Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

“Dejamos de ser una inmobiliaria fiscal y pasamos a ser un ministerio ciudadano”

Por La Prensa Austral Domingo 22 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
341
Visitas

Hace poco más de dos años un desconocido asumía la cartera ministerial de Bienes Nacionales en Magallanes. Con 27 años de edad, Víctor Igor Hess se convirtió en el seremi más joven de esta secretaría de Estado y también del gabinete regional. Su instalación en el cargo no estuvo exenta de polémica debido a la ingrata decisión de tener que desvincular a algunos funcionarios a honorarios, que le costó, incluso, un par de recursos de protección ante los tribunales.
Históricamente dicha secretaría regional ministerial nunca fue una gran generadora de noticias a nivel de los medios de comunicación. Más bien sus seremis eran personas de muy bajo perfil.
Sin embargo, en estos 796 días Víctor Igor, de profesión abogado, le ha imprimido un nuevo sello a esta cartera ministerial que cuenta con un presupuesto de apenas 3 millones de pesos mensuales para costear sus gastos operacionales y una dotación de 18 funcionarios (uno de ellos a honorarios).
Su reciente cuenta pública ha sido considerada como una de las macizas en términos de realizaciones a nivel de gobierno regional. Y, es que junto con la regularización de caminos periurbanos y el diseño y ordenamiento territorial y el saneamiento de propiedades fuera del radio urbano, se anexaron 16 mil hectáreas al patrimonio fiscal.
Con una renovada figura, 100 kilos menos, este espigado abogado de 1,91 metros, osornino, ligado a la DC, abordó con El Magallanes su gestión ministerial.

– ¿Es su primera incursión en la administración pública?
– “Así es, era algo absolutamente desconocido para mí, aunque a pesar de mi corta edad tengo una trayectoria en jefatura en otras áreas, lo que ha permitido tener una pequeña experiencia para ir adquiriendo el liderazgo de grupo. Eso posibilitó posicionarme rápidamente del cargo, tomando decisiones que en algún momento fueron bastante duras, pero siempre teniendo la mirada hacia dónde queríamos ir. Lo anterior se palpa con el sello que hemos imprimido a nuestra gestión y el giro brutal que le hemos dado al Ministerio de Bienes Nacionales en esta administración, mucho más cercano, mucho más visible con la población. El mismo intendente lo insinuó en una actividad, al señalar que antiguamente este ministerio era sinónimo de burocracia, de lentitud. Hoy podemos dar fe que este ministerio es sinónimo de soluciones, porque hemos contribuido a mejorar la calidad de vida de las personas”.

– Lo hemos visto metido en el barro con los vecinos…
– “Y, es que la única forma de palpar los reales problemas vecinales, siempre teniendo una mirada positiva. Somos un ministerio que gestiona soluciones concretas, respecto de iniciativas que mayoritariamente nacen desde la sociedad civil, de las juntas de vecinos, de agrupaciones de distintas índoles, derechos humanos y pueblos originarios, donde se han retomado vínculos además, que en su momento, se perdieron”.

– ¿Le demandó mucho tiempo interiorizarse de las tareas pendientes que tenía su ministerio?
– “Cuando a mí me invitan a participar en el proyecto de la Nueva Mayoría como gobierno, me gustaba mucho el área de Bienes Nacionales, porque, además, de todos los ministerios, es el más jurídico. En eso yo soy un apasionado por mi profesión, además porque desde el libre ejercicio de mi profesión había tramitado algunos temas, por lo que no era algo muy lejano. Entonces, nuestro primer desafío fue que la gente nos conociera, que creyera en nosotros. Cuando asumí, había mucha incertidumbre, porque finalmente había proyectos que pasaban uno y otro gobierno y no tenían respuesta, porque la gestión era lenta y burócrata. Por lo mismo, hemos impreso otra forma de trabajar y hemos avanzado en sacar adelante las materias pendientes”.

– Sobre lo mismo, ¿en marzo de 2014 se encontró con muchas gestiones inconclusas dejadas por la administración anterior?
– “Más que tareas pendientes, nos encontramos con muchas decisiones respecto las cuales nosotros no compartíamos. De hecho, una de ellas, por ejemplo, fue la licitación de terrenos en caleta María y lago Fagnano, al sur de Tierra del Fuego. A los tres días de haber asumido, fue algo que dejamos sin efecto, paralizamos, porque creíamos que debíamos tener una mirada del territorio mucho más integral, de decir no puede ser que entreguemos al privado el desarrollo prácticamente soberano de nuestro territorio, pero sin ningún apoyo estatal, lo que para nosotros tampoco es justo, además que cuando se asumen estos desafíos de manera tan espontánea, no habiendo una planificación, podemos caer en complicaciones, en problemas, como los que visualizamos en villa Serrano, en Torres del Payne. Por lo mismo, para nosotros es un desafío importante Yendegaia, como lo sigue siendo el Parque Nacional Torres del Paine y todas nuestras áreas silvestres protegidas”.

– A horas de asumir el cargo, usted también debió liderar un proceso de licitación por venta de un terreno fiscal, negocio amarrado en el gobierno anterior.
– “Yo asumo un día martes y a las 3 de la tarde de ese día me corresponde enfrentar la apertura de ofertas de un proceso de licitación por venta, siendo la última licitación por venta realizada de un predio de 7 mil metros cuadrados en Puerto Bories. Eso también fue una mirada que nosotros cambiamos. Y así lo hemos relevado en nuestras dos últimas cuentas públicas, cómo hemos duplicado la utilidad del Estado en materia económica, en la administración de inmuebles, pero sin deshacernos de nuestro patrimonio fiscal. O sea, hemos ganado más plata utilizando herramientas como el arriendo, por ejemplo, sin tener que deshacernos de nuestro patrimonio fiscal. Desde el 11 de marzo de 2014, el Ministerio de Bienes Nacionales deja de ser una inmobiliaria fiscal y pasa a ser un ministerio ciudadano”.

