Necrológicas
  • Isabel Calisto Alvarez
  • Claudia Cárdenas Vargas
  • Felipe Marcelo Almonacid Almonacid
  • Carmen Filgueira Yagan

Gerente de Agropampa y situación de la ganadería en Magallanes “En el campo las necesidades son múltiples y los recursos, no tanto, pero los productores tienen muy claro lo que tienen que hacer”

Por La Prensa Austral Sábado 13 de febrero del 2016

Compartir esta noticia
796
Visitas

Con un enfoque probado para la entrega de servicios de asesoría al sector ganadero se consolida cada vez más en nuestra región, la empresa Agropampa. Fundada en octubre de 2010 por el ingeniero agrónomo, Daniel Groves y la médico veterinaria, Karina Tapia, esta sociedad está conformada hoy por 14 profesionales y técnicos del Agro, quienes han participado en diversas giras y capacitaciones en Argentina; Uruguay; Sudáfrica; Estados Unidos; Australia; Nueva Zelanda y Chile.

En estos casi 6 años de vida de la empresa, Groves valoró los avances de este grupo humano compuesto por ingenieros agrónomos, médicos veterinarios, ingenieros agropecuarios y técnicos agropecuarios. Actualmente, el trabajo interdisciplinario ha logrado potenciar la entrega de los distintos servicios que ofrece Agropampa: Plan de Mejoramiento Genético ovino y bovino; proyectos SIRD-S; coreo de fardos; biotecnologías reproductivas; acondicionamiento y clasificación de lana; importación de material genético; estudio de pastizales y manejo de pastoreo; formulación y evaluación de proyectos, además de clínica y farmacia veterinaria.

En este contexto, el gerente ahondó en las directrices de su grupo de trabajo y se refirió además a algunas de las problemáticas que aquejan al sector productivo ganadero local, respecto de las cuales indicó, se debe prestar mayor atención.

¿Cuál es el logro más grande en las asesorías prestadas hasta ahora por Agropampa?

“Desde que comenzamos, hemos ido por diferentes frentes pero tratamos de abordar las dos principales temáticas del campo, que están relacionados con la agronomía y la veterinaria. Hoy estamos en los servicios de siembra, que es un área que presenta una aridez bastante importante y hemos podido dar respuesta, trabajando en una gran superficie de ella”.

“Por otro lado, somos coordinadores de un Grupo de Transferencia Tecnológica, con el cual ya llevamos unos tres años. El 2013 trajimos a un experto sudafricano (Dr. Cameron McMaster, un referente mundial de la raza ovina Dohne), que interactuó con los productores locales. Ese año se creó el Grupo de Transferencia Tecnológica (GTT) Dohne Magallanes, conformado por 10 empresas ganaderas dedicadas al desarrollo de esta raza ovina”.

“En noviembre del año pasado hicimos una jornada de Dohne Merino donde tuvimos expositores de Argentina, Uruguay, Perú, Australia y de nuestro país. Y Este año nos estamos programando con el grupo GTT, para poder asistir al Congreso mundial de dicha raza, que se va efectuar en Australia en julio próximo”.

“Por otro lado, hemos estado trabajando fuertemente con instituciones relacionadas a nuestro sector, como es Indap, Sag e Inia, donde hemos llevado distintos tipos de proyectos. Por ejemplo, con Indap actuamos como servicio de asesoría técnica y prestamos respaldo a 25 productores de la zona de Porvenir”.

– En general ¿cuál es la disposición que deben tener los ganaderos para ir mejorando su nivel productivo?

“En el campo las necesidades son múltiples y los recursos, no tanto, pero los productores tienen muy claro lo que tienen que hacer. Varios concuerdan en que necesitan tener una mejor genética, que les permita mantener la misma cantidad de cabezas por establecimiento. Pero lo ideal es que la retribución económica que tengan con ese tipo de animal, ya sea por lana y por carne, sea mayor que la raza con la que están trabajando originalmente. En ese sentido, nosotros hemos trabajado fuertemente en los planes de mejoramiento genético, incorporando genética de Canadá, Australia y de Nueva Zelanda”.

– ¿Han abordado el problema déficit hídrico en los suelos?

“Ese es un gran tema. El mes de enero de 2015 fue el más caluroso en los últimos 50 años y si bien en invierno tuvimos un superávit de agua, esa humedad no se tradujo en un aumento de la producción de forraje en los campos. Además, la primavera fue muy fría, por lo tanto los porcentajes de señalada, que son los corderos que se llegan a marcar respecto de las ovejas que se encastaron, se vieron afectados”.

“Es decir, uno puede incorporar cualquier tipo de genética que sea productiva, pero estamos ante una franca degradación del recurso forrajero, por lo que estamos trabajando a través de distintos servicios, como en el estudio de pastizales, donde determinamos la carga óptima que permita tener una sustentabilidad tanto ecológica como productiva en los campos”.

– ¿Cómo ven esto ustedes el tema de los guanacos?

“Los niveles poblacionales han ido experimentando un alza exponencial y sin duda son muy competitivos respecto de cualquier tipo de ganadería que queramos trabajar. Lo hemos manifestado en diversas mesas de trabajo a las que nos han invitado pero hasta el momento no se ha puesto el cascabel al gato y hay zonas que están tremendamente afectadas como Tierra del Fuego y San Gregorio, en donde no sólo compiten por el forraje que están consumiendo del ganado, sino también por el agua de bebida”.

– ¿Qué proponen en esta materia?

“Creemos que se debe aumentar la cuota de caza del guanaco, porque bajo ningún motivo vemos que la especie pueda estar en peligro de extinción o algo parecido”.

– Para los bovinos, ¿cuál es el escenario?

“El mercado ovino está bien complicado, no siempre está la disponibilidad de un ferry para que los productores puedan llevar sus animales al sur de Chile, para engorda. Sólo con la llegada de un nuevo ferry, eso debería cambiar y nos permitiría ser más competitivos. Por otro lado, ojalá que las industrias estén un poco más de la mano del productor y que los precios sean positivos también”.

– Mientras tanto, la degradación de praderas es un tema que se perfila casi irreversible.

“Sin duda, y lo peor es quedarse como un espectador, porque si bien el avance de esto es lento también es igual de lento para revertirlo, en desmedro de la producción”.

Agrompampa, al ser coordinador del GTT, atiende a empresas ganaderas de las comunas de Magallanes, Aysén, Los Lagos y de la Patagonia argentina. En febrero de este año se suman a la conformación de la Asociación Chilena de Criadores Dohne A.G., como ente asesor.