Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Encapuchados “tomaron” las oficinas del Sernam para exigir libertad de machi Francisca Linconao

Por La Prensa Austral Jueves 29 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
984
Visitas

Pasadas las 15 horas de ayer, entre 15 a 20 personas encapuchadas, que adhieren a la causa mapuche, ingresaron a las dependencias del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), en calle Maipú Nº938, con el fin de protagonizar una “toma” de las instalaciones. En el interior del recinto se encontraba una quincena de funcionarios, quienes fueron desalojados del lugar (violentamente, según acusaron) por los manifestantes, la mayoría de ellos, con su rostro cubierto, que exigían la intervención del organismo ante la situación que vive la machi Francisca Linconao, que la semana pasada volvió a la cárcel de Temuco.
Esta medida de presión se tomó a nivel nacional, como protesta a la decisión de la justicia, que revocó por cuarta vez el arresto domiciliario a la machi, quien está procesada por el asesinato del matrimonio Luchsinger-Mackay.
“Sernam ha sido mudo ante la situación de Francisca Linconao y esta medida de presión queremos que se viralice y se difunda a nivel nacional”, explicó a nombre de los manifestantes, Paulina Millalonco.
Tras una media hora de tenso diálogo entre los manifestantes y los funcionarios del Sernam, encabezados por la directora subrogante, Llilian Ruiloba, Carabineros ingresó al inmueble, por la parte posterior, que se encontraba bloqueada con diversos implementos.
Cerca de las 17 horas, los efectivos de Carabineros y el personal del Sernam lograron ingresar a las instalaciones, cuyos ocupantes huyeron por los patios cercanos, por lo que no se reportaron lesionados. Posteriormente, unos jóvenes, que se hallaban en el gimnasio Monteverde, ubicado a un costado de la oficina, abandonaron sin entender muy bien lo que sucedía, aunque más de alguien se imaginó que se trataba de una maniobra distractora de parte de los manifestantes.
Hasta la oficina regional del Sernam se acercó el secretario regional ministerial de Justicia, Pablo Bussenius, quien lamentó la forma en que se materializó la protesta.
“Como gobierno rechazamos esta acción de fuerza, más allá de las causas que podrían haberla motivado, rechazamos esta actitud en contra de los funcionarios de Sernam, y afortunadamente no se registraron daños y tampoco resultó lesionado algún funcionario de la institución. Estamos hablando de una irrupción violenta en una dependencia de un servicio público que tradicionalmente tiene sus dependencias abiertas, por lo que obviamente altera el funcionamiento normal del servicio”, destacó Bussenius.
“No fue una ‘toma’ pacífica”
En tanto, la directora subrogante del Sernam, Llilian Ruiloba entregó detalles de cómo se produjo la irrupción de los manifestantes: “No podemos mencionar qué representantes vinieron de parte de nuestros pueblos originarios, porque no hubo intervención de diálogo; simplemente no fue una ‘toma’ pacífica ni pasiva, porque entraron sin poder identificarse. No podemos decir que eran representantes de los pueblos originarios, dado que no tuvimos el alcance de conocer a quiénes representaban. Fuimos sacados en forma violenta, a empujones, no pudimos cerrar ni los computadores ni oficinas, pero sí salimos de forma pacífica, porque estamos convencidos que el Servicio Nacional de la Mujer está apoyando y entregando una atención igualitaria a todas las mujeres, de pueblos indígenas, empresarias, vulneradas, las que necesitan nuestra atención y vimos coartada una atención que se estaba desarrollando”, repudió Ruiloba.
Sobre qué medidas tomará el gobierno regional, el seremi Bussenius indicó que “de acuerdo a la información que manejamos, existirían dos detenidos que fueron objeto de control de identidad, vamos a esperar los resultados de diligencia para eventualmente estudiar la posibilidad de presentar alguna acción legal”, concluyó Bussenius.