– A propósito, ¿qué destino tendrán los predios de caleta María y lago Fagnano luego de que quedara paralizada su licitación?
– “Estamos tratando de impulsar y convencer a los distintos actores de cómo generamos una planificación que nos permita disponibilizar terrenos, porque, además, en un comienzo, nos encontramos con informaciones que no sé si eran erróneas o simplemente una desinformación, que daban cuenta que habían más de 150 personas interesadas en la licitación de terrenos en el lago Fagnano. Cuando nosotros asumimos ni siquiera recibimos una sola consulta respecto de esto, ni nunca además tuvimos una queja, al contrario, recibimos felicitaciones de personas entendidas. Además, que los terrenos puestos a disposición para su licitación, no eran aptos para la construcción, donde abundaban los turbales. Era una mirada un tanto compleja a nuestro parecer, porque no estamos entregando un producto que al privado le sirva de incentivo para hacer inversiones de la envergadura que significa ir a construir a caleta María o lago Fagnano. En razón de lo anterior, estamos trabajando con Vialidad y el Cuerpo Militar del Trabajo para, por ejemplo, poder comenzar a trabajar en los dos frentes de la senda de penetración a Yendegaia, de modo que esa apertura de camino, más la creación del Parque Yendegaia, permita establecer un plan de trabajo en conjunto con Conaf y Sernatur, con miras a potenciar esta zona una vez que tengamos listas las vías de acceso. En ese contexto, lo vamos a hacer una vez que tengamos proyectos serios, que sean sustentables y que sean ejecutables. Y, es que sucede que las personas que nos solicitan terrenos, no solamente en ese sector, sino a lo largo de la región, muchas veces no cuentan con los recursos para generar los emprendimientos comprometidos, es decir, acceden al terreno, pero quedan en el camino y tenemos que empezar a hacer los procesos de poner término a los contratos, generando las indemnizaciones de perjuicios. Por lo mismo, hemos evitado esto, realizando una selección exhaustiva de cuáles son los proyectos que tienen viabilidad, que además aportan en definitiva al desarrollo de la región, y eso hemos ido potenciado”.

– ¿Cuántas eran las hectáreas en definitiva que originalmente iban a ser licitadas al sur de Tierra del Fuego?
– “No eran tantas. Eran aproximadamente 20 lotes de 5 mil metros cuadrados, pero además había todo un proyecto de modo de dar al lugar una imagen de pueblito, a orillas del lago Fagnano, donde incluso, hubo una especie de plano regulador. Sobre el tema también hemos estado conversando con la Armada porque por una cuestión de soberanía, ellos también necesitan tener presencia en el sector”.
Conflicto con aeródromo
– ¿En qué etapa está el conflicto judicial entre un particular y el Ministerio de Obras Públicas por una faja de terreno donde se construye el aeródromo en la zona del Azopardo en Tierra del Fuego?
– “El juicio está en manos del Consejo de Defensa del Estado. Es una demanda en contra de Obras Públicas y su Dirección de Aeropuertos. Nosotros nos hemos reunido con el Consejo de Defensa del Estado y ellos tienen una propuesta que estamos evaluando. Para ser 100 por ciento honestos, nosotros creemos que estos terrenos son fiscales y en ese sentido vamos a seguir adelante con el proceso judicial para dejar sentada nuestra tesis. Hay un requerimiento por parte de la Dirección de Aeropuertos que es terminar rápidamente la habilitación de la pista de aterrizaje”.

– En estos dos años de gestión, ¿qué destacaría como lo más relevante?
– “Una de las cosas que nos ha llenado de satisfacción y que la gente lo ha sentido como más propio es el avance en la regularización tanto de caminos como la próxima entrega de títulos de dominio en sectores periurbanos. Son 25 años que esta gente viene luchando porque no tenía servicios básicos. La regularización de caminos es inédito en el país, primera vez que se hace, al dar solución a un vacío legal en materia de loteos rurales. En el mes de mayo de 2014 iniciamos el primer trámite y en noviembre del mismo año, estábamos entregando tramitados la regularización de los primeros 17 caminos, principalmente en los sectores de Pampa Redonda y Virgen de la Covadonga. Ver los caminos mejorados, prontamente la instalación del agua potable, es sin duda uno de los legados que dejará este gobierno”.
Rol fiscalizador
– ¿Qué acciones concretas ha tomado su ministerio frente al incumplimiento por parte de servicios públicos y privados respecto del uso de predios cedidos para un determinado fin?
– “Nosotros hemos tenido un rol fiscalizador importante. Así como hemos trabajado en conjunto con las comunidades, también aquellas instituciones tanto públicas como privadas que se les ha permitido generar emprendimientos en terrenos fiscales, hemos sido severamente fiscalizadores. Hay organismos públicos que derechamente han incumplido la ejecución de sus proyectos que tuvieron por largos años en carpeta, a los cuales hemos solicitado la devolución de los terrenos, a lo cual han accedido, pudiendo con ello redestinar los mismos para otros fines”.