Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro
Camino al Club Andino

Grave conductor de 15 años que por eludir “cerco” policial desbarrancó junto a dos mujeres

Por Poly Raín Lunes 5 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
1.845
Visitas

Un carabinero disparó contra el vehículo antes de que este terminara volcado.

Un adolescente de 15 años herido de gravedad y dos mujeres lesionadas de mediana gravedad, y un vehículo destruido, fue el balance de un violento accidente automovilístico ocurrido en la madrugada de este domingo camino al Club Andino.

Se trata del menor C.A.M.C., quien al cierre de la presente edición se encontraba internado en la Uci adultos del Hospital Clínico, en grave condición, víctima de las múltiples fracturas sufridas al desbarrancar el vehículo que conducía. Entre las lesiones, presenta una fractura de cráneo, razón por la que su pronóstico era de carácter reservado.

Según los antecedentes que se manejan, alrededor de las 3,50 horas, este joven -que transportaba a dos mujeres- eludió un control policial en la Costanera, escapando por diversas calles del centro de la ciudad, en dirección hacia el Cerro Mirador. La huída demandó un vasto operativo de Carabineros, con despliegue de numerosos carros policiales, donde participaron casi todos los Cuadrantes de Seguridad Preventiva. En su regreso a la ciudad, desde la parte alta, a mitad del camino al Club Andino, el vehículo encargado se enfrentó a un primer “cerco” policial, el que consiguió eludir a gran velocidad; una segunda barrera, instalada metros más abajo, con vehículos policiales, tampoco lo amilanó, al contrario, escogió una pequeña brecha, hacia uno de los costados, donde uno de los carabineros debió hacer uso de su arma de servicio, disparando contra el vehículo luego de que casi termina siendo arrollado. Tras el impacto de bala, el menor perdió el control del automóvil, desbarrancando al costado izquierdo de la vía.

A causa del volcamiento, el chofer y sus dos acompañantes, una mujer adulta y una menor, quedaron atrapados al interior del destruido móvil.

Ante tal escenario, fue necesaria la concurrencia de la unidad de rescate vehicular de Bomberos y de personal del Samu, para la liberación de los heridos y su traslado al Servicio de Urgencias del Hospital Clínico.

El menor de 15 años ingresó al centro asistencial en grave condición, al presentar una fractura de cráneo.

Versión de Carabineros

Sobre las circunstancias en que se produjo el accidente, el jefe de la Primera Comisaría de Carabineros, mayor Cristián Fuentes, dijo que una vez más, se produce la trágica combinación: alcohol, vehículo y menores de edad.

Manifestó que la mujer adulta que viajaba al interior, con pleno conocimiento de causa, le pasó el vehículo a un menor de 15 años. Este móvil tenía toda su documentación vencida. “En forma temeraria el menor comenzó a correr por el centro de la ciudad, mientras sus acompañantes iban consumiendo bebidas alcohólicas. Esa situación se extendió por todo el sector sur de la ciudad, hasta que el menor se desplazó hacia el Club Andino, donde personal instaló un bloqueo de la ruta, evadiendo esta barrera, para posteriormente lanzar el vehículo contra un funcionario”, señaló.

Al continuar relatando la trayectoria seguida por el vehículo, el jefe policial añadió que debido a la velocidad imprimida, el menor perdió el control, saliéndose del camino y cayendo a una quebrada, lamentándose la presencia de dos mujeres lesionadas menos graves, mientras el menor de 15 años presenta una fractura en el cráneo, encontrándose grave en el hospital.

“Aquí hay una responsabilidad del adulto que le facilitó el auto a un menor de edad, estamos viendo el tema familiar, cómo el menor salió de su casa”, complementó Fuentes.

Reiteró el llamado a la conciencia familiar y a la responsabilidad de los adultos. “El hecho que un adulto haya pasado un auto a un menor, es algo que no corresponde, por tanto es algo que tendremos que poner a disposición de la Fiscalía”, declaró el comisario, aparte, acotó, el auto tenía todos los papeles vencidos, ni siquiera tenía sus placas patentes.

Remarcó que en este caso, los ocupantes asumieron derechamente una actitud desafiante al circular en esas condiciones en la vía pública.

“No estamos hablando de una persecución. Lo que el personal hizo fue un seguimiento, pues se aprovechó de usar  las mismas cámaras de seguridad del sector central para seguir su rastro y además que la misma gente iba comunicando que el auto circulaba en contra del sentido del tránsito. Acá el joven no midió su actuar. No sólo iba en contra del tránsito, tampoco respetó la luz roja del semáforo. Felizmente acá no hay terceros lesionados, ajenos a las personas que viajaban dentro del vehículo”.

Fuentes sostuvo que es una situación que se ha repetido en el resto del año, por lo mismo instó a los padres a hacer más responsables.

Por último, el oficial policial descartó que la acompañante adulta del conductor, haya resultado herida a causa del disparo que hizo el funcionario, actuación que en todo caso es motivo de investigación.