Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

En el sector de Frei con Los Flamencos circulan con frecuencia animales por las calles

Por La Prensa Austral Jueves 27 de Agosto del 2015

Compartir esta noticia
84
Visitas

Un toro pastando en el antejardín de una vivienda del sector Altos del Bosque fue el hecho que a comienzos de semana activó las alarmas de los habitantes de dicho sector residencial, situación que Marco Lecaros Palma – propietario de la casa ubicada en el pasaje La Arboleda Nº1085- calificó como grave.

“Como a las 10 horas apareció un toro en la entrada de mi casa. Favorablemente mi auto estaba estacionado dentro del patio, porque -de no ser así- corría el riesgo de haber impactado con el animal”, afirmó Lecaros.

Para el vecino del sector norte de Punta Arenas, el riesgo de que anden animales sueltos en las calles, pone en riesgo principalmente a menores de edad, por lo mismo hizo un llamado al ente responsable en esta materia a tomar carta en el asunto.

“Si pasa un menor de edad, o alguien sale a tirar la basura y se encuentra con ese tremendo animal (refiriéndose al mamífero), genera obviamente un impacto y un riesgo agregado”, expresó.

Animales deambulando

El residente del condominio Altos del Bosque, manifestó que no es la primera vez que se ven animales deambulando por el sector, dando a conocer que en Avenida Frei con los Flamencos es donde se han visto merodear en forma constante caballares e incluso vacunos.

“Caballos y otros animales se han divisado en calle Los Flamencos. Suponemos que desde sitios eriazos que se ubican cerca del Hospital Clínico es donde aparentemente están soltando a los animales. Seguramente los deben tener en espacios muy reducidos, en parcelas muy pequeñas, porque los están dejando salir, para que puedan pastar en espacios  públicos”, agregó Marco Lecaros.

El vecino de Altos del Bosque relató que a fines del año pasado y mientras se movilizaba en su auto, fue víctima de un impacto frontal con un equino que transitaba en un sector aledaño a su vivienda.

“Divisé muchos caballos en la calle Los Flamencos y de repente se me atravesó intempestivamente uno. Al chocar con el animal, mi cara debe haber quedado distante a unos 10 centímetros de él. Producto de ello, se  me rompió el parabrisas y otras partes de mi automóvil. Llamé a Carabineros y se demoró alrededor de 40 minutos en llegar, dado que el sector donde se produjo el choque corresponde al Cuadrante Uno, que se ubica en Río Seco”, recordó Lecaros.

Para este vecino existe en la ciudad el peligro inminente de que el descontrol de animales en que transitan los animales, puedan generar una desgracia mayor.

“Si no hubiera atinado a reducir la velocidad del vehículo con que impacté al caballo que se me cruzó, pude haber tenido un desenlace fatal. Creo que alguien debe tomar algún tipo de medidas, antes de que ocurra una desgracia que puede ser lamentable”, remarcó Lecaros.