Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Hasta US$6 millones invertirá GeoPark para reparación de pozos en sus bloques

Por La Prensa Austral Sábado 14 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
552
Visitas

Más de un 40% de las reservas hidrocarburíficas que tiene GeoPark -como compañía global- están localizadas en el subsuelo magallánico. El anterior es un dato no menor y una motivación suficiente para que esta empresa privada, originada en nuestra región en 2006, decida permanecer en nuestra zona.

Ello, pese al bajo precio internacional del crudo que afecta a la industria de hidrocarburos y que en enero -por ejemplo- situó el Brent bajo los US$33 el barril. Por tal motivo, la firma diseñó un plan de trabajo flexible que le permita realizar mayores inversiones en caso de que el precio del petróleo suba.

En esa línea y apostando por fortalecer su producción, este 2016 GeoPark inició sus operaciones perforando 2 nuevos pozos, aún con el precio del oro negro más bajo en 13 años. Esto, en Pampa Larga y Ache Este, localizados en el Bloque Fell, comuna de San Gregorio, con una inversión de US$8 millones, los que suman a los US$10 millones invertidos durante 2015 en la planta Aché.

Campaña reparación de pozos

Para este 2016, la empresa definió invertir entre US$4 y 6 millones anuales para efectuar la reparación de pozos petroleros en sus bloques, avances que Pulso Económico pudo constatar en terreno, con la visita a uno de ellos: el pozo Yagán Norte 5, ubicado en Fell -100% operado por GeoPark-, a unos 150 kilómetros al norte de Punta Arenas. “Este proyecto tiene como propósito restituir la producción de crudo que ha sido detenida por un problema mecánico o bien, para mejorar la existente”, planteó el director de GeoPark en Chile, Pablo Martínez, precisando que en el lugar se encuentra operando un equipo de 22 personas. Dos pertenecen a GeoPark, mientras que el resto es conformado por personal de Servicom -empresa dueña del equipo Santa Clara 02- y contratistas, quienes laboran en roles.

La campaña anual -iniciada en junio 2015- abarca todos los yacimientos de la empresa y tiene un promedio de reparación de entre 2 y 3 pozos al mes, con un lapso de trabajo de 7 a 10 días en cada uno, cuya producción individual es en promedio de 20 m3 de petróleo. “En Yagán Norte (a unos 15 kilómetros de la base Tehuelche de GeoPark) hay 9 pozos perforados y las reparaciones son puntuales, planteó el gerente de Perforación, Terminación y Workover de GeoPark, Cristian Stambuk Alarcón.

A nivel operativo, Servicom gestiona los trabajos a través del equipo de pulling Eagle -norteamericano-, el que posee una potencia de 480 caballos de fuerza, un mástil de 33 metros y una capacidad de tiro de 220.000 libras, es decir unas 100 toneladas, lo que involucra una adecuación especial para pozos como el de Yagán Norte 5. “Hicimos un cambio en el sistema extractivo de este pozo y estamos en la fase final, ajustando los elementos de superficie. Una vez que el equipo se retira, pasan unas 5 horas para empezar su producción”, precisó el Company Man de GeoPark, Ricardo Saquel.

En este punto, Stambuk detalló que el pozo tiene 3.125 metros de profundidad, con una capacidad productiva de 15 m3 día de petróleo.

Instalación de endulzamiento

Luego del paso por Yagán Norte 5, nos desplazamos unos 10 kilómetros, hasta las instalaciones de procesamiento de gas en el pozo Aché X-1, cuyas operaciones comenzaron en octubre de 2015, previa inversión de 10 millones de dólares y que significó extender la plataforma de dicho pozo para instalar equipos en superficie y así acondicionar el gas a especificaciones de venta.

La estructura -única en Chile y la región- permite generar un proceso denominado “endulzamiento” del gas, requerido en dicho sector por cuanto las prospecciones realizadas en 2014, denotaron la presencia de dióxido de carbono (CO2) en el yacimiento, en una concentración de entre  28% y 30% del total gasífero, lo que se requiere sea eliminado como una impureza.

Endulzamiento

El endulzamiento consiste en extraer -como se indicó- las impurezas presentes en el gas del yacimiento, mediante reacciones químicas, empleando aminas -un derivado del amoniaco- y agua desmineralizada, tras lo cual el gas se deshidrata y transporta a venta, de manera tal que el sistema sirve para separar el hidrocarburo gaseoso que llega de otros sectores.

En el lugar son tres las torres destinadas a la absorción del CO2 desde el seno del gas, con aminas. Así éste se extrae en condición limpia, quedando el CO2 en las aminas mencionadas, las que son regeneradas en torres posteriores y hervidores de fondo de manera continua, evitando que se produzca pérdida alguna de los productos. En complemento, las torres y hervidores (traídos desde Houston, Estados Unidos) permiten procesar y absorber el gas carbónico que produce el pozo.

Cabe señalar que desde la válvula principal están ingresando en promedio, 227.000 m3 día de gas, el que llega con un 30% de CO2. Al restarse el gas combustible de este pozo, el remanente que va a venta oscila entre los 137.000 y los 150.000 m3 día de gas, según señaló el operador producción de la planta Ache, Mauricio Cancino.

Potencial

El potencial de generación en el pozo Ache es de 300 mil m3 día estándar de gas por cada uno de los 3 trenes, cifra que representa cerca de un 20% de la demanda de gas que tiene Magallanes en época invernal -cerca 1,5 millones de m3 día de gas- y que en verano llega a unos 600 mil m3 día de gas.

De hecho, los tres módulos del emplazamiento, permiten procesar hasta 300 mil m3 día de gas, mientras que el gasoducto de transporte posibilita un máximo de 600 mil m3 día de gas.

Los trabajos se desenvuelven en un área de 1,7 hectáreas, con una carga directa de trabajo de unas 50 personas. A su vez, un ducto de 20 kilómetros de extensión en el tramo Ache-Punta Delgada, permite la entrega de gas a los sistemas de suministro que finalmente opera Enap.

En la visita, el gerente de Operaciones de GeoPark, Gonzalo Watanabe, explicó no sólo este proceso sino que a través de un mapa estructural –topográfico del subsuelo- dio a conocer los potenciales que existen en la región en materia de reservorios –serie tobífera-, citando que Ache X-1 es el primer pozo perforado, encontrándose en él 60 metros de serie tobífera de reservorio no convencional. En tanto, ya la firma evalúa un segundo pozo exploratorio, denominado Ache Este X-1, el que arrojó 160 metros de reservorio y respecto del cual existe todo un trabajo de geología para determinar dónde intervenir.

A la fecha son más de 100 los pozos perforados en Fell y 40 de ellos se encuentran en producción.