Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Dos mujeres detenidas por cuantioso robo en barrio “18”

Por Nicolás Ulloa Sábado 5 de Septiembre del 2015

Compartir esta noticia
4.358
Visitas

“Me devuelve el alma al cuerpo saber eso, me habían dejado sin nada”, fueron las palabras pronunciadas por el vecino P.O.O.O., de 65 años, luego de conocer que la denuncia por robo estampada el jueves había sido esclarecida en menos de 24 horas por la PDI, tras la detención de dos mujeres vinculadas al robo en su domicilio, y que además habían recuperado gran parte de sus ahorros.

La víctima del robo a su domicilio de calle Lircay, en el barrio 18 de Septiembre, reconoció las fotografías exhibidas de las dos mujeres: “una de ellas estuvo sentada en el living de mi casa hace algunas semanas, y la segunda es la mujer que sorprendí robando”.

La PDI identificó como Jessica Valverde Raniele, de 28 años, y Teresa Raddatz Velásquez, de 55, las mujeres que durante la mañana de este viernes fueron detenidas por detectives de la Brigada Investigadora de Robos (Biro), luego de que durante la noche del jueves trabajaran incansablemente para esclarecer el robo que afectó una vivienda de calle Lircay la noche del miércoles, cuando el propietario, al volver a su domicilio, se enfrentó cara a cara con la autora del hecho en su vivienda, la que sustrajo 11 millones de pesos, ahorros que guardaba en una caja.

Según precisó el subprefecto Jorge Sánchez, el retrato hablado entregado por la víctima fue fundamental para dar con la mujer, ya que con dicha pista pudieron establecer la identidad de una posible autora, Jessica Valverde, quien cuenta con antecedentes por el mismo delito. Además, revisando sus antecedentes, se pudo establecer que la mujer estaba cumpliendo condena con beneficio extracarcelario, portando en una de sus piernas, una tobillera electrónica, la que monitorea sus movimientos a través de un GPS, dato que fue determinante para los detectives, ya que corroboraron su presencia la noche anterior en la vivienda donde se perpetró el robo.

“Con esos antecedentes pudimos hablar con el fiscal, quien consiguió la orden de detención de la mujer, en cuyo domicilio encontramos parte del dinero y algunas especies que había adquirido. Además, nos aportó información que nos permitió dar con la segunda imputada”, detalló el subprefecto Sánchez.

El jefe policial añadió que los antecedentes obtenidos, apuntarían a que Raddatz Velásquez, habría aprovechado amistades en común con el afectado, teniendo acceso así a información privilegiada de horario y rutina de la víctima.

Esa información, a su vez fue traspasada a Jessica Valverde, quien fue la que ejecutó materialmente el cuantioso robo.

En la jornada de este viernes, la policía allanó el domicilio de Valverde, encontrando en su poder la suma de 8,4 millones de pesos, afirmando, además, el oficial de la PDI que la noche anterior, la imputada acudió junto a terceros al Casino de Juegos, donde habría desembolsado una  importante cantidad de efectivo, lo que estaría registrado por las cámaras de vigilancia del recinto de juegos de azar, y que justificaría la no recuperación de poco más de 2 millones de pesos faltantes.

El cúmulo de antecedentes, desde el punto de vista de la PDI, da por aclarado policialmente el delito, motivo por lo que la Fiscalía dispuso que ambas detenidas sean trasladadas esta mañana a audiencia de control de detención en el Centro de Justicia.

Antecedentes
de las mujeres

Teresa Raddatz no cuenta con antecedentes penales, e incluso, es una dirigente sindical del gremio de la pesca, situación que dio a conocer a los detectives, explicando que el dinero que mantenía en su domicilio tenía esa procedencia, aunque según precisó la policía, dicha versión no se ajustaría a la realidad.

Por su parte, Jessica Valverde registra antecedentes penales por su participación en reiterados delitos de la misma índole.

Sin ir más lejos, en diciembre pasado, el juez Juan Villa se apiadó de su condición, ya que recientemente había sido madre, y la condenó a 3 años y un día de cárcel como autora de robo en lugar destinado a la habitación, cuando ingresó por una pandereta a un domicilio, desde donde sustrajo un equipo de audio y vestuario.

La mujer lloró agradecida por la oportunidad que le dio el magistrado, siendo enfático el magistrado Villa en señalarle que seguirá “atento” su caso, por lo que se estima que la joven deba enfrentar una audiencia de revocación de beneficios debido a la reincidencia en un delito similar