Necrológicas
  • Susana Barría Vigna

Cuarta Brigada Aérea despidió restos de soldado

Por La Prensa Austral Miércoles 9 de Septiembre del 2015

Compartir esta noticia
637
Visitas

Con los honores de reglamento, la Cuarta Brigada Aérea de Chile despidió este martes los restos del soldado conscripto Bryan Delfín Miranda Merino, fallecido el domingo último durante la corrida Glorias del Ejército a causa de un paro cardiaco.
Un comunicado de la Cuarta Brigada Aérea, dio cuenta que durante la noche del lunes, en la iglesia Nuestra Señora de Loreto se celebró un responso en su recuerdo, en presencia del comandante en jefe de la IVª Brigada Aérea, general Manuel Sainz Salas, del comandante en jefe de la Quinta División de Ejército, general Felipe Arancibia Clavel, familiares, oficiales, personal del cuadro permanente, personal civil, soldados conscriptos y una delegación de la Vª División de Ejército.
Durante la misa oficiada por los capellanes de la Fuerza Aérea, la madre y tía del soldado, llegadas desde Santiago, recibieron innumerables muestras de apoyo de los camaradas de armas de su hijo, particularmente de todo el contingente de soldados pertenecientes a la Escuadrilla de Seguridad de Base N°23 de cual era parte su hijo.
“Nuestra familia Aérea despide a uno de sus integrantes, y para los soldados conscriptos, sus camaradas y amigos, ha sido un momento de gran dolor ver cómo un muchacho sano, lleno de sueños se va abruptamente al encuentro de Dios; por ello cada uno ha escrito una carta para usted, que la acompañará en el recuerdo de Bryan y dejará testimonio de que hoy no ha perdido un hijo sino que ha ganado una luz en el cielo y ha sumado a su familia a 35 jóvenes que llevarán a Bryan eternamente en el corazón” indicó el capellán Juan Carlos Fuentes al momento de entregar las cartas escritas por los jóvenes a la señora Ana Merino, quien además, recibió una bandera de Chile firmada por cada uno de los integrantes de la Escuadrilla N°23 y un sentido y emocionado abrazo.
Destacan su vocación
La despedida oficial en nombre de la Fuerza Aérea, la realizó el capitán Rodolfo Sepúlveda, comandante de la dotación a la que perteneció el joven soldado, quien destacó la gran vocación de Bryan por la carrera de armas que lo llevó a postular hace escasas semanas a las Escuelas Matrices de la Fuerza Aérea y del Ejército de Chile, además su calidad humana y compañerismo.
“El soldado Delfín se encuentra en compañía de aquellos que como él son modelo e inspiración para todos quienes nos quedamos acá, fue un joven tranquilo y respetuoso con gran vocación y compromiso hacia nuestra institución y las Fuerzas Armadas y como Fuerza Aérea de Chile, como camaradas e instructores nos sumamos al gran dolor y congoja de su familia” indicó el capitán en su discurso.
Una vez concluido el responso, el general Sainz, quien acompañó a la familia en todo momento, reiteró su sentido pésame “Para la institución ciertamente es un momento de dolor y recogimiento despedir a un camarada de armas, especialmente cuando ello ocurre en el inicio de su juventud. Los soldados conscriptos llegan a formarse en la vida militar a nuestra unidad, pero en el transcurso de los meses se van convirtiendo en amigos de sus pares y prácticamente en hijos de sus instructores. El soldado Delfín fue un joven lleno de entusiasmo, un luchador y dejando un profundo dolor se va a formar en las filas de los grandes hombres y soldados, que un día, al igual que él llevaron bien puesto el uniforme y enarbolaron llenos de orgullo nuestra bandera”.
A primera hora de la mañana de ayer y tras los honores rendidos por oficiales y personal del cuadro permanente de la IVª Brigada Aérea, los restos del soldado Delfín Miranda fueron depositados en el avión institucional Boeing 737 para trasladarlo junto a su familia a su morada final. Sus exequias tendrán lugar en Santiago.