Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

“Creo que ésta es la oportunidad para que la derecha vuelva a tener un diputado en Magallanes”

Por La Prensa Austral Domingo 13 de Agosto del 2017

Compartir esta noticia
137
Visitas

– Mauricio Peña y Lillo aspira a recuperar el escaño perdido desde que Rodrigo Alvarez dejara la plaza y que su cupo fuera
ocupado por el independiente de derecha Miodrag Marinovic.

Se define como una persona franca, de derecha, amigo de sus pocos amigos, de mucha vida familiar y absolutamente pro vida. Mauricio Peña y Lillo, militante de la Unión Demócrata Independiente por más o menos 25 años es el precandidato a diputado de ese partido de Chile Vamos en las elecciones a parlamentarios de noviembre próximo.

Para ello, debió sortear un proceso de inscripción de precandidatura a la cual también se presentaron los militantes Alejandro Soler y Hernán Ferreira, quienes, según reconoce el propio Peña y Lillo, fueron generosos al desistir ser candidatos, para respaldarlo y así demostrar a la militancia local y a la gente de Magallanes que son capaces de ponerse de acuerdo.

– ¿En qué ha estado Mauricio Peña y Lillo después de que fue intendente?

– “En lo particular, una vez que terminé mi gestión en la intendencia, retomé mis actividades personales y en conjunto con mi familia decidimos emprender un negocio. Tenemos una avicultura y nos dedicamos a eso, trabajamos todo el grupo familiar, nos ha ido bien y es muy entretenido. En el ámbito político, desde fines del año pasado retomé las actividades de participación y junto con eso se fueron dando todos los procesos de inscripción de los pre candidatos al parlamento y consejeros regionales de la Udi, y en eso me interesó participar”.

– ¿Cómo ve a la Udi en Magallanes y cómo ve a la derecha, en general?

– “La veo bien. Hay que reconocer que terminado el proceso de nuestro gobierno con el Presidente Piñera, creo que para todo el sector de la centro derecha vino un bajón, propio tal vez del cambio de gobierno. Una de las autocríticas que realizamos cuando terminó nuestro gobierno fue que nos caracterizamos por ser un gobierno muy técnico, muy proactivo en ese ámbito, pero que en el ámbito político partidario no funcionó como se esperaba, se separaron mucho ambas vertientes, eso significó que hiciéramos un muy buen gobierno, pero debilitando un poco los procesos partidarios. Afortunadamente con el último proceso eleccionario de las municipales, donde la derecha obtuvo muy buenos resultados, se retomó fuerza a nivel nacional y obviamente en la región. La Udi ha sido importante en ese proceso y el refichaje ha contribuido bastante”.

– ¿Cuál es la evaluación que hicieron después de que terminó el gobierno y los pésimos resultados que obtuvieron en la elección parlamentaria y de Cores?

– “Esta autocrítica que hicimos en algún minuto, ese divorcio que hubo entre el ejecutivo del gobierno y los partidos políticos que sustentaban nuestro gobierno, sobre todo los primeros años. No nos olvidemos que se hablaba mucho de este gobierno de tecnócratas, donde el Presidente elegía a las personas por sus capacidades, cualidades y características en el trabajo que les querían encomendar más allá de su afiliación política. Entonces, eso fue cambiando, pero creo que, cuando se hicieron los cambios, fue muy a última hora. Afortunadamente, en los partidos políticos la manera que hay para reencantar a la gente son los procesos eleccionarios y con las elecciones municipales ya tomó cuerpo lo que ha sido la centro derecha en general aquí en Magallanes. No nos olvidemos que años atrás tuvimos diputado y senador. Siempre se ha señalado que la región es más de izquierda, pero eso no es así”.

– Rodrigo Alvarez tuvo una alta votación en la zona, ¿qué ha pasado con los candidatos de derecha que no logran tener buenos resultados en las elecciones parlamentarias?

– “Creo que nos faltó institucionalizar más al partido, en el sentido de tener más bases, de que no fuéramos tan dependientes de tener sólo un parlamentario como fue Rodrigo Alvarez, excelente diputado y persona que llegó a ser presidente de la Cámara de Diputados en representación de Magallanes. Ahí creo que fallamos un poco y eso hizo que nos costara nuevamente retomar ese envión de representatividad. Creo que hoy están dadas las cosas por varios motivos para que la centro derecha vuelva a tener una representación en el parlamento. Primero es una alianza que es más amplia, con cuatro partidos y, por lo tanto, hay un sustento programático más amplio, hay mucha más gente y nos da una posibilidad cierta de votantes; y, por otro lado, sin lugar a dudas el hecho de que tengamos la posibilidad de elegir a tres parlamentarios también facilita un poco las cosas”.

