Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

Fiscal Regional y desapariciones de Irma Solís y José Márquez: “Reafirmo a ambas familias que no descansaré hasta el esclarecimiento de estos hechos”

Por Nicolás Ulloa Lunes 1 de Febrero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
557
Visitas

Experiencia en causas complejas tiene Eugenio Campos Lucero, fiscal regional de Magallanes, quien desde diciembre pasado ocupa el sitial del segundo piso del edificio del Ministerio Público en Avenida Colón. A horas de tomar sus vacaciones, el abogado contestó las preguntas de La Prensa Austral, refiriéndose, entre otros temas, a la carga laboral de los fiscales adjuntos y la falta de cercanía con las víctimas que imperaba en la jefatura anterior.

– Comenzando en su cargo, ¿cómo recibe la Fiscalía en materia de organización, carga laboral y ambiente laboral?

– “Recibo a nuestra Fiscalía Regional en un muy buen pie, posicionada a nivel regional, con una buena gestión tanto jurídica como administrativa, de la cual durante todos sus años he formado parte, por lo que me consta in situ, sus datos estadísticos de gestión, el respeto y la atención a víctimas y testigos, conformada por un excelente grupo humano, de todas y todos nuestros funcionarios. Con una eficiente y oportuna respuesta al conflicto penal”.

– Sumado al nombramiento, en sus nuevos cargos, de los fiscales Dobson y Guevara, ¿qué otras reestructuraciones cree que son necesarias al interior de la institución?

– “El factor más valorado que conforma nuestra institución es nuestro equipo humano. No obstante, nuestra institución también es objeto de cambios para el cumplimiento de sus metas y finalidades, y ante ello, debo velar por el fiel y cabal cumplimiento de nuestras labores. Por el momento no visualizo otras restructuraciones. Confío en el equipo que conformamos y creo que es el propicio para obtener el mejor desempeño y ejecución de nuestra función”.

– Respecto de los cargos a nuevos fiscales de Natales y Punta Arenas, ¿qué espera de quienes lleguen a dichas plazas?

– “Lo que espero de todos los profesionales que se suman a esta noble institución: su máximo esfuerzo, su compromiso, trabajo en equipo, al servicio de la comunidad y que se destaquen en su calidad humana y jurídica. En el caso de Natales, me interesa sumar a  lo anterior, permanencia en la zona para el cumplimento de los fines. En el caso de Punta Arenas, estas nuevas plazas, están enmarcadas en el plan de fortalecimiento de nuestra institución en la región, en lo particular, para la futura Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos”.

– ¿Tiene alguna idea para abordar la materia de sobrecarga laboral que hace años afecta a los fiscales?

– “Bueno, estas tareas deben ser afrontadas con compromiso, reordenando los procesos de trabajo y hacer hincapié en las especialidades que cada uno de nuestros fiscales posee. Asimismo, he creado una unidad abocada a los casos más complejos, que tiene por claro propósito una mejor gestión y tramitación de estas causas. Sumado a lo anterior, el desafío en la ejecución del plan de fortalecimiento de nuestra Fiscalía con nuevos cargos que se sumarán a nuestra labor”.

Fiscalía “más cercana”

– Fiscal, ha repetido en numerosas oportunidades que uno de los sellos de su gestión será la denominada “Fiscalía más cercana”, sobre todo hacia las víctimas ¿por qué esta postura? ¿Hacía falta mayor proximidad con los involucrados? ¿Se había dejado de lado eso?

– “Sí, en mi opinión no tan sólo lo jurídico es una de las funciones que cumplimos. Piensa mal aquel que sólo cree que nuestra función comienza y termina en las audiencias ante los tribunales, nunca debemos olvidar que somos una institución que está abocada a la persecución penal, pero que en ella sus usuarios, particularmente las víctimas, no tan sólo demandan justicia, también requieren atención, orientación, una guía y entender, claramente, en qué consiste el proceso penal por el que pasan, no con palabras rebuscadas o jurídicas de poca comprensión. No hay mejor explicación que las palabras sencillas, de cual es o será una determinación o el porqué de no poder adoptarla y que ésta no sea una sorpresa para ellos. Se debe explicar tanto lo bueno como lo no adecuado según su parecer, eso es lo que nos lleva a una mayor transparencia en nuestra gestión. Sí, yo considero que debemos tener una mayor proximidad con nuestros usuarios y estoy velando por su cumplimento”.

