Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Diócesis de Punta Arenas entregó 650 canastas navideñas a las familias más vulnerables

Por La Prensa Austral Viernes 23 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
245
Visitas

Con la oración del Padre Nuestro y el Ave María, además de una bendición verbal, se efectuó la tradicional entrega de las “Canastas Misión Noche Buena”, actividad que se lleva a cabo cada año por la Diócesis de Punta Arenas, la cual se desarrolla a través de distintas donaciones. Al igual que la versión pasada, este año la Iglesia asumió sola la tarea. En años anteriores, la cruzada era liderada conjuntamente con la empresa Edelmag.

En esta oportunidad, se repartieron 650 bolsas con alimentos, de las cuales 50 se distribuirán en Puerto Natales, 20 en Porvenir y el resto en la ciudad de Punta Arenas, teniendo como foco principal a las familias más vulnerables, de escasos recursos, y principalmente a los adultos mayores que se encuentran en situación de precariedad, abandonados, postrados o que no pueden costear algunos víveres adicionales para las próximas celebraciones.

“Fueron donaciones de varios colegios, parroquias y comunidades cristianas de la ciudad que reunieron los alimentos y que de acuerdo con un prototipo determinado, cada canasta tiene una valoración aproximada de 16 mil pesos. Además, hemos recibido donaciones en dinero de algunas empresas, y con aquello hemos comprado lo que ha alcanzado para poder conformar las 650 que se entregarán”, manifestó el obispo Bernardo Bastres, quien a la vez aclaró que “en Puerto Williams nosotros hemos ido otros años, pero en esta ocasión no podremos ir porque hay otra situación y nos han dicho que no”.

En este sentido, el criterio para haber sido beneficiado con esta entrega de alimentos no perecibles se determinó mediante una recopilación previa de datos de diversas agrupaciones, como por ejemplo el Hogar de Cristo, las cuales reunieron los nombres de aquellas personas que más necesitaban esta ayuda. De la misma forma, las personas por su cuenta también pudieron haberse acercado hasta el Obispado para solicitar una canasta, a las que se les realizó una visita donde se percibió su situación y posteriormente quedaron inscritas para recibirlas.

“Queremos impulsar la experiencia de compartir la Navidad, que es una fiesta para ayudar, colaborar y compartir la alegría de saber que el hijo de Dios se hizo uno de nosotros, y por lo tanto, en primer lugar, el ejercicio que hacemos nosotros es de ver las situaciones de pobreza que hay en Magallanes. Es triste, pero en la región existen familias que no tienen lo suficiente como para celebrar la Navidad y hemos visto lo que ha sucedido en Correos de Chile con los regalos, por lo que a través de las parroquias entregamos ayuda y presentes pero muchas veces no alcanza”, explicó el líder de la Iglesia Católica en Magallanes.

Asimismo, Pamela Oyarzún, funcionaria del jardín infantil Caperucita Roja, que fue a buscar 17 canastas para las familias vulnerables de aquel recinto educacional, expresó que “esto es un gran apoyo para la gente que más lo necesita, para las familias que requieren que se les tienda una mano sobre todo en estos momentos en que se acerca Navidad y las fiestas de fin de año. Con esta ayuda nosotros pretendemos que se forje la unión y el amor para aquellos que muchas veces no tienen estas cosas para compartir”.