Necrológicas
  • René Lopeteguis Trujillo
  • Luisa Mancilla Soto
  • Juan Mario Moreira Añazco
  • César Barrientos Cárdenas
  • Raúl Low Bórquez
  • Nancy Cofré Yévenes

En aniversario de la Uci Pediátrica se destacó la disminución de la tasa de mortalidad

Por La Prensa Austral Viernes 13 de Octubre del 2017

Compartir esta noticia
83
Visitas

Reconociendo a sus funcionarios, la Unidad de Paciente Crítico del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico celebró 20 años de existencia, en una ceremonia en que se destacó los logros, entre ellos la disminución de la tasa de mortalidad, como asimismo la permanente capacitación que recibe el personal. “A 20 años logramos estar con las tasas de mortalidad por debajo del promedio nacional”, afirma la doctora Patricia Amarales, jefa de la Unidad de Neonatología y una de las precursoras de su instalación.
En la oportunidad se reconoció a los funcionarios María Sonia Cárdenas Cárdenas, Maribel Díaz Montiel, María Georgina Barreiros, María Eliana Hernández Alvarado, Susan Keliotis Oeding y Ana María Vidal Paredes. Además se premió al jefe de la Uci Pediátrica, doctor Germán Sepúlveda.
“Se conforma como Unidad de Cuidados Intensivos durante el año 1997, pero en sus inicios fueron las ganas y el compromiso de la doctora Patricia Amarales y el doctor Dante Hernández, quienes impulsaron este servicio, a ellos se sumaron otros profesionales”, valoró Claudio Barría, director del Hospital Clínico.
Por su parte, el jefe de la Uci Pediátrica, Germán Sepúlveda, sostuvo que es un trabajo de mucha exigencia, tanto física como emocional, que impone mucha dedicación a las personas que conforman el equipo, lo que se ha visto reflejado en los resultados logrados y que los ubican por sobre otros centros de pacientes críticos de pediatría.
Por último, la doctora Amarales recordó que a su llegada al Hospital Clínico en 1991 se dieron cuenta que las mortalidades infantiles y neonatales se ubicaban por sobre el promedio nacional, entonces comenzaron a buscar las causas. “De esta manera comenzó un trabajo de profesionales médicos y de enfermería. Esto fue un cambio radical que significó reducir las camas, crear los niveles de atención y un intensivo, además de abrir las puertas a los padres”, complementó.