Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Fernando Saldivia, de joven investigador en el Parque Omora a futuro licenciado en Biología

Por Elia Simeone Martes 5 de Enero del 2016

Compartir esta noticia
716
Visitas

Cómo hacer de la investigación algo rutinario y al alcance de todos los niños y jóvenes de la región es uno de los desafíos que tiene Magallanes, sobre todo ahora que busca transformarse en un polo y referente de la ciencia a nivel mundial.
Cómo impactar en la vida de los menores y nuestra juventud debe ser el empeño de los programas de gobierno y de entidades como la Universidad de Magallanes y otros centros de investigación apostados en la zona.
Que ello es posible, lo demuestra la historia de un joven egresado del Liceo Donald McIntyre Griffiths de Puerto Williams, quien tuvo la posibilidad de contar desde temprano con profesores interesados en formar una mente científica en sus alumnos y hacerles partícipes de los programas y talleres científicos.
Fernando Saldivia Yáñez forjó su pasión científica estudiando la ecología de los invertebrados de agua dulce en el Parque Etnobotánico Omora. De la mano de los académicos e investigadores de la Fundación Omora y de los profesores de su liceo, pudo tener una serie de logros escolares en materia científica que marcaron de tal manera su vida que está a punto de lograr uno de sus sueños: estudiar Licenciatura en Biología en la Universidad de Chile y convertirse en un investigador profesional.
“Ello fue posible porque logró 717 puntos en la Prueba de Selección Universitaria (PSU), siendo el primer estudiante del liceo de Puerto Williams que obtiene un puntaje superior a 700 puntos”, destacó Ricardo Rozzi, presidente de la Fundación Omora.
“Feña”, como le llaman con cariño, comenzó a participar del Taller Omora desde quinto básico -recuerda Rozzi- y ganó el Premio Nacional de Ciencia Escolar 2012 y, ese mismo año, también se adjudicó el primer lugar de la Feria Antártica Escolar. Luego, logró ser reconocido por la embajada de Estados Unidos y realizará una residencia en el estado de Virginia.
“Ahora que ya salí de cuarto y di la prueba, puedo decir que todas estas experiencias me ayudaron a definir lo que quiero ser”, afirmó el joven.
El muchacho valora grandemente el haber contado con la posibilidad de introducirse al mundo de la ciencia desde pequeño y proseguir en dicho camino, de la mano del equipo de profesionales que se desempeña en el campus que la Umag tiene en Puerto Williams. De hecho, dijo que no descarta volver como biólogo a este lugar.
Mayores posibilidades para los niños
Rozzi hizo ver que la historia de Fernando se puede repetir en otros niños y que el proyecto e interés del equipo de profesionales es aportar a que se eleve el nivel de la enseñanza en el Liceo Donald McIntyre y darle mayores posibilidades a los niños y jóvenes que allí estudian.
“Esto ha sido un salto cuántico”, comenta entusiasmado Rozzi y recuerda que ya el año anterior habían logrado que otro joven tuviera un buen desempeño al sacar sobre 600 puntos en la PSU.
“Queremos tirar pa’arriba el liceo, derrotar el pesimismo de muchos que se sienten condenados y sin proyección. Hemos demostrado que año a año estamos en ese camino”, indicó.
En el caso particular de Fernando, Rozzi resaltó los méritos que tiene la ecóloga Tamara Contador, quien ha seguido de cerca el interés del joven por las investigaciones en invertebrados dulceacuícolas que ella lidera en Omora.
“Estamos súper felices de que él quisiera estudiar biología, aunque igual lo estaríamos si hubiese escogido otra cosa -agrega-. Pero también es bonito e importante para nosotros que después se convierta en biólogo y en un futuro pueda pensar en volver a la región y trabajar. Aunque todo puede pasar, las puertas acá él las tiene abiertas, porque es parte de esto entonces en el camino que él tome, lo vamos a apoyar”, expresó Tamara Contador.
La doctora confía en que al “Feña” le irá bien, pues desde niño ha demostrado su capacidad innata en este tipo de estudios.