Necrológicas
  • Susana Barría Vigna

Hijo de “Venus Rap” pidió para Navidad que su mamá estuviera con vida

Por La Prensa Austral Lunes 26 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
1.167
Visitas

Una intranquila y triste Navidad vive la familia de Ana María Arancibia Palma, joven cantante que fue asesinada en octubre de 2015 en las inmediaciones del puente de Avenida Frei, hecho por el cual mañana se inicia el juicio oral contra el único imputado por el caso, Edgar Ortega Silva, contra quien la Fiscalía está pidiendo una pena de 10 años de cárcel como autor de homicidio simple.

Lo que tendría que ser una fiesta de regocijo y emotividad, ha estado marcada por la carta que el hijo de 10 años de la víctima envió al “Viejito Pascuero”, a quien le pidió como regalo que su mamá estuviera con vida.

“El día que mi hija murió nos condenaron a todos nosotros a vivir perpetuamente con esta pena. Lo mínimo que pedimos es que el autor de su muerte esté el resto de su vida en la cárcel”, señaló, a El Magallanes, Luis Arancibia Padilla, padre de la joven conocida como Venus Rap.

Confidenció que les parece baja la pena de 10 años que está pidiendo el Ministerio Público, rogando que el tribunal pudiera aumentar dicha sanción.

Además, se manifestó convencido de que Ortega Silva es el autor del homicidio, por lo que exigió que durante la semana de juicio se logre acreditar cómo y por qué actuó en contra de la joven madre de 25 años.

“En estas fechas, uno quisiera pasarlo con la familia compartiendo. Sin embargo, tendremos que estar pendiente de lo que pase en el juicio que será revivir una y otra vez lo que pasó… Estamos con ayuda psicológica y esperamos poder reponernos de esto que ha destrozado a nuestra familia, en especial, a mi nieto, que pidió entre otras cosas propias de los niños que su mamá estuviera con vida con nosotros”, añadió.

El otro lado

En tanto, Robinson Ortega Figueroa, padre del acusado, se manifestó tranquilo previo al juicio, asegurando que están serenos, ya que confían en que se resolverá la inocencia de su hijo. “Sacarlo inocente, por eso estamos luchando desde un principio, y así tiene que terminar algún día”.

Manifestó que, al igual a lo que han sostenido desde un principio del caso, no tienen dudas de que Ortega Silva no participó en el asesinato, pues, al momento de cometerse el crimen la noche del 27 de octubre de 2015, él se encontraba en su domicilio, en una parcela del extremo sur-poniente de la ciudad, muy lejos del lugar de los hechos.

“Si creyera que él lo había hecho, yo mismo lo hubiese entregado a la policía”, aseguró.

Convicción de la Fiscalía

Previo al juicio, el fiscal que ha conducido la causa, Felipe Aguirre Pallavicini, manifestó que, “desde que se cerró la investigación tras el análisis de la prueba y de la consecuencia de los antecedentes, la Fiscalía adquirió la convicción de la participación del imputado en los hechos”, comentó.

Recordó que los antecedentes de esta causa, al momento de la revisión de la prisión preventiva que le fue impuesta, incluso la Corte de Apelaciones los ponderó, y se confirmó que habían antecedentes suficientes contra el imputado.

“Todos los puntos que la defensa en su momento levantó, a través de los distintos abogados (defensores) que han ido intercambiándