Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba
Alexa Ovando y Carlos Wackerling

Estudiantes del Liceo Luis Alberto Barrera representaron a la educación pública

Por La Prensa Austral Martes 27 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
820
Visitas

Aunque los puntajes nacionales y regionales se dieron a conocer el viernes, Alexa Ovando Pérez recién se enteró ayer, y sobre la marcha partió a la ceremonia de entrega de reconocimientos en la Umag, tan sorpresivo todo como los 772 puntos que obtuvo en Lenguaje, que la dejaron en el primer lugar, junto con Carlos Saldivia. La estudiante egresada del Liceo Luis Alberto Barrera acudió al acto con el resto de su familia, compuesta por su mamá, Liliana Pérez, guardia de seguridad en el Teatro Municipal, y por su hermana menor, Rocío, también alumna del Liceo Bicentenario.

Muy locuaz, la joven que estudiará Psicología en la Universidad de Chile, comentó, aún nerviosa, sus sensaciones por haber sido puntaje regional: “Me llamó mi mamá porque le avisaron a ella desde el colegio. Me pasó que me compraron un celular nuevo porque el antiguo lo tenía hace dos años, y una parte de la pantalla ya no servía y no podía contestar las llamadas. Y como me compraron un celular con plan, cambié de número y no me podían avisar por ninguna parte”.

Alexa creyó que en todas las pruebas iba a sacar 100 puntos menos, y aunque tenía clara la carrera y el lugar, planificaba otra cosa, porque “tenía pensado trabajar, me iba a comprar computador nuevo que también es necesario, y para ayudar a mi mamá en la casa; tenía pensado juntar mi plata también”.

La estudiante, junto con agradecer y valorar a sus profesores de Lenguaje, Biología y Matemática, reconoció algunos obstáculos adicionales que se viven en un establecimiento municipal, por ejemplo, las “tomas” o problemas de calefacción, “incluso esa misma vez que se escaparon los niños por lo del almuerzo, sí, yo estaba ahí, y me suspendieron un día”, admitió media avergonzada.

No obstante, apreció la preparación que tuvo: “La profesora de Lenguaje nos preparaba en clases y personalmente, teníamos una hora para eso y con el preuniversitario de la Cormupa, los días sábado en la mañana, a hacer ensayos, en el Insuco. Me sirvió mucho porque hacíamos ensayos casi todas las semanas, entonces para uno es bueno. Lo mejor para la PSU de Lenguaje es hacer ensayos más que estudiar, y leer harto para practicar la comprensión”, recomendó.

Y aunque no lo quiso mencionar, sí se nota en su actitud que el haber estudiado en la educación pública, le dan un sentido de sacrificio distinto a otras realidades y, por ende, ser más “aperrada” a la hora de estudiar en otra región. “Ahora yo me voy a Santiago a vivir sola, porque tengo familia pero viven como a tres horas del centro, entonces es complicado. Yo sé que mi mamá me va a apoyar, pero quiero trabajar, no sacarle plata a ella, porque yo tengo 18 años, puedo trabajar y ganar plata para mí y no exprimir tanto a mi mamá. Estaba trabajando en Tricot como asistente de Navidad, pero ahora puede que siga trabajando enero y febrero”.

En tanto, Carlos Beltrán Wackerling Ampuero llegó con sus padres Oriana y Juan Pablo, para recibir su reconocimiento como Mérito Académico Establecimiento Municipal. El joven, pese a su excelente puntaje, se quedará en la región para estudiar alguna carrera informática.

El ejemplo de los dos estudiantes fue destacado por el director del Liceo Luis Alberto Barrera, José Saldivia: “aquí hay un esfuerzo, primero de un par de alumnos, y que ese esfuerzo refleja el trabajo que han desarrollado sus profesores en los últimos años y también el trabajo que silenciosamente ha realizado el establecimiento. Todo eso es una suma que permite decir que desde la educación pública es posible desarrollar acciones que permitan cambiar el rumbo de nuestros alumnos, en educación, abrir nuevas posibilidades”. Saldivia apuntó además, que “ya visualizábamos hace un tiempo atrás a alumnos que iban a destacar con su puntaje, eso se está viendo por los ensayos que se hacen a partir de segundo año medio. Los hacemos hace cuatro años y eso permite que visualicemos qué alumnos destacarán”.