Necrológicas
  • Leonilda Florencia Bargetto Orellana
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • Laura Rosa Prado Cuevas

Vocero de toma “Puño en alto”: “El intendente se comprometió a establecer una mesa de trabajo que hasta hoy no se ha cumplido”

Por La Prensa Austral Viernes 29 de Abril del 2016

Compartir esta noticia
623
Visitas

Roberto Martínez Arriaza
rmartinez@laprensaaustral.cl

“Nos juntaremos con ellos, hemos pedido los datos de cada uno de los miembros de esta toma”, precisó la tarde del miércoles 13 de abril el intendente Jorge Flies Añón, tras una reunión con cuatro representantes de la toma “Puño en alto”, concertando conformar una mesa de diálogo que se debió constituir la semana pasada, y cuya funcionalidad apuntaría a encontrar soluciones, de forma progresiva y gradual, a las demandas expuestas por los manifestantes.
A una semana de cumplirse un mes desde que diez familias ocuparon un sitio baldío de propiedad privada, situado en la prolongación de la calle Enrique Abello, en el sector norponiente de Punta Arenas, los voceros de la toma manifestaron su desilusión y decepción, luego de que -según indicaron- la máxima autoridad regional no los haya recibido y “no haya cumplido con su promesa”.
“Siempre que vamos a la intendencia no está, lo llamamos por teléfono y no contesta ni tampoco devuelve los llamados y sigue incomunicado. Ha sido una tremenda decepción luego de que en la única reunión que tuvimos el intendente se comprometió a establecer una mesa de trabajo que hasta hoy no se ha cumplido”, sostuvo René Formantel Riquelme, portavoz de la toma.
A la vez, señaló que estas tres semanas en protesta han sido “bastante duras”, debido al frío y a las bajas temperaturas que se han sentido durante las noches lo cual -según él- no ha sido motivo para desertar. “Se ha mantenido la misma cantidad de familias en el campamento, y siguen organizadas en turnos de día y nocturnos”, acotó.
Del mismo modo, y ante la ausencia de la autoridad, el representante fue enfático en anunciar que “la asamblea decidió que si hay algún tipo de conversaciones que el intendente se acerque a la toma. Ya simplemente el hecho de ir a la mesa de trabajo en la intendencia no es una opción”.
Al ser consultado por una posible radicalización de las protestas, ante el carácter pacífico que han adoptado, Formantel especificó que aún no se ha planteado esa posibilidad, aunque adelantó que durante la jornada del Día del Trabajador llevarán a cabo una marcha que concluirá en el Instituto Superior de Comercio.
“Para este domingo se pidió un permiso a la gobernación para hacer una marcha que llegará hasta el Insuco, donde se hará el acto principal de la Cut, y haremos lectura del petitorio y para emplazar a las autoridades a que se acerquen a la toma”, detalló.
Derivados al Minvu
En tanto, desde la oficina de Comunicaciones de la intendencia notificaron que la mesa de diálogo que Flies pactó con los delegados de los pobladores debía llevarse a cabo con las autoridades de Vivienda, tanto con el Servicio de Vivienda y Urbanización como con el seremi de la cartera, subrayando además que “ellos debían desalojar el terreno como lo prometieron”.
Asimismo, en el Serviu aseguraron que está concluyendo el proceso de análisis de los datos proporcionados por los manifestantes para luego citarlos a reunión y examinar su situación caso a caso, con el fin de orientarlos en los pasos que deben seguir. No obstante, fuentes del organismo indicaron que aún no se ha establecido una fecha concreta, lo cual se determinaría desde hoy hasta la próxima semana y luego será informado a la toma.
Compra del terreno privado
Ante supuestos rumores difundidos erróneamente referidos a una aparente adquisición, por parte del Serviu, del predio particular en el cual permanecen las más de cien familias pernoctando como medida de presión por demandas habitacionales, desde el mismo organismo aclararon y desmintieron que dicha información fuera cierta.
“Es una información de falsedad absoluta. Ni yo ni la corredora de propiedades ha recibido una solicitud de venta”, resaltó enérgicamente el ex intendente Mario Maturana, quien es propietario del terreno ocupado, reiterando como en múltiples ocasiones que no es de su interés entrar en esta polémica.
“Es un conflicto que no es entre privados, sino que es de la autoridad y una agrupación de gente sin casa, y yo he mantenido la prudencia mientras hayan conversaciones entre ellos para no pedir un desalojo”, sentenció.