Necrológicas
Tampoco el nombre de la histórica carrera en territorio nacional

Dirigentes argentinos no podrán aplicar normas del Gran Premio en lado chileno

Por La Prensa Austral Jueves 9 de Julio del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
904
Visitas

De vulnerarse esta restricción, los dirigentes del vecino país se exponen a que el Club de Volantes de Porvenir les aplique una demanda u otra acción legal que fuerce, por la vía judicial, la prohibición aplicable en todo el territorio de nuestro país, según explicaron ayer en conferencia de prensa.

Ni siquiera los organizadores argentinos del Gran Premio de la Hermandad en Tierra del Fuego (cuyo peso central este año les corresponde, porque el evento parte y tiene meta en Río Grande), podrán usar el nombre de la histórica carrera en territorio chileno, que este año cumple su versión número 42. Es más, ni siquiera podrán poner en práctica las cláusulas del Reglamento Administrativo de la prueba -ya lanzado en el sector trasandino- que debieran aplicarse en el sector fueguino de nuestro país, porque éste se editó con la denominación original (que sí pueden usar en el lado argentino de la isla, donde no es aplicable la prohibición).

De vulnerarse esta restricción, los dirigentes del vecino país se exponen a que el Club de Volantes de Porvenir les aplique una demanda u otra acción legal que fuerce, por la vía judicial, la prohibición aplicable en todo el territorio chileno.

Así lo explicaron ayer, con suma claridad, los dirigentes del decano club de automovilismo porvenireño, al ofrecer una concurrida conferencia de prensa en su casa sede del Chalet Camelio de Porvenir, donde informaron los términos legales a los que han debido recurrir -detallaron- para resguardar el patrimonio histórico de su pertenencia, que es la carrera del Gran Premio, fundada en 1974 entre el Club de Volantes de Porvenir y su par argentino, el Automóvil Club de Río Grande, ambos con calidad de dueños de la actividad “tuerca” más importante de la Patagonia en cada una de sus administraciones nacionales.

Vicente Arteaga, Luis Cossio, José Mansilla, Fredy Moreno y Cristopher Moreno entregaron el detalle de sus gestiones para recuperar dicho patrimonio, por un lado, clarificando que el Gran Premio ha sido organizado por una agrupación ajena en nuestro país desde 2013. Para esto, se puso primero como excusa, el atraso en la personalidad jurídica de su entidad y luego, que se trataba de un club que no pertenece a una asociación federada para -finalmente- dilatar la solicitud de federar a la Avopor (Asociación de Volantes de Porvenir), en la cual sí están registrados.

Debido a lo anterior, aseguraron, al Club de Volantes no le quedó otra vía que la judicial, lo que asegura mantener el nombre como marca registrada exclusiva, trámite gestionado ante el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (Inapi) y con ello, recuperando el patrimonio que legal, moral, tradicional e históricamente es de su propiedad y que se aplica en todo el Estado de Chile.

Las deslealtades

Vicente Arteaga, presidente de la institución de los volantes, se refirió también al porqué desde 2012, los directivos del lado argentino “se aliaron” con la Asociación Deportiva Local Fueguina de Automovilismo (Adelfa), en vez de seguir apoyando a su verdadera contraparte, el Club de Volantes de Porvenir. “Ese tema nosotros sabemos cómo funciona, de hecho tenemos actas firmadas en que nos esperaban hasta el día 12 (de agosto de 2013, para hacer la carrera en conjunto), y el día 11 ya daban por iniciada la conversación que habían tenido con Adelfa para hacer el Gran Premio. Eso demuestra que realmente no hay seriedad y no tienen ninguna lealtad con la institución, ni el respeto por la organización conjunta”, recalcó el dirigente fueguino en la conferencia de prensa, que incluso fue transmitida en directo por una radio de Río Grande.

No obstante, tanto Arteaga como los demás exponentes reunidos desde las 20 horas de ayer en la sede deportiva, se mostraron abiertos a conversar con todas las instituciones implicadas hoy en la carrera: Adelfa, la organización argentina, con los pilotos fueguinos chilenos y argentinos y del resto de la región que deseen usar el nombre del Gran Premio. Con las autoridades e incluso con la subsecretaria de Deporte, cuya visita anunciada para fin de mes, se presume traerá un aporte estatal para la organización de una carrera tradicional que de no volver a sus orígenes, podría -al menos en el lado chileno- cambiar de denominación, aunque con ello deje de ser “la 42ª versión de…”.