Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Fiscalía judicializó robo de 231 teléfonos celulares

Por La Prensa Austral Miércoles 19 de Agosto del 2015

Compartir esta noticia
672
Visitas

Un total de 28 personas fueron citadas a las audiencias de sobreseimiento y formalización que encabezó ayer la Fiscalía en el Juzgado de Garantía, tras dos años de investigación, por el millonario robo de equipos de telefonía móvil que el año 2010 afectó a la empresa Magacel, en Punta Arenas. En su mayoría, las personas fueron requeridas judicialmente al ser quienes adquirieron los equipos, y no directamente por estar involucradas en el robo de los aparatos. Los perjuicios de esta causa se elevarían sobre los 50 millones de pesos.

A primera hora de este martes debían comparecer a audiencia un total de 26 personas. En una primera etapa del procedimiento, 20 de los asistentes fueron sobreseídos de esta causa, al no tener el Ministerio Público prueba suficiente en su contra, por lo que se comunicó el cierre de los procesos abiertos en su contra.

No obstante, otros tres compradores fueron formalizados por el delito de receptación, es decir, comprar o vender artículos de proceder ilícito, quienes en la misma audiencia pudieron optar a una salida alternativa, siempre y cuando pidieran disculpas públicas al representante de la empresa y renunciaran a los derechos sobre los equipos recuperados, los cuales fueron restituidos a la firma afectada.

Cabe recordar que esta investigación se enmarca en lo que la PDI, específicamente la Brigada Investigadora de Robos (Biro), denominó “operación enlace”, en diciembre de 2013, cuando por medio del seguimiento satelital de los números internos de cada aparato móvil, los equipos fueron localizados en diferentes ciudades de Chile.

En la oportunidad, el entonces jefe de Grupo de Bienes Robados de la Biro, Germán Cerda, indicó que “esta investigación derivó en diversas aristas, las que nos ha llevado a ciudades como Santiago, Valdivia, Coihaique, Puerto Natales,y Rancagua, donde se han localizado algunos de los equipos sustraídos”.

A lo largo de esas pesquisas se estableció que los autores de la sustracción, empleados y ex empleados de la empresa de telefonía, efectuaban contratos simulados para saltar los controles internos de bodega y lograr apropiarse de los equipos sellados, los que comercializaban a mitad de precio por diferentes canales, con trato directo, por medio de páginas de Internet e incluso simulando contrataciones de prepagos, figura comercial inexistente.

Tras la audiencia, casi todos los requeridos pudieron cerrar su participación en el proceso judicial, no obstante, otras 4 personas quedaron citadas para el próximo 4 de septiembre, a fin de ser formalizadas por otros cargos vinculados a la causa.