aguilante.

El concejal que si bien, concuerda con los ediles Vicente Karelovic y Juan José Arcos, quienes repararon esta semana en la necesidad de decretar una ordenanza municipal sobre ruidos molestos, plantea que primero se requiere incrementar el número de inspectores (o fiscalizadores) en la repartición edilicia.

“El municipio no saca nada de llenarse de ordenanzas, si no contamos con inspectores suficientes para su aplicación, En este punto, he solicitado a la Asociación Chilena de Municipalidades -de la cual formo parte- para que se nos pueda otorgar la información, para elaborar una propuesta sobre generar normativa sobre ruidos molestos a la brevedad”, precisó Aguilante.

Facilitar espacios juveniles

A raíz de las observaciones que un grupo de artesanos formuló a este medio, en directa alusión a la prolongada intervención sonora que la Batucada Municipal Da Soul exhibía esta semana en la Plaza Benjamín Muñoz Gamero, los ediles Vicente Karelovic y Juan José Arcos coincidieron en afirmar que -mientras no exista una ordenanza que ordene la emisión de ruidos en la comuna- nadie puede intervenir, salvo que el jefe comunal instruya ordenar el centro cívico.

El edil José Aguilante, en tanto, afirmó que debe ser la propia Corporación Municipal (Cormupa) la que facilite espacios a las agrupaciones juveniles, aportando a que se combine la expresión cultural legítima de diversos sectores de la comunidad, con la convivencia armónica.

“Hay un desafío para la propia Corporación de Educación para que abra las puertas de espacios que -en la época estival están disponibles- y donde los jóvenes que requieran ensayar para alguna presentación, puedan ocuparlos, sin interferir la convivencia de otros”, subrayó.