Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Ganadero José Marín: “Sólo este año me han robado más de 1.500 animales”

Por Nelson Encina Viernes 23 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
404
Visitas

“Si saco la cuenta, sólo en este año ya son más de 1.500 los animales que nos han robado, pero si me remonto a 1980 que es cuando comencé en la actividad, ya van más de 70.000 sustraídos”, señaló ayer visiblemente indignado el conocido empresario ganadero José Marín Antonín, quien este miércoles y por tercera vez en 2016 advirtió que ha sido víctima de un delito de abigeato, esta vez de casi 350 ovinos de la raza 4M, cifra que pudo ser mayor de no ser porque este miércoles el aviso oportuno de un puestero frustró el robo de poco más de un centenar de corderos sacrificados a manos de “cuatreros”, hecho descubierto en la estancia Pecket, a unos 70 kilómetros al norte de Punta Arenas, perteneciente a la Sociedad Ganadera Marín, cuando los animales estaban listos para ser embarcados en una lancha a motor.
– ¿Cómo lograron darse cuenta de este abigeato?
– “Nosotros partimos con este tema ayer (miércoles) cuando nuestro ovejero cuidador y el administrador detectaron que una de las tranqueras estaba rota y que había gente dentro del campo, la que arrancó cuando se les vio en el lugar. Fue ahí que corrieron hacia una lancha que estaba varada en el canal. De inmediato empezamos las diligencias. Llamamos a Carabineros, quienes llegaron desde Río Seco muy rápido, en unos 20 minutos, a lo que se sumó también la gobernación marítima, despachando una patrulla por tierra”.
– ¿Los “cuatreros” estaban dateados?
– “Sí, porque de los tres hermanos que andaban ahí, uno trabajó como esquilador con nosotros y otro estuvo de vellonero en Cañadón Grande el 2014 ó 2015, así que conocen absolutamente todos los movimientos dentro del predio”.
– ¿Verificaron las pérdidas?
– “Efectivamente, a primera hora de la mañana (de ayer), tuvimos que entrar todo el piño para contarlo y constatar la magnitud de lo faltante. Recogimos 105 animales carneados, degollados y vaciados (desvicerados) y el total de la cifra faltante incluyendo estos, nos da 452 animales machos merino sustraídos del plantel, que son los que preparamos para la exportación. Es decir, del total son casi 350 los ovinos que  tienen que haberse llevado antes de que nosotros los sorprendamos en esta diligencia del robo”.
“En el sector manteníamos 1.482 animales que fueron destetados hace una semana y colocados en dicho campo, para luego el miércoles trasladarlos a la vega, donde se procede a la engorda. En cuanto a las pérdidas en dinero, el asunto es muy simple ya que si estos ovinos son exportados, tienen un valor cercano a los $350.000 cada uno y si hablamos de 422 ejemplares, tenemos más de $158 millones. Estos son los corderos que pertenecen al grupo de mejoramiento genético y los más importantes del establecimiento”.
La ganadera se hizo parte en el proceso
– ¿Interpusieron la denuncia? Sería la tercera del año…
– “Efectivamente, nos hicimos parte ayer de una denuncia con nuestros abogados en una audiencia que hubo en la mañana, contra todos los que resulten responsables de esto. Hasta ahora ninguna de nuestras denuncias ha prosperado, pero creemos que esta vez el resultado podría ser diferente, porque no sólo está la evidencia de animales sacrificados -que fue corroborada por Carabineros y la gobernación marítima- , sino que además están los medios de prueba. Se les encontró una mochila cargada de cuchillos, chairas y maneas, las que fueron hechas con las mismas sogas que tenían ellos dentro de la embarcación. Eso lo encontró carabineros en su diligencia al interior de la lancha”.
– ¿Descarta que haya pescadores involucrados?
– “Lo descarto, los pescadores son gente honesta y esforzada que sale a ganarse el sustento del pan todos los días. A los que detuvieron son simplemente unos delincuentes y ladrones que se dedican a este cuento”.
“Y quiero ir más allá. Hay que tener en cuenta que estos animales fueron degollados y desvicerados, porque seguramente estas personas se los llevan con cuero a algún lugar habilitado en Punta Arenas o en las cercanías, donde proceden ellos a sacar el cuero y después van a la distribución en carnicerías o quizás van por las casas. De que hay un negocio establecido en torno al abigeato lo hay nomás, y esta es la clase de gente que se dedica a eso”.
– La embarcación iba con perros…
– “Eso es lo más increíble. La gobernación marítima no hace ningún reparo a que en una embarcación pesquera pudieran andar perros ovejeros dentro. Entonces, les pregunto a mis queridos parlamentarios: Ustedes que hacen tantas leyes express y ganan un dineral, ¿cómo nunca han pensado en sacar una ley que al menos limite la presencia de perros dentro de las embarcaciones que salen a pescar. Esos animales van dentro de las embarcaciones única y exclusivamente para que al acercarse a la costa, los bajen a rodear a los animales, para así robarles a todos los ganaderos de Magallanes”.
– Pero no sólo se trata de pérdidas y falta de respuesta efectiva de la autoridad. ¿Qué pasa con el patrimonio de animales y la respectiva fiscalización a que ustedes son sujetos?
– “Esa es una situación más que complicada. Estas situaciones han significado que inclusive tenga problemas con el Servicio de Impuestos Internos, porque tenemos una fiscalizadora que no nos cree que nos roban los animales. Me ha multado por más de $200 millones, porque deduce que los animales que a mí se me desaparecen, es debido a que me los llevo para la casa”.
“Lo otro es, ¿qué pasa con el Sag?, ¿qué pasa con el bienestar animal, ley que ellos administran?, porque resulta que estos nobles animales fueron sacrificados sin ninguna piedad, degollados vivos sin contemplaciones, sin haberlos noqueado y transportados en un tablón, colgados, como si fueran trofeos de caza africana. Esa ley es muy dura pero se la aplican sólo a los ganaderos. Creo que el Sag debe hacerse parte, lo mismo el Servicio de Impuestos Internos, porque estos animales fueron robados y sacrificados con fines comerciales, además hay evasión de impuestos”.
“Quiero recalcar además la responsabilidad de la gobernación marítima, esa lancha no tiene matrícula y sus tripulantes no están autorizados para navegar, de hecho no tenían documentos ni permisos para estar a bordo”.
Asogama
Sobre el mismo tema, el abogado y presidente de la Asociación de Ganaderos de Magallanes (Asogama), Jorge de Grenade señaló que no se vislumbra en esta materia un horizonte despejado para los estancieros que son víctimas del robo de animales. “Hay muchos ganaderos que nunca se enteran de que les faltan animales. En el fondo, el robo de animales como está planteado, es un delito formal. Es decir, aquella persona que no puede justificar la procedencia de animales o de carne, está cometiendo abigeato, por lo que debería aplicarse el máximo rigor de la ley, ya que es muy difícil pensar en tener un sistema preventivo efectivo dadas las grandes extensiones de terreno. Habría que estar eternamente patrullando”, dijo.