Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Corredora senior acusa trato indigno en posta atlética del municipio

Por La Prensa Austral Miércoles 30 de Noviembre del 2016

Compartir esta noticia
2.478
Visitas

 

Cuando la deportista llegó a la meta los organizadores ya se marchaban. Al pedir una explicación, el jefe de la unidad de Deportes del municipio, Iván Oñate, le dijo con prepotencia: “¿Acaso quería que la esperara cinco horas?” y al preguntar por las medallas, de ella y sus compañeras, él mismo sujeto le respondió: “Si tanto quiere su trofeo allá, detrás de los árboles están”

 

Un trato discriminatorio e indigno recibieron las atletas senior que participaron en la 3ª versión de la Posta Cueva del Milodón que organizó el municipio de Natales.

La corredora Raquel Martínez manifestó que junto a otras integrantes del club atlético Tenerife se prepararon para participar en la actividad atlética a la cual fueron cordialmente invitadas. Se trataba de una posta donde cada equipo estaba integrada por cuatro atletas. En el caso de ellas fueron cuatro mujeres de 53 a los 56 años de edad.

La salida fue en el acceso norte de Puerto Natales y la meta se encontraba en la Cueva del Milodón. Cada atleta corrió entre 5 a 9 kilómetros. Durante el trayecto se encontraron que faltaban banderilleros que indicaran la ruta; no había puestos de relevo y en cada posta no había agua ni frutas. Incluso los funcionarios municipales le pidieron agua a ellas para darle a los restantes competidores.

La carrera se corrió el domingo recién pasado entre las 11 a las 15 horas, cuando la temperatura alcanza elevados niveles.

Ella fue la última de su grupo y al llegar a la administración de la Cueva del Milodón le dijeron las personas que se encontraban en el lugar que la carrera ya había concluido. Sin embargo quiso llegar a la meta que se encontraba en la misma entrada de la Cueva. Acompañada de sus compañeras y de otro equipo que la fue a alentar se encontró que en sentido contrario venían otros competidores con sus trofeos y medallas.

También se encontró con el encargado de la unidad de Deportes del municipio, Iván Oñate. “A él le dije que porqué no había tenido la delicadeza de esperarnos a lo que me respondió con una tremenda prepotencia: ‘¿Acaso quería que la esperara cinco horas?’”.

Al decirle que él era una autoridad en esos momentos porque representaba al municipio y que si habían categorías senior se debía esperar a éstos atletas, recibió como respuesta de Oñate: “Si tanto quiere su trofeo allá, detrás de los árboles, hay una camioneta que está cargando las cosas”.

Precisamente en el lugar estaban los premios al interior de unas cajas de cartón desde donde fueron extraídas por los funcionarios que la estaban cargando para serles entregadas a las atletas.

“Fue una falta total de respeto. No pueden organizar carrera de ese modo. Nosotros participamos para incentivar a otras personas a practicar deportes. La falta de educación, la soberbia, el maltrato es lo que duele”, expresó la deportista.