Necrológicas
  • Benedicto del Carmen Alvarado Vidal
  • José Adán Bahamonde Bahamonde
  • María Vera Ojeda
  • Francisco Lorenzo Astorga Astorga
  • José Ortega Sepúlveda
  • Grismilda Gutiérrez Vera
  • Carmen Chuecas vda. de Pradenas
  • Luis Alberto Latorre Vera
  • Enrique Provoste Subiabre
Armadas de Chile y Argentina

En canal Beagle realizan ejercicio combinado para enfrentar emergencias medioambientales

Por La Prensa Austral Miércoles 19 de Agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
247
Visitas

Esta semana comenzó el ejercicio combinado “Viekaren XV”, cuyo propósito es verificar el estado de respuesta e interoperatividad de unidades y aeronaves navales, tanto chilenas como argentinas, con presencia permanente en la zona del canal Beagle.

La actividad, contempla escenarios ficticios de situaciones de emergencia, tales como, apoyo humanitario; control naval de tráfico marítimo; búsqueda, rescate y salvamento marítimo. Este año, la emergencia la protagonizará un buque del que sólo se conocerá su nombre, y sobre el cual las unidades chilenas y argentinas deberán encontrar su posición para enfrentar una maniobra de control de contaminación, debido a un derrame de envergadura.

En teleconferencia de prensa, el comandante del Distrito Naval Beagle, capitán de navío Patricio Espinoza, y el jefe de Estado Mayor del Area Naval Austral, capitán de navío Gabriel Galeazzi, entregaron detalles de esta versión.

“Tras 15 años de ejecución de este ejercicio que significa ‘confianza’, el objetivo es crear mayor interoperatividad posible y conocernos más”, señaló el comandante Galeazzi. Ambas Armadas comparten desafíos comunes respecto de las emergencias en una zona de alto tráfico marítimo, donde resulta esencial compartir experiencias y estandarizar procesos. “Este ejercicio incrementa las capacidades de la orden permanente de procedimientos para enfrentar emergencias en el área del Beagle”, agregó.

En tanto, el comandante chileno Patricio Espinosa detalló que el ejercicio se viene planificando desde el 20 de julio. “Una vez que zarpen los buques, todas las situaciones que se van generando en el ejercicio son reales y deberán saber cómo actuar, exceptuando el ejercicio de control de contaminación que es simulado. Sin embargo, las unidades deberán desplegar barreras de contención y atenuar los impactos que tenga la emergencia”, especificó.

Ambas autoridades coincidieron en que las principales dificultades radican en los factores meteorológicos y geográficos de la zona. “Hay siniestros que ponen en riesgo la vida humana en el mar y eventuales desastres ambientales. Como son accidentes, nunca se sabe cuándo van a ocurrir y hay que estar preparados”, precisó el comandante Espinosa.