– ¿Cómo ve a sus compañeros de lista?

– “Todos los partidos que conforman Chile Vamos están en procesos de definiciones. Todos los que tenemos algunas canas sabemos que en los procesos eleccionarios el minuto que vale es el momento de la inscripción, ahí vamos a saber quiénes son los candidatos, porque en el intertanto pueden pasar muchas cosas”.

– ¿Va a trabajar en conjunto con los partidos de Chile Vamos?

– “Creo que el espacio común es Sebastián Piñera. Los cuatro candidatos o candidatas que representen a Chile Vamos van actuar debajo de ese paraguas y, por lo tanto, ese va a ser el punto de unión. Obviamente, es muy difícil trabajar los cuatro juntos, porque cada uno busca su nicho y cada uno quiere ganar, pero siempre dentro de la lealtad del programa del Presidente Piñera”

– ¿Qué le parece que el candidato de Chile Vamos sea justamente el ex Presidente Piñera?

– “Como militante Udi, me hubiese gustado que el candidato fuera de mi partido, pero en eso no  nos podemos perder. Creo que si somos gobierno nuevamente efectivamente tenemos que ir preparando a estos líderes internos dentro de los partidos, que sean capaces de enfrentar estos procesos más adelante, tener personas dentro de la misma Coalición que puedan ser capaces de tomar la posta, seguir adelante y darle continuidad a lo que se haga”.

Situación actual

– ¿Qué le ha parecido el gobierno de la Presidenta Bachelet?

– “Creo que, desde el retorno a la democracia, no hay duda de que no hemos tenido peor gobierno que éste y eso no solamente por un sesgo político, sino que en todo orden de cosas y las cifras así lo respaldan. Desde lo social, lo económico pasando por todos los aspectos que uno quisiera analizar, nos encontramos frente a una Presidenta que en su discurso de campaña hizo muchas promesas, muchas que no se han cumplido, y muchas que para tratar de cumplirlas se forzaron en su trayectoria, como son las reformas que todos hemos visto y que son desastrosas, tanto la de Educación, Tributaria, Laboral, y en todo ámbito de cosas estamos al debe. Por lo tanto, urge que el gobierno enmiende el rumbo. No podemos tener un gobierno, como lo ha señalado el candidato Guillier, para tener una continuidad y de profundizar las reformas en las que estamos todos estancados. Aquí lo que hay que hacer es tomar lo que se hizo mal y arreglarlo, aquí no se trata de pasar la retroexcavadora como lo indicó la Nueva Mayoría. Es al revés: a partir de lo que hay, tenemos que ponerle grúas y máquinas para que se logre salir adelante y las cosas funcionen”.

Nueva Mayoría y Boric

– ¿Cómo se le gana a la Nueva Mayoría?

– “Se le gana, primero, demostrándole que somos capaces de gobernar como lo hicimos el 2010, de hacer un buen gobierno, porque no hay duda de que fue un buen gobierno. Hay que trabajar de cara con la gente, la política hay que hacerla en la calle, con las personas, decirle: ‘Quiero representarlo por esto y por lo otro, conózcanme’. Tenemos que incentivar a que la gente  participe. No puede ser que menos del 30% de las personas que están habilitadas para votar estén decidiendo por todo el resto, porque después vienen los lamentos.

“Creo que como sociedad no estábamos preparados para el voto voluntario, en el sentido de que nos falta avanzar un poco para que la gente tome esa responsabilidad. Para mí, aunque sea voluntario, es un deber y me lo demuestran más los mayores cuando los veo haciendo la fila para votar y los jóvenes ni ahí. Hay mucho trabajo por hacer”.

– ¿Cuál es su opinión sobre el diputado Gabriel Boric, quien iría a la re elección?

– “Esa generación de los diputados Boric, Jackson, Cariola y Vallejos fue la novedad en un momento determinado. Todos eran caras visibles de los movimientos estudiantiles en Santiago y los veíamos todos los días en las marchas. A mí me llamó la atención la alta votación de Gabriel Boric, porque conozco mucha gente de derecha que votó por él, porque estudió en el Británico, porque decían: ‘Es amigo de mi hijo’, ‘Es un buen chico’ o lo que fuese. Pasado este periodo en que ha mostrado lo que es del punto de vista de su actuar político parlamentario, no me cabe ninguna duda que no va a tener la misma votación que tuvo antes y, de alguna manera, eso quedó reflejado en la votación de Beatriz Sánchez en las primarias de julio pasado, cuando él era el rostro visible de ella en Magallanes y creo que quedaron al debe y eso podría reflejarse en la votación de noviembre. Boric dejó de ser la novedad, uno ve que no sale de ese mismo discurso, un poco pegado al movimiento estudiantil, muy de la izquierda extra Concertación”.