Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba
Resolución de la Inspección del Trabajo

Empresa deberá pagar más de $3 millones tras fallecimiento de trabajador en planta elevadora de aguas lluvias

Por La Prensa Austral Jueves 11 de Febrero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
392
Visitas

Investigación detectó siete irregularidades en materia de seguridad.

Un total de 68 UTM (Unidades Tributarias Mensuales), equivalente a más de 3 millones de pesos, deberá cancelar la empresa Restovich y Restovich Cía Ltda., luego de que la Inspección del Trabajo detectara una serie de irregularidades en materia de seguridad.

La investigación fue efectuada tras el fallecimiento del trabajador Julio Gómez Arismendis, de 54 años, quien el 16 de noviembre del año pasado, en medio de las faenas realizadas en una planta elevadora de aguas lluvias del Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu), ubicada en Costanera con Jorge Montt, recibió un fuerte golpe en la cabeza, luego de que parte del aparataje utilizado para alzar las bombas se desplomara sobre él.

El informe, emanado desde el órgano estatal, establece que la firma Restovich y Restovich Cía Ltda., contratista de la empresa constructora Axis, incurrió en una serie de irregularidades.

La primera de ellas, tiene relación con no entregar una copia del reglamento interno de orden, higiene y seguridad al trabajador fallecido, por lo cual se estableció una multa de 9 UTM.

Por otro lado, se impuso una multa de 10 UTM porque el trabajador no contaba con la supervisión en el desarrollo de sus labores propias, no habiendo en la faena el día del accidente, una jefatura responsable que velara por el correcto trabajo en el izamiento de bombas en la faena de la planta elevadora de aguas, por el uso de casco y arnés de seguridad, elementos que de haberse utilizado habrían aminorado las lesiones del trabajador accidentado, tanto en su cabeza como en la caída al agua.

En tercer lugar, se multó con 10 UTM, por no informar a los trabajadores Julio Gómez y Eladio Catalán, de los riesgos que entrañaban sus labores, las medidas preventivas pertinentes y el método correcto de trabajo, respecto de los elementos que se deben utilizar en el desarrollo de sus labores como gásfiter al no contar con un procedimiento de trabajo seguro para la ejecución de esta tarea en particular.

Además, se multó con 10 UTM por no entregar elementos de protección personal al trabajador fallecido, que cumplan con las normas de exigencias y certificación de calidad, habiéndose exhibido certificados de los zapatos de seguridad y del casco no vigentes.

La quinta sanción, ascendente a 10 UTM, dice relación con no mantener en condiciones seguras y en buen funcionamiento los elementos de riesgo, al ejecutar las labores de izamiento de bomba de agua.

Por otro lado, se multó con 9 UTM por no consignar por escrito en el contrato de trabajo de Julio Gómez, la modificación referida al lugar de desempeño de sus labores, donde se establecía que cumplía funciones como gásfiter para desempeñar labores en Hotel Cisne de Cuello Negro, ubicado en Puerto Natales.

Finalmente, se fijó una multa de 10 UTM por no tener en uso un registro de asistencia el día del accidente, para el registro de la jornada de trabajo de Julio Gómez y Eladio Catalán, quien también se encontraba en el lugar.

El secretario regional ministerial del Trabajo y Previsión Social, Carlos Abarzúa, explicó que las multas cursadas son menores que en el caso de Ultraport, infraccionada tras el fallecimiento de Adolfo Ruiz Ortega, debido a distintos factores.

“La Inspección Provincial aplicó multas a la empresa por infracción de normativa laboral y de seguridad y salud en el trabajo. Dado que la ley distingue que las multas que se aplican deben considerar el tamaño de las empresas, y las infracciones normativas se constatan caso a caso, la inspección provincial de Magallanes sancionó de este modo y con este monto total a la empresa”, indicó Abarzúa.

La autoridad reiteró que la preocupación del ministerio está puesta en la prevención. “Como hemos señalado anteriormente, la vida de un trabajador debe ser nuestra principal preocupación y todos nuestros esfuerzos deben enfocarse en prevenir los accidentes del trabajo y en reforzar la fiscalización de las obras, solicitando que en ello también participen los comités paritarios de higiene y seguridad, los sindicatos, los trabajadores y los empleadores, para reducir los factores de riesgo que pudiesen existir”, puntualizó.