Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Condiciones de hacinamiento revela consultorio 18 de Septiembre

Por La Prensa Austral Miércoles 18 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
495
Visitas

Notorios problemas de infraestructura, revela el consultorio 18 de Septiembre de Punta Arenas, establecimiento de salud que tiene registrados a más de 16 mil usuarios, pacientes que son atendidos por alrededor de 90 funcionarios -entre técnicos y profesionales de la salud- quienes a duras penas “optimizan el escaso espacio”, en que desenvuelven sus actividades diarias.
Es lo que revela la sala donde se realizan las muestras de sangre, espacio que cuenta con dos camillas y un mesón donde las técnicos y estudiantes en práctica, deben compartir un espacio reducido, situación que impacta en la disposición de las horas de atención a público. Algo que distribuyen en 40 tomas de muestra diaria, para evitar el colapso en la atención a usuarios que se mantienen en listas de espera.
Por otro lado, el estado en el que se encuentran los espacios disponibles para el servicio de esterilización no es menos grave, si se considera que los profesionales a cargo, tuvieron que habilitar la sala destinada al vestuario de damas, para poder distribuir las cajas con los líquidos que se ocupan para las tareas de asepsia médica.
Otro problema no menor, es la disposición de dos boxes de atención a usuarios que debieron ser reubicados en un contenedor que la dirección del recinto, ordenó anexar al consultorio, justamente para descomprimir los reducidos espacios.
Sin embargo, la necesidad de disponer de una bodega, ha ido transformando el contenedor en un receptáculo de cajas y materiales, en un comedor, donde además se encuentra ubicada una sala diminuta, en la cual el informático, del recinto debe realizar las operaciones que le son demandadas.
Involucramiento del
Servicio de Salud
Para el kinesiólogo Alejandro Fernández Gálvez, quien lleva tres meses en el cargo de director, los problemas de infraestructura que presenta dicho recinto llevan una década de espera, para una solución que se ajuste a la nueva realidad que presenta la atención de pacientes.
Fernández afirmó que incluso existe una reunión pendiente con el Servicio de Salud Magallanes, para buscar alternativas que den solución a un tema que puede acarrear consecuencias de mayor alcance.
“Hace diez años, estamos a la espera de que el Centro de Salud Familiar 18 de Septiembre, sea normalizado. Tenemos un problema de infraestructura de larga data. Para que las obras de mejora en la infraestructura sean ejecutadas, estamos en conversaciones con el Servicio de Salud para ver en qué fase o etapa podemos avanzar. El espacio se ha visto reducido, porque la demanda es mayor que la cantidad de funcionarios, con la que disponemos en la implementación de diversos programas de salud. La infraestructura actual ya no aguanta mucho más y necesitamos una solución concreta. Hay una situación notoria de hacinamiento y lamentablemente el contenedor que tuvimos que anexar, no está cumpliendo sus funciones y hemos tenido prácticamente que usarlo de bodega”, admitió Fernández.
Sin precisar los problemas técnicos generados en el sistema de calefacción -el cual se ha visto interrumpido en forma oscilante- el director del recinto de salud, aclaró que se debió decretar el cierre del recinto de salud pública, para este viernes.