Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

“Creo que le di la excusa perfecta para que él evada la responsabilidad que le cabe como unidad técnica”

Por Carolina Ruiz Domingo 16 de Agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.908
Visitas

Es una de las dos mujeres que integran el Consejo Regional, quienes han llamado la atención por su estilo frontal y polémico. Se trata de la socialista Antonieta Oyarzo, representante de la provincia de Ultima Esperanza, quien no ha pasado inadvertida durante su gestión, sobre todo en las últimas semanas, cuando ha sido protagonista de las polémicas que han surgido entre el Core y el alcalde de Puerto Natales, Fernando Paredes.

En el último episodio, ocurrido hace dos semanas, el edil la responsabilizó en gran parte por la no aprobación del proyecto donde se solicitaba un aumento de recursos para la medialuna de Natales.

Si bien abundan los rumores respecto al interés de Oyarzo para ser alcaldesa, lo que según algunos sería la motivación para descalificar la gestión de Paredes, en conversación con El Magallanes, la consejera regional lo descartó, señalando que su interés es terminar su trabajo como core de la mejor manera posible.

– Usted ha sido una de las protagonistas de las polémicas que se han generado entre el Core y el alcalde de Puerto Natales, Fernando Paredes. ¿Cuál es su percepción al respecto?

– “Cada vez que yo he manifestado mi opinión como consejera regional, en diferentes materias, y que estas opiniones han sido opuestas a la visión de gestión municipal o de toma de decisiones que tiene el actual alcalde de Puerto Natales, siempre han significado, y a mí me sorprende, un conflicto personal de la autoridad municipal hacia mi persona, cosa que yo creo que, si bien se da en el mundo político, muchas veces ha sido sobreexagerado de su parte. (…) El Consejo Regional opina sobre la gestión en Magallanes, sobre el ejecutivo y sobre lo que nos compete. Pero en la Municipalidad de Puerto Natales, sí siento que el alcalde tiene un perfil de mucha susceptibilidad o no está acostumbrado a la crítica y eso hace que él genere estos escenarios, que creo que no los ha generado el consejo, ni yo”.

– Cuando no se logró el apoyo al proyecto de la medialuna, él la responsabilizó directamente a usted. ¿Qué le pareció este hecho?

– “Bueno, yo creo que ese es un tema zanjado, pero, como lo dije anteriormente, me parece de una irresponsabilidad y de una falta de madurez política absoluta, y también, de una ausencia de autocrítica por parte de la autoridad municipal de Puerto Natales. (…) Quizás para mí hubiese sido mucho más cómodo haber aprobado el proyecto, porque mi voto no era decisivo tampoco. Pero siempre he optado, y pretendo hacerlo hasta el final, por lo que yo creo correcto, más allá de los aplausos que a uno le signifiquen, sobre todo en la vida pública. Yo creo, y lo dije, que le di la excusa perfecta al alcalde de Natales para que él evada la responsabilidad que le cabe como unidad técnica en lo que es la situación concreta de este proyecto”.

– Hay muchos rumores de que usted estaría interesada en la alcaldía de Natales y por esta razón efectúa estas críticas. ¿Es eso efectivo?

– “No, a ver: Desde que yo asumí como representante de la provincia en el Consejo Regional, que la ciudadanía, en forma natural, empezó a generar un clima que me ponía a mí como la carta para ser alcaldesa en las próximas municipales. Pero lo he dicho, sinceramente, que jamás he estado interesada en ser alcaldesa de Puerto Natales. Yo no me postulé a consejera regional para tener una plataforma política para ser candidata a alcaldesa. No nos olvidemos que a veces los líderes son naturales y muchas veces los liderazgos nacen, más allá de los intereses propios que uno tenga. Como consejera regional no puedo no razonar, no pensar, no cuestionar, no analizar lo que son las diferentes propuestas de todos los municipios de la región. Y yo tengo una visión de desarrollo de la región y la provincia y lo único que he hecho es manifestarla. Cuando he creído que las cosas pueden ser distintas o mejores, he emitido mi opinión y eso ha generado toda esta situación. Por lo tanto, hoy el fundamento de la opinión que yo doy, es propia también de mi cargo. Yo no salí escogida por el pueblo para llegar al consejo, sentarme, levantar la mano y no decir absolutamente nada. Creo que incluso sería una estafa al pueblo que las autoridades no tengamos una gestión, un sello propio, no tengamos opinión. Yo en esas condiciones, nunca desarrollaría un cargo. No estoy interesada en ser alcaldesa en este periodo de las elecciones municipales, es una decisión personal. Prefiero terminar mi periodo de consejera regional en las mejores condiciones. Creo que ésta es una experiencia de aprendizaje y voy a estar mucho mejor preparada para la vida política al terminar esto”.

– Como parte del Consejo Regional, ¿cómo analiza las relaciones personales y laborales desde los distintos colores políticos que existen al interior del cuerpo colegiado?

– “Creo que, como todas las relaciones humanas, nosotros tuvimos un buen inicio y la etapa de enamoramiento de las relaciones no dura tanto. O sea, nosotros llevamos más de un año y, sin embargo, sí hemos tenido buenas relaciones interpersonales, pero creo que en términos políticos, igual se van a ir distanciando y notando nuestras visiones distintas. Ya se han notado, respecto a la región, respecto a la toma de decisiones, a nuestras actitudes personales o incluso de conglomerados políticos, a medida que se acerquen las elecciones y transcurran estos cuatro años de Consejo Regional. Lo que sí valoro es que siempre ha existido ese espíritu y esa voluntad innata y natural de que a la región le vaya bien y que podamos nosotros ser parte de transformaciones importantes. Las relaciones humanas, como en todo escenario, no han sido fáciles, pero siempre está la voluntad de seguir trabajando y de seguir cuidando nuestra integridad en términos personales, no dañándonos o creando conflictos tan fuertes que sean después un obstáculo para que podamos trabajar en conjunto”.

– ¿Qué le pareció lo que ocurrió hace algunas semanas, cuando se hizo una consulta respecto al cambio de presidencia del Core, que terminó generando una división al interior del pleno?

– “Hay que recordar que nombrar y votar por el primer presidente del Consejo Regional fue un proceso que no estuvo ausente de tensiones. No podemos olvidar que todos representamos a sectores políticos y la política es la lucha por el poder. No es menor que el presidente del Consejo Regional, el doctor Ramón Lobos, es militante del Partido Socialista al cual yo pertenezco, y creo que él lo ha hecho muy bien, es una figura que se proyecta en nuestro partido, nosotros lo hemos planteado así, y tiene un perfil transversal. Es un hombre honesto, muy capacitado, que se maneja muy bien en las relaciones de corte transversal en términos políticos. Y ese espíritu conciliador causa celos dentro del Consejo Regional y es natural que haya intenciones de sacarlo de la presidencia, porque la verdad no hay ningún fundamento tan objetivo. Nosotros somos un Consejo Regional que representa a la ciudadanía y que pasamos por una competencia política, por lo tanto, esto es producto también de un análisis que deben hacer los otros sectores y de las cuentas que están sacando. Porque nosotros no podemos olvidar que vamos a tener municipales, tenemos las parlamentarias y todos estamos viendo quién es nuestra mejor carta, pero también quién va a competir en estas elecciones disputándose un espacio que nosotros también tenemos, como cada partido”.