Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid

Dalivor Eterovic critica excesivo rol subsidiario de los gobiernos a proyectos “Hay una suerte de secuestro de las empresas privadas al Estado”

Por La Prensa Austral Sábado 5 de Septiembre del 2015

Compartir esta noticia
205
Visitas

El marco legal y la propia Constitución establecen que el Estado está obligado a subsidiar a la empresa privada, cuando ésta no puede llegar o no le interesa hacerlo, por ejemplo a sectores como pueden ser las zonas aisladas”. Así expuso el consejero regional Dalivor Eterovic, su preocupación ante los actuales mecanismos de financiamiento a iniciativas como la recientemente aprobada por parte del Consejo Regional, para el proyecto Construcción Energización Rural Cerro Castillo, en la comuna de Torres del Payne, a 58 kilómetros de Puerto Natales.

El proyecto explica costos que ascienden a los 2 mil millones 313 mil 971 pesos, en el marco de las iniciativas vinculadas con el Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (PEDZE), con recursos FNDR 2015-2016. “Lo grave es que esta inversión que hace el Estado, va a quedar como patrimonio de la empresa”, indicó el consejero, precisando que del total de inversión indicado, el subsidio máximo del Estado es de 2 mil 153 millones de pesos, con un aporte de la empresa Edelmag que asciende a los 16 millones 992 mil pesos.

Lo expuesto dice relación con la base del proyecto –iniciado este mes- que perfila trabajos a través de una extensión de red mixta (en 40 km de área y 15 km soterrada). “En definitiva, las redes que se van a construir, el cableado, finalmente va a pasar a formar parte de ese patrimonio aunque cuando sean recursos públicos, los que el propio Estado instala para que los habitantes de Cerro Castillo, tengan electricidad. Me parece una aberración que la empresa privada haga un aporte parcial que apenas equivale un 0,73% del total”.

Ley permisiva

Indicó Eterovic que esto sucede precisamente porque la Ley permite que las empresas eléctricas aporten montos de forma parcial. “Acá el gran ganador es Edelmag, que tiene grandes utilidades y que ni siquiera está obligado a conectar las viviendas a la red, a los usuarios se les cobra el empalme, el medidor y todo lo que eso significa. La legislación está amparando es que las empresas cuenten con recursos del Estado para todo”.

Como alternativa de solución y aún cuando a la hora de ejecutar cambios legislativos las dificultades suelen ser sustanciales, el Consejero destacó que hoy el escenario político permite lograr al menos los quórum necesarios para generar cambios de fondo. “Eso tiene que ver con modificaciones a la Constitución y que terminen con el subsidio del Estado hacia la empresa privada, la cual si invierte, es de toda lógica que obtenga utilidades. Pero cuando el Estado invierte, que tenga este también la posibilidad de administrar las infraestructuras. No como hoy que aún construyendo la red eléctrica –en Cerro Castillo- no la puede administrar porque para eso existe Edelmag”.

Consumos impagables

Consultado ante la eventual alza que podría darse en las tarifas hacia los usuarios, por parte de la empresa, en caso de que hipotéticamente este subsidio se quitara, Eterovic planteó que “esa sería la respuesta y es por eso que hay una suerte de secuestro de la empresa privada al Estado, porque los consumos eléctricos serían impagables si por ejemplo, los habitantes de Cerro Castillo tuvieran que pagar los más de 2 mil millones, más el consumo. Ahí está el problema y por eso decimos que si el Estado invierte, lo lógico es que esas redes se mantuvieran en manos del Estado, de manera que el costo que pague el habitante de una zona aislada sea mínimo. Pero lo que va a ocurrir es que en Cerro Castillo, los nuevos clientes de Edelmag van a contribuir a las utilidades y al lucro de esta empresa”.

Emplazamiento a parlamentarios

Finalmente, el consejero indicó que a nivel regional no se perciben cuestionamientos en esta temática. “Toda la inversión pública que hoy se hace, por ejemplo en el ámbito sanitario, la administración se traspasa a Aguas Magallanes. Pero acá a diferencia de la electrificación, las instalaciones (en este caso las sanitarias) no forman parte de su patrimonio, porque son de propiedad del Estado y se entregan en concesión por una cierta cantidad de años”.

En cuanto a una solución para sus planteamientos, indicó Eterovic que ésta no se encuentra en manos de referentes regionales. “Hay que saber la opinión de los parlamentarios y si estarían disponibles para apoyar una reforma a la Constitución que permita que la inversión del Estado pueda ser administradoa por éste y no pase directamente a manos de privados”.

Cerro Castillo, actualmente, es abastecida de electricidad por 18,5 horas diarias y la iniciativa de electrificación proyecta mejorar la calidad de vida de los 80 habitantes del sector y propiciar el desarrollo de actividades productivas. La construcción del proyecto tomará 11 meses y su vida útil se estima en 30 años.

Edelmag

Desde el ámbito privado, el gerente de Distribución de Edelmag, Alvaro Loma-Osorio indicó que en este ámbito y tal como lo estipula la Ley General de Servicios Eléctricos, las empresas distribuidoras de energía eléctrica prestan el servicio público de distribución a todos los usuarios finales ubicados en sus zonas de concesión. “En el caso de aquellos proyectos de electrificación en áreas fuera de la zona de concesión, como es el caso de Cerro Castillo, y que son financiadas principalmente por los gobiernos regionales, las responsabilidades del Estado y la empresa son distintas”, precisó.

Asimismo, Loma-Osorio planteó que aún cuando la empresa no participe de manera importante en la inversión inicial, una vez que las redes pasan a formar parte de sus instalaciones, tiene la obligación de asumir a perpetuidad los costos de operación y de mantenimiento de las mismas, “como las eventuales inversiones producto de los incrementos de potencia de los clientes conectados, como de aquellas que permitan la conexión de nuevos clientes, ya sean residenciales o industriales, asegurando la misma calidad y continuidad del suministro eléctrico a todos ellos, asumiendo complejidades como las distancias o dificultades de acceso a las principales ciudades o localidades.”