Necrológicas
  • Marcelo Silva Toledo
  • María Luisa Aguilar Gutiérrez
  • Tránsito Barría Barría
  • Ruth Casanova Villegas
  • Zoila Levien Manquemilla
  • Sergio Saldivia López

Coordinadora de Dibam evita referirse a estado de proyecto de Biblioteca y Archivo Regional

Por Cristian Saralegui Miércoles 20 de Julio del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
268
Visitas

No voy a referirme al proyecto de la Biblioteca Regional, porque tampoco tengo información de lo que señaló el director de Arquitectura del Mop (Ministerio de Obras Públicas)”, afirmó ayer la coordinadora de la dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) de Magallanes Isabel López Maldonado.

La escueta respuesta entregada por la funcionaria, surgió a partir de las consultas que La Prensa Austral le formulara ayer, en relación al estado de avance en que se encuentra el diseño de las obras del inmueble ubicado en calle Waldo Seguel con Chiloé y donde funcionaba la ex cárcel de Punta Arenas. Mismas dependencias donde se proyecta habilitar la futura Biblioteca y el Archivo Regional de Magallanes.

Sobre esta materia, Jorge Cortés Pereira -director regional de Arquitectura del Mop- afirmó que la Dibam solicitó incorporar un nivel subterráneo, algo que no estaba considerado en el proyecto original de la habilitación del edificio patrimonial. Dicho requerimiento obligaría a la realización de un estudio de suelos, trámite que actualmente estaría llevando adelante la entidad mandante, que en este caso, es la institucional que a nivel regional, representa Isabel López.

Sobre el mismo tema, Víctor Aguilar, integrante de la Agrupación “El Árbol” -colectivo que durante cuatro meses ocupó el recinto patrimonial para desarrollar actividades artísticas- manifestó que “la inactividad y el estado de abandono en que se mantiene el edificio, son totalmente incoherentes a las respuestas que la misma autoridad nos dio, cuando tuvimos que ser desalojados de ese espacio”, sentenció.

Cabe recordar que hasta el 29 de abril de este año, diversas expresiones culturales fueron desarrolladas en el inmueble patrimonial, respondiendo a una autoconvocatoria de agrupaciones que requerían un lugar para llevar adelante distintos talleres artísticos. Por motivos de seguridad del recinto y por los proyectos de restauración a los que se someterá el inmueble, se procedió a ordenar que éste fuera despejado. Sin embargo, desde esa fecha, la Dibam no ha entregado ninguna información sobre las fases en que se llevará adelante la restauración de la ex cárcel pública.