Necrológicas
  • Odette Salles Naudin
  • Francisco Cárcamo Cárdenas
  • Luzmira Macías Silva
  • Alfredo Andrade Hrdalo

Fiscalía persigue acreditar que víctima de atropello quedará con secuelas por culpa de chofer ebrio

Por La Prensa Austral Viernes 5 de Agosto del 2016

Compartir esta noticia
535
Visitas

Transcurridos poco más de 4 meses desde que fuera violentamente embestida por un auto que manejaba un chofer ebrio y después de haber sobrevivido a un sombrío pronóstico, la joven madre Anyela Aguilar Núñez enfrentó al conductor Alejandro Esteban Hernández Díaz, que este jueves comenzó a ser enjuiciado por los jueces del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal.

Y, lo hizo sin separadores de ambiente o ánimo de ocultar su identidad para responder las interrogantes de jueces, fiscal y defensor, sobre los hechos acaecidos en la madrugada del 27 de marzo frente al local nocturno La Barra-K, de calle Pedro Montt, donde junto a otras personas, fue arrollada sobre la vereda por un conductor que manejaba un vehículo Hyundai Elantra.

El fiscal regional Eugenio Campos Lucero, quien actúa como persecutor penal, procura acreditar con los informes policiales y pericias médicas, que aun con la milagrosa recuperación que ha experimentado la víctima, tal cual lo informó este medio en la edición de este jueves, el acusado tendrá que responder por las lesiones graves gravísimas que provocó en la joven, las que probablemente dejarán secuelas permanentes en la mujer.

“Tengo la pelvis fracturada en tres partes, la rodilla igual se me quebró, la muñeca  también la tengo rota, además tengo una traqueotomía que me hicieron para que pudiera respirar (mostrando su cuello)”, detalló ante las preguntas formuladas por el fiscal.

La víctima ingresó cojeando a la sala del Tribunal apoyada de una muleta ortopédica. Producto de la gravedad de sus heridas, la mujer permaneció 28 días en coma y ha sido sometida a lo menos a seis intervenciones quirúrgicas.

Así de potente fue el relato de Anyela Aguilar, el que cobró un relevante valor probatorio, ya que la defensa del imputado, en manos del experimentado abogado Guillermo Ibacache, pareciera apuntar a recalificar las lesiones, de gravísimas a graves, lo que de conseguir, podría poner a su representado frente a un escenario con penas menos duras, respecto de las que está solicitando la Fiscalía, de 7 y 5 años, por manejo en estado de ebriedad sin tener licencia e intentar darse a la fuga.

La postura de la Fiscalía fue ratificada por diferentes profesionales médicos que se refirieron a la grave condición en la que llegó la joven al Hospital Clínico, además de la terapia que deberá llevar adelante en el Centro de Rehabilitación del Club de Leones Cruz del Sur.

“¿Cómo le ha cambiado la vida?”, fue la pregunta realizada por el fiscal regional, la que terminó por quebrar la fortaleza que durante toda su declaración había mantenido la joven de 27 años, sin embargo, tras responder: “En mucho ha cambiado mi vida, ya no puedo trabajar…”, ella no pudo contener las lágrimas, concluyendo su declaración.