Necrológicas

Demandas territoriales de los pueblos indígenas y pensiones miserables surgieron en debate sobre nueva Constitución

Por La Prensa Austral Domingo 7 de Agosto del 2016

Compartir esta noticia
105
Visitas

– Más de 250 personas llegaron al Liceo Experimental y, aunque no se superó la meta esperada de participantes, sí se logró que la representatividad de todas las provincias se reflejara en el encuentro ciudadano.

Pasadas las 11,30 horas de ayer, en el Liceo Experimental de la Umag (Universidad de Magallanes) se inició el despliegue de las delegaciones asistentes al Cabildo Regional de Magallanes, el que tenía como objetivo debatir en torno a los principios concluyentes que guiarán una nueva Constitución para Chile.

El intendente Jorge Flies pretendía que el recinto fuera colmado por unas 500 personas.

La cifra, sin embargo, no fue lograda, toda vez que –a diferencia del encuentro provincial de Magallanes realizado el pasado 16 de julio- hubo una notoria disminución en la asistencia del público, lo que, en todo caso, no menguó la organización de los grupos de debate.

En el caso de Puerto Williams, una de las participantes al Cabildo Regional fue la concejala Lidia González Calderón, quien además integra la comunidad yagán. “La reivindicación de tierras es una demanda permanente que reivindicamos como pueblo, al igual que la necesidad de una mayor conectividad para nuestras familias. Desde Puerto Williams, estamos preocupados porque además cuesta mucho salir de nuestra comuna y cuando nuestros hijos deben migrar por temas educacionales. Es casi imposible pretender sostener a un hijo estudiando fuera y en la misma región”, expresó González.

En este aspecto, la concejala afirmó que se requiere un mayor apoyo del Estado para subsidiar a estudiantes de zonas más apartadas.

“Cuando queremos sacar a nuestros hijos a estudiar, tenemos escasas posibilidades. No tenemos tampoco derecho a becas especiales para los jóvenes de Puerto Williams y es un costo enorme salir de allá, es un encarecimiento para toda la familia difícil de medir”, acotó Lidia González.

Desde la comuna de Puerto Natales, la profesora jubilada Sonia Caipillán Oyarzo llegó hasta Punta Arenas para participar ayer sábado del Cabildo Regional, confiada en que el futuro pueda ser más auspicioso, para las generaciones venideras.

“Habitamos un país que es muy complicado, sobre todo para las personas de la tercera edad. Nuestras jubilaciones son miserables, en relación a la cantidad de años que uno trabaja. Por lo mismo, esperamos que -de esta nueva Constitución- salga algo positivo. Todos confiamos en un mejor futuro, tanto para nosotros, como para los que vienen. Participar de este Cabildo Regional con nuestras propuestas es la gran esperanza para los que vienen y, en eso, nosotros tenemos mucho qué decir”, afirmó Caipillán.

Por su parte, Alicia Pérez Vargas -proveniente de Porvenir- preside la Asociación Indígena Urbana “Jowsken”. La dirigenta llegó este sábado a Punta Arenas acompañada de una delegación de mujeres huilliche para plegarse al debate por cambios en la Carta Magna, convencida que sólo el reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas puede permitir un mayor nivel de autonomía económica para descendientes originarios.

“Todos deberíamos estar de acuerdo con un cambio en la Carta Fundamental, porque si no hay un reconocimiento a los pueblos indígenas, no es posible hablar de respeto a las etnias. Si la nueva Constitución incorpora ese reconocimiento, habrá sin duda mayores oportunidades de desarrollo económico, que es lo que en este momento no tenemos como pueblos. Si bien gozamos de riqueza cultural, carecemos de muchas oportunidades para definir el tipo de sociedad que anhelamos. Si hay una Carta Fundamental más amplia, podríamos insertarnos en una relación más horizontal con los otros pueblos que habitan el país”, remarcó Pérez Vargas.