– Derechamente le pregunto: ¿cómo están las relaciones interpersonales entre los fiscales en la región? ¿Qué hay de cierto que habría distanciamiento entre algunos de ellos? ¿Afecta esto el ambiente de colaboración y trabajo?

– “Y yo derechamente le respondo: no existe ningún problema de relaciones interpersonales entre todos nuestros fiscales. Es más, con certeza y seguridad, le digo que, en ese aspecto, debemos ser una de las mejores Fiscalías de Chile. Tanto es así que nuestras labores están reconocidas entre las primeras regiones en cuanto a sus resultados, tanto jurídicos como administrativos, así también lo demuestran estudios regionales de clima laboral. Si dicha pregunta fuere porque alguno de ellos esté postulando a otras regiones, eso es en gran parte debido a temas familiares”.

Aumento de ilícitos
ligados a la droga
y violencia intrafamiliar

– En materia de cifras ¿cómo se abordará, de parte de la Fiscalía, el incremento en los ilícitos vinculados a la ley 20.000?

– “Hemos advertido un aumento en estas cifras de delitos por infracción de la ley de tráfico ilícito de drogas y estupefacientes. Lo abordaremos con trabajo mancomunado con las policías y organismos auxiliares que nos ayudan en este flagelo, pero afinando aún más la calidad de nuestras investigaciones y fiscalizado el cumplimiento del o los acuerdos adoptados sobre la materia. Ya no queremos saber tanto de reuniones, sino de hechos y resultados concretos, estoy de acuerdo con ello, manteniendo una mirada crítica hacia nuestra labor y de la cual rendiré cuenta”.

– Otra cifra preocupante que entregó en la cuenta pública fue el alto número de casos de violencia intrafamiliar. ¿Puede la Fiscalía hacer algo al respecto?

– “Como indicara en la cuenta pública, es una cifra relevante y de la cual nosotros todos como comunidad no podemos ni debemos estar orgullosos. No es menos cierto que dicha cifra ya durante el 2014 y ahora recién pasado 2015 disminuyó, sin embargo es una de mis preocupaciones permanentes el abordarla con fuerza, estrategia y firmeza. Ya en esta tarea, no tan sólo estamos los fiscales, también instruí a nuestra Unidad Regional de Víctimas y Testigos, a fin de dar respuesta efectiva no tan sólo en lo jurídico, sino que también en lo proteccional. Una medida que ya inicié es esta ‘Fiscalía en Terreno’, y cuando digo en terreno, me refiero a que salgamos a ayudar a nuestros usuarios y víctimas, disponiendo que a todos los controles de detención siempre haya personal capacitado de dicha unidad para su atención y protección, explicarles a ellos el desarrollo de la audiencia y los pasos a seguir, además de coordinar con los tribunales de justicia medidas en favor de su protección, sea tanto en sede del Juzgado de Garantía como en Juzgado de Familia, en su caso. Lo que usted ha podido comprobar a diario en el Tribunal de Garantía”.

– El manejo en estado de ebriedad o delitos relacionados reviste un importante número de causas que se ventilan en los tribunales, mermando o afectando los tiempos de los fiscales ¿Dicha problemática puede ser subsanada de alguna manera?

– “Estos son delitos que tienen su procedimiento establecido en la ley y nosotros debemos ceñirnos a lo que la legislación nos indica e instruye. Por tanto, lo que ha ocurrido es el procedimiento normal para este tipo de ilícitos, eso sí, sin descuidar de la optimización de nuestros tiempos de trabajo y la calidad de respuesta al conflicto penal. Aprovecho esta oportunidad para trasmitir que en todas las posibilidades que como Fiscalía hemos tenido, orientamos a la comunidad mediante charlas y otras instancias la rigurosidad en este tipo de delitos, sus modificaciones y penas asociadas, como una forma más de promover una conducta responsable y disuadir la comisión de este tipo de ilícitos y sus perversas consecuencias que pueden llevar hasta la pérdida de vidas humanas”.

– Tras la cuenta pública, realizó un fuerte compromiso de perseguir los delitos funcionarios ¿Hasta qué punto es posible cumplir dicha cruzada? ¿Cómo se enfrentan eventuales presiones políticas o redes de protección?

