Necrológicas

Consagrados escritores guían el caudal del nuevo talento literario escolar

Por La Prensa Austral Sábado 26 de Agosto del 2017

Compartir esta noticia
209
Visitas

Taller literario de excelencia del Consejo de la Cultura y las Artes

Christian Formoso y Pavel Oyarzún dirigen este taller que se desarrolla los miércoles en el Liceo Luis Alberto Barrera y del que forman parte diez estudiantes. Estas clases son apoyadas por la Fundación Pablo Neruda y la Universidad de Magallanes

Un crecimiento en ambos sentidos, donde la relación va más allá del maestro al alumno. También el joven aprendiz puede sorprender y enseñar con sus nuevas herramientas. Esto sucede con no poca frecuencia en el taller literario de excelencia, que realizan los destacados escritores regionales Christian Formoso y Pavel Oyarzún, que se desarrolla los miércoles en el Liceo Luis Alberto Barrera.

La iniciativa de los escritores es apoyada por el Consejo de la Cultura y las Artes, y cuenta con la colaboración de la Fundación Pablo Neruda, así como de la Universidad de Magallanes. Los alumnos fueron seleccionados tras presentar sus obras, y entre mayo y junio, comenzaron a reunirse, a las 18,30 horas, en este establecimiento.

“Lo primero que nos llamó la atención fue su vocación literaria. Ellos llegan a través de un proceso de selección en que muchos chicos de distintos colegios de Punta Arenas enviaron sus textos, y con Christian seleccionamos. El cupo era solamente de diez y quedaron ellos. Han persistido en el taller, realizan los trabajos, las lecturas y en el fondo es una forma de afianzarlos como escritores y lectores en ciernes y a pensar en su vocación literaria. Creo que ha sido una experiencia enriquecedora para ellos y para nosotros, como escritores y talleristas”, destacó Pavel Oyarzún.

Terror, misterio y sangre

Antes de iniciar una de las clases, algunos de los participantes del taller compartieron con esta sección, algunas de sus impresiones. Entre ellos hay visiones, realidades y motivaciones diferentes, pero lo que los une es su gusto por las historias fantásticas, terroríficas y con mucha sangre.

“Hay poca gente a la que le gusta escribir en el liceo, siempre me ha gustado más lo que es literatura que los números. Busco historias en internet, de terror, eso me llama la atención, las cosas de terror y sangrientas me gustan, creo que a poca gente le gusta eso y por eso lo intento”, comentó Yerom Paredes, alumno de segundo medio del Liceo Industrial. En tanto, Jocelyn Negüe, del primero medio A del Liceo María Behety complementó la idea indicando que su estilo favorito es “misterio, terror, sangre. Este grupo es como muy sangriento, quizás por eso nos llevamos bien, tenemos gustos parecidos”.

Anaís Güenchur, tercero medio en el Liceo Luis Alberto Barrera, y Kathia Martínez, del mismo curso pero en el Liceo María Behety expresaron sus ideas de distinta manera. Más seria Anaís, y más libre Kathia. La primera destacó que en el taller “hemos estado leyendo en profundidad textos cortos, analizándolos, inscripción de personajes, cuentos, fragmentos de un inicio, de un final. Ahora estamos haciendo un texto definitivo para ver qué cosas sobran, sería el primer texto para corregir”. Anaís, admiradora de Neil Gaiman, espera convertirse en una novelista y se mostró contraria a ese cliché que indica que los adolescentes no se interesan por la literatura: “Siempre se mete a los jóvenes en el mismo saco, que no leen”. A su lado, Kathie añadió que “a través de internet igual se puede leer”.

Su caso es inusual, porque reconoció que en su hogar no hubo motivación para que se enamorara de los libros, pese a que estos abundan en su entorno. “En mi familia a nadie le gusta leer, a mí sí, había muchos libros en mi casa y como en la escuela me los pedían, ya me los sabía, así que era muy fácil”, comentó la estudiante, que quiere seguir la carrera de Educación Parvularia y así “usar mi talento para los niños”.

Más locuaces, Noelia Calbucoy, del Liceo Sara Braun y Jocelyn Negüe comentaron que el taller es muy diferente a otros que han experimentado. “Es más dinámico y entretenido, no pasan esas cosas tan lateras que aburren, aquí es más divertido. Leemos, comentamos y escribimos, ejercicios, un inicio, nos hacen leer grandes autores para que nos guíen a cuál es nuestro estilo de escribir”, detalló Noelia.

Jocelyn a su vez reveló que una plataforma muy útil para su desarrollo literario lo encontró en su celular: “Usamos una aplicación Wattpad ¡que es la vida! Es una aplicación que se usa para leer y también puedes escribir tus historias para que todos la lean. Es la moda actualmente. Escribes en el celular y publicas. Yo lo uso solamente para leer. Algunos libros de Wattpad han salido a formato físico después. Sería muy genial ver las citas y comentarios, o tener un libro tuyo en las manos”.

En otro sector, con rostro serio y reflexivo, Fernando Vargas, estudiante de segundo medio del Liceo Industrial, destacó que a pesar de ser un establecimiento técnico, “igual nos pasan matemática y Lenguaje, por lo que destaco un poco en lo literario. Mi gusto viene de la nada. Antes no era tan de leer siempre, recién en primero medio comenzó a interesar, y ver el mundo literario. Como autor me gusta bastante Gabriel García Márquez. Todo lo que tengo escrito, lo he guardado y tengo uno que otro cuento”.

La visión de los maestros

Los encargados del taller están tan entusiasmados como sus alumnos. Christian Formoso subrayó especialmente, “el tipo de lecturas que traen, son un tipo de lector muy contemporáneo, que ven mucho en internet. Tienen un sentido de la literatura con una interacción mucho más directa. Con ese tipo de aplicaciones como Wattpad generan un discurso personal, muy distinto al que generábamos nosotros con las lecturas. Por eso ha sido enriquecedor, porque ha habido un trasvasije para ambos. Nosotros les mostramos viejas y nuevas lecturas, absolutamente vigentes, de los grandes maestros de la literatura latinoamericana y universal. Pero también nos hemos nutrido de sus maneras de leer, que vienen de sus fuentes que están leyendo y eso deja unas marcas muy novedosas, y ellos están incorporando, además de sus modalidades de lectura, una cantidad de temas que está abriendo el abanico literario y temático local, a un espacio mucho más vertiginoso”, valoró el recientemente incorporado como académico correspondiente en representación de Punta Arenas de la Academia Chilena de la Lengua.

Pavel Oyarzún agregó que “a nosotros nos contribuye en que cada generación tiene su forma de leer y forman a sus lectores. Ellos nos incorporan una lectura absolutamente interactiva, contemporánea, que no es de la forma en que yo o Christian nos iniciamos en la literatura. Hay un contacto pleno y transgeneracional”.

Además de lo que se dicta en el taller, Formoso y Oyarzún destacaron que gracias al apoyo de la Fundación Pablo Neruda, en la primera semana de noviembre esperan viajar con los alumnos y llevarlos a las casas del Nobel de Literatura, así como a la Feria Internacional del Libro de Santiago. “Replicamos lo del taller Pablo Neruda, y es la primera versión y esperamos que continúe, porque es un proyecto que sin duda tendrá un impacto en los chicos, en sus amigos, familia. Ese efecto también se multiplica y son las cosas que las instituciones culturales tienen que potenciar y mantener en el tiempo”.

Fotos Maximiliano Soto