Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba
Por primera vez sesiona en regiones

Congreso del Futuro: el importante rol que tendrá Magallanes en los cambios que experimentará el planeta

Por La Prensa Austral Martes 19 de Enero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
302
Visitas

Un grupo de 90 científicos de todo el mundo llegó a Chile para exponer sobre distintas temáticas ligadas a la ciencia.

Con un gran marco de público y la presencia de renombrados científicos de todo el mundo, se llevó a cabo el Congreso del Futuro que, por primera vez, se realiza en distintas regiones del país.

La relevancia que tendrá Magallanes y Antártica Chilena en los cambios que se aproximan producto del cambio climático, fue uno de los temas centrales del evento, que por quinto año consecutivo es organizado por el Senado de la República.

“Esta región es el ecosistema subantártico más importante del planeta; tiene las reservas de agua más importantes del mundo; en esta región se pueden desarrollar microalgas que se están extinguiendo en otras partes del planeta por el calentamiento; además, se dan situaciones tan extremas como que la flora que crece acá y la fauna tienen características genéticas y de adaptación que no tienen en otras partes y vamos a tener que adaptarnos al cambio climático y acá, por ejemplo, hay una especie de flora, de pasto, que crece con agua salada”, afirmó el senador, Guido Girardi, presidente de la comisión Desafíos del Futuro de la Cámara Alta.

Dicha comisión, conformada por cinco senadores, entre ellos la magallánica, Carolina Goic, tiene como particularidad que integra premios nacionales de ciencia. “Lo que hacemos es tratar de anticipar los debates en distintas áreas. Hoy hablamos de cambio climático, pero también en materias de regionalización, de energías renovables, o en materias de educación, por ejemplo. Lo que se busca es ser una instancia que acerca la producción del conocimiento en nuestro país con la política legislativa”, explicó Goic.

Expositores

El evento contó con cuatro expositores, todos científicos de relevancia mundial, quienes trataron distintas temáticas que tienen relación con el Magallanes del futuro.

La primera de ellos fue la experta mundial en cambio climático, Vicky Arroyo, directora ejecutiva del Centro Climático de Georgetown, Estados Unidos, quien trabaja desarrollando soluciones posibles que ayuden a mitigar los efectos del cambio climático y adaptar nuestras actuales políticas a los nuevos escenarios.

En segundo lugar, fue el turno del italiano, Stefano Mancuso, neurobiólogo que estudia los vegetales y su inteligencia, quien expuso sobre la importancia de las plantas en el planeta, que son la base de toda la vida, y cuyo cuidado se está subestimando en todo el mundo. “Todo nuestro alrededor, lo que respiramos y vivimos día a día viene de las plantas. Por ende, deberíamos cuidarlas”, indicó el científico, agregando que “la Región de Magallanes tiene un potencial increíble para el mundo entero, porque aquí sí existe un clima que no se encuentra en otros lados. Aquí se encuentran plantas que sólo pueden crecer en esta zona y que tienen una resistencia que no se puede hallar en otros lados del mundo”.

Otro de los expositores fue Rafael Yuste, científico destacado en el ámbito de la neurociencia y una de las autoridades mundiales en este tema, quien explicó cómo el programa Brain, de la administración de Barack Obama, es un esfuerzo que puede ayudar a dotar de herramientas más precisas y potentes para descifrar las “junglas neuronales”. “Esto puede ayudar en tres dimensiones: primero, porque si podemos entender cómo funciona el cerebro, entenderemos la mente por dentro de una manera científica por primera vez, lo que puede generar cambios tremendos en la humanidad y nos hará más libres. La segunda razón es clínica y es que actualmente no podemos curar prácticamente ninguna enfermedad mental y neurológica, porque no podemos arreglar la máquina mientras no entendamos cómo funciona; y la tercera razón es económica, porque entender el cerebro posiblemente lleve de la mano el desarrollo de unos campos nuevos de tecnología que pueden crear una industria de neurotecnología en el futuro”, explicó.

El cuarto científico que expuso en el encuentro fue Gilles Boeuf, quien se encargó de tocar el tema de la biodiversidad.