Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Experto francés Paul Tixier, doctor en biología marina, abordó los estudios de cetáceos que amenazan las pesquerías “30% de las capturas de bacalao se está perdiendo, producto de la interacción con las orcas”

Por La Prensa Austral Jueves 17 de Marzo del 2016

Compartir esta noticia
284
Visitas

“El principal objetivo de este Workshop, por el cual estamos esta semana en Punta Arenas, es encontrar la metodología para conectar todas las pesquerías, enfrentando un problema similar: la depredación. Aquí en Chile, en Argentina, pero también en áreas más al norte, es desarrollar la mejor idea para estudiar cada problema, combinando esfuerzos entre la industria y los científicos”.
Así se refirió este martes el doctor en biología marina y connotado fotógrafo submarino, Paul Tixier, al primer Workshop Internacional que comenzó en Punta Arenas, organizado por la Coalition of Legal Toothfish Operators Inc. (Colto) y que hasta este viernes buscará sentar las bases para lograr un método de estimación sobre la depredación de orcas en la pesquería del bacalao de profundidad.
La charla de Tixier se desarrolló en el salón Terra Australis de la Universidad de Magallanes (Umag) y se dio en el contexto del acuerdo marco ciencia-industria, la Umag y GlobalPesca, instancia durante la cual el profesional compartió los estudios que ha realizado en los últimos 6 años, en torno a esta materia. “Mi investigación trata de conciliar la problemática asociada con las pesquerías y la explotación humana de estos recursos y, por otro lado la conservación de los mamíferos”, precisó.
Foto identificación
Algunos de sus análisis, efectuados en el Indo-Pacífico, dan cuenta de que más del 30% de las capturas de bacalao se está perdiendo, producto de la interacción con estos mamíferos. Por tal motivo, observó que es de vital interés tener más conocimientos acerca de los hábitos de los cetáceos. “Se está trabajando en las orcas una nueva tecnología con marcas, que ocupan el sistema de GPS. Eso permite conocer su desplazamiento y la profundidad. Esta tecnología no le hace daño a los animales”, señaló, junto con indicar que pese a ser una importante herramienta de localización, las condiciones del mar, en ocasiones dificultan aplicar estas técnicas.
El comportamiento de los cetáceos y su relación con las pesquerías sigue siendo materia de intensos estudios, mientras persisten grandes dudas científicas, como el saber si el bacalao es parte de la dieta reciente de las orcas o esto viene de antes. “Si se trata de un alimento nuevo, podría traer consecuencias a su salud o que las haga adictas al bacalao, empeorando el problema de la pesca”, expuso Tixier.
Ante esas dudas, el doctor en biología aseguró que “la mejor alternativa es hacer estudios de largo plazo, la metodología más promisoria sería la foto-identificación”. Esta es una de las principales técnicas de estudio de los cetáceos y que consiste en fotografiar la aleta dorsal y/o la aleta caudal de un animal y usar las muescas y cicatrices para identificarlo y poder reconocerlo sin error en otra ocasión o otro lugar.
Aporte a la universidad
Luego de la exposición del lunes, el profesor del departamento de Ciencias y Recursos Naturales de la carrera de Biología Marina de la Umag, Javier Díaz Ochoa, valoró la importancia de abordar temáticas de este tipo en la mentada casa de estudios. “Se está comenzando a saber cada vez más -de esto-, es un campo que la Umag tiene por desarrollar. En el área pesquera es poco lo que se ha hecho y es una gran oportunidad para desarrollar proyectos de tesis y fortalecer algunos postgrado que tenemos en zoología y biodiversidad; y lo mismo para los investigadores de la universidad, postular proyectos que tengan que ver con la ecología de las pesquerías de bacalao”.
Cabe recordar que los talleres y grupos de trabajo cuentan con la presencia de exponentes de Francia, Australia, Japón, Sudáfrica y Alaska, entre otros, quienes se darán cita en el Salón San Isidro del Hotel Dreams de la ciudad.
La organización Colto reúne a todos los bacaladeros industriales a nivel mundial y promueve la pesca sostenible del bacalao de profundidad y cuenta con el auspicio de la Asociación Gremial de Operadores de Bacalao de Profundidad de Magallanes (Aobac), Kendall y WWF.