Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

El sábado retornó a Punta Arenas el niño que se quemó al imitar video de Youtube

Por La Prensa Austral Lunes 24 de Agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
172
Visitas

Después de permanecer por más de un mes en tratamiento en un centro de alta complejidad de la capital, el sábado regresó a Punta Arenas el estudiante Branco Santana Aguila, de 11 años, quien sufrió graves quemaduras en el rostro y el pecho mientras se encontraba en su casa realizando un experimento científico. El alumno de la Escuela La Milagrosa retornó acompañado de su madre Pamela Aguila.

Si bien deberá volver a control el 5 de octubre próximo, Branco se encuentra prácticamente recuperado y los injertos recibidos los ha ido asimilando bien. Las quemaduras y las heridas sufridas harán que deba someterse a controles médicos hasta los 18 años, sin embargo su recuperación ha sido más rápida de lo estimado.

Cuando Branco fue internado en el Hospital Clínico presentaba quemaduras en rostro, cuello, brazos y pecho, es decir alrededor de un 13% de su cuerpo. “Ese día yo quería hacer un mechero, entré a Youtube y puse en el buscador ¿Cómo hacer un mechero? También he buscado como hacer cosas de madera”, recordó Branco a su llegada el sábado a Punta Arenas.

Su mamá, Pamela Aguila Hernández, planteó que a su hijo le gustan los trabajos con las manos por su condición hiperactiva, porque tener las manos ocupadas lo distrae. “Por lo mismo -señaló- quiere ir el lunes (hoy) a clases”. Branco es estudiante del sexto B en la Escuela La Milagrosa.

Sobre su recuperación, la madre comentó que el proceso fue rápido. “Llevamos un mes en tratamiento. Cuando cayó al Hospital Clínico, vi lejana su recuperación. Los primeros días lo vi más lento, pero afortunadamente asimiló bien los injertos, obviamente hay algunos que se le notan, pero los de las manos y los brazos no se les nota. El cayó en buenas manos, los primeros días lo tuvieron en la Clínica Las Condes y después en la Clínica Dávila”, recordó.

Ahora es paciente de Coaniquen, donde tiene control con varios especialistas, médicos fisiatras, terapeutas y kinesiólogas. Además debe usar prendas para evitar la inflamación de la piel.

“Una de sus orejas debieron hacérsela casi nueva, aunque debe tener cuidado porque el otro día se golpeó y se le salió parte del injerto de piel que ya estaba sano”, subrayó la mamá.