– “Efectivamente, hablé con firmeza y compromiso de perseguir, en cada uno de los casos, este tipo de ilícitos funcionarios o que tengan por propósito atacar el interés fiscal y de paso, la probidad y fe pública en nuestras instituciones. En todos aquellos casos que como Fiscalía nos ha tocado intervenir, lo hemos hecho, cumpliendo nuestra labor de persecución penal y la de reunir antecedentes y pruebas para sus acreditaciones ante los tribunales de justicia. No se trata de una cruzada, sino tan simple y primordial como cumplir con el mandato de la ley y aquello que nos obliga como misión institucional, lo cual es la persecución penal. Por eso, con objetividad cada uno de ellos es investigado. En cuanto a si he sentido presiones o la intervención de redes políticas, responsablemente le indico que nunca las he recibido y si fuera el caso, las denunciaría. Esa es una situación que como Fiscal Regional no dejaré que suceda ni mermará mi labor de fiscal del Ministerio Público. Nunca siquiera se me ha pasado por la cabeza una situación de aquellas y, reitero, de serlo, pero de inmediato lo denuncio y con objetividad requeriré lo que en derecho y justicia corresponda”.

– ¿Con qué ojos ve usted el fenómeno de la judicialización de la política, considerando que sólo en nuestra región hay un ex intendente formalizado, un senador acusado y se investiga un caso de posible tráfico de influencias con dos parlamentarios en ejercicio vinculados?

– “Mi función es la de cumplir de mejor forma la persecución penal y de dar protección a víctimas y testigos, la de actuar con apego a la ley. Por lo que más allá de las situaciones actuales en las que nos encontramos como ciudadanos de nuestro país, éstas son situaciones que se enmarcan en lo que nuestra legislación establece, no pudiendo señalar nada más al respecto en razón a la función que cumplo”.

Desaparecidos

– Don Eugenio, ¿qué se les puede decir a las familias de Irma Solís y José Márquez? ¿Tendrán respuestas estas familias?

– “Es de mi especial preocupación en estos casos que las familias tengan la convicción absoluta de que la Fiscalía no ha escatimado en dirigir e instruir a las policías la búsqueda de ambas personas desaparecidas, de efectuar diversas diligencias y peritajes, de que estén informadas de todo y cuanto nosotros realizamos en pos de darles tranquilidad, en que se están haciendo las tareas encomendadas para la búsqueda de ambas personas. Yo, personalmente, he conversado en reiteradas oportunidades y les he explicado todas y cada una de las diligencias y antecedentes que se han reunido en el mérito de las investigaciones. Es mi preocupación que estén informadas y reafirmo a ambas familias que no descansaré hasta el esclarecimiento de estos hechos”.

– Están en proyecto las construcciones de la Fiscalía de Porvenir y un juzgado en Puerto Williams. ¿Se justifican tamañas inversiones para los bajos números en ingresos de causas en dichas localidades? ¿Si de usted dependiera, no sería más económico constituir un tribunal en esos sitios apartados cuando sea necesario?

– “La justicia debe ser igualitaria para todos: tanto para víctimas como para imputados. Tanto para habitantes de grandes ciudades, como de localidades confinadas. Entonces, ¿por qué cuestionar la construcción de nuestra Fiscalía en Porvenir y una eventual en Puerto Williams? Todo es un tema de justicia, todos tenemos derecho de acceso a la justicia, pues bien, Porvenir y Tierra del Fuego en su conjunto la necesitan, y hemos tenido innumerables casos en que así lo ameritan, particularmente nuestra región y su geografía que nos hacen ser diferentes a otras partes del país.

“Imagínese, el sólo hecho de que alguien de Porvenir deba viajar hasta Punta Arenas para atender su caso, todo el tiempo y costo de su desplazamiento, sólo con el afán de que se haga justicia. Por ello la Fiscalía Local de Porvenir, la cual no es un proyecto sino que ya es un hecho, cumple esta función de persecución penal en terreno y de dar protección a nuestros usuarios y víctimas, creo que de lo contrario, pudiese ser una forma más de menoscabo. Por consiguiente, con la construcción moderna de esta Fiscalía daremos ayuda, colaboración y una mejor atención jurídica a toda nuestra comunidad Fueguina.

“Respecto de Puerto Williams, la situación se agrava aún más, ya que la forma de poder acceder hasta allá, sólo es por mar aire o tierra, sin tener una mejor o mayor conectividad, por el momento, y en el contexto en que los plazos son acotados. Su lejanía, o número de causas, o gravedad de estas, no son ni podrían ser fundamento para que estos ciudadanos no tengan derecho y acceso a la justicia”.