Necrológicas
  • Benedicto del Carmen Alvarado Vidal
  • José Adán Bahamonde Bahamonde
  • María Vera Ojeda
  • Francisco Lorenzo Astorga Astorga
  • José Ortega Sepúlveda
  • Grismilda Gutiérrez Vera
  • Carmen Chuecas vda. de Pradenas
  • Luis Alberto Latorre Vera
  • Enrique Provoste Subiabre

Ex funcionarias del jardín Gabriela Mistral afrontan la incertidumbre con una “Ronda de colores”

Por La Prensa Austral Domingo 7 de Agosto del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
774
Visitas

“Ronda de colores” es uno de los tantos hermosos poemas creados por Gabriela Mistral, y sirvió de inspiración para las educadoras y técnicos del jardín infantil que llevaba el nombre de la Premio Nobel de Literatura y que el año pasado cerró sus puertas. En diciembre, el Colegio de Profesores decidió cerrar el establecimiento y así venderlo para obtener más recursos para el regional del gremio.

El problema fue que 280 niños y unos cuarenta funcionarios, entre educadoras y técnicos, quedaron sin un establecimiento en el cual iniciar su proceso de aprendizaje preescolar. Y mientras el personal busca resolver el tema en tribunales, los padres y apoderados debieron buscar otro jardín infantil, pero otros quedaron “a la deriva”.

Así, Rosa Hernández Ampuero y algunas funcionarias del jardín Gabriela Mistral buscaron un espacio donde funcionar. “Obviamente sabíamos que el campo laboral también iba a ser complejo, especialmente porque muchas de las educadoras y técnicos teníamos muchos años de experiencia, y lamentablemente, cuando buscas trabajo, esos años de experiencia no siempre te favorece”, lamentó Rosa Hernández.

Así dieron con el jardín “Carrusel”, ubicado en Avenida Colón 541. “Con otras dos colegas nos acercamos a quien tenía arrendado este lugar, le dijimos que teníamos ganas de trabajar y la persona que estaba tenía ganas de dejar de administrar el jardín. Entonces lo que hicimos fue tomar la administración de este lugar”. Así nació el jardín “Ronda de colores” que abrió sus puertas en marzo y atiende a 60 niños, desde los niveles sala cuna a kínder, con todos sus papeles y patentes al día.

Y a pesar de que las dimensiones del nuevo establecimiento son menores con respecto al anterior jardín, ya se han adaptado al nuevo espacio. “Lo que hicimos fue adecuarlo a las características que queríamos, la pintura y decoración no estaban así que, lo hicimos a nuestro estilo. Lo adecuamos para partir pronto porque había una necesidad, ya que había niños que no tenían dónde irse y por eso hoy tenemos pre kínder y kínder, que no todos los jardines particulares los tienen porque muchos se van a los colegios para poder tener la continuidad. Pero acá empezamos con un grupo que estaba a la espera y que siempre estuvo esperanzado de que la Junji tomara el jardín y se pudiera abrir de nuevo los cupos en marzo en el Gabriela Mistral, porque esas fueron las conversaciones de fines del año pasado. Al final eso no prosperó y justo se nos dio esta posibilidad de trabajar en forma particular y nos hicimos cargo del jardín, ofreciéndole a los niños que no tenían dónde ir”, desarrolló la directora de “Ronda de colores”.

La incertidumbre

En todo caso, este proceso ha sido muy desgastante para las funcionarias del otrora jardín Gabriela Mistral, porque “nosotras no estamos despedidas, nuestros contratos siguen vigentes porque hay un juicio de por medio todavía que aún no termina, por lo tanto no nos han finiquitado. Hasta el momento, el primer fallo que se entregó en febrero, fue desfavorable para el sindicato y nuestro abogado presentó un recurso de apelación, por lo que estamos a la espera de lo que viene. Como medida cautelar, lo que sí logró el abogado fue que se nos tiene que cancelar nuestros sueldos, y por eso nuestros contratos siguen vigentes”, indicó Hernández, lo que de todas maneras representa un cierto grado de alivio para su situación.

No obstante, al momento de establecer las conversaciones con la administración del jardín “Carrusel”, pensaban que iban a contar con sus respectivos finiquitos, y así iniciar el nuevo proceso con una situación económica más holgada. “Allá éramos 40 funcionarias y ahora somos 12. El resto está sin trabajo, otras han decidido no trabajar y otro grupo sí encontró en otros lados, algunas bajo la ley Sep, pero ahí están a honorarios y contrata, por lo que se mantiene la incertidumbre. Además, este año hay elecciones en octubre del Colegio de Profesores y a nosotros aún no nos finiquitan, no sabemos qué pasará, si viene un dirigente y quiere reabrir el Gabriela Mistral. Entonces estamos a la espera de lo que pasa. Allá las instalaciones están tal cual las dejamos y aunque el jardín se puso a la venta, no sabemos qué pasó, creemos que no ha prosperado”, concluyó la directora Rosa Hernández.

Mientras están a la espera de lo que ocurrirá con el juicio que llevan adelante, las funcionarias continúan dando cariño y enseñanza a los 60 niños del jardín “Ronda de colores”, cuyas matrículas se abrirán posiblemente en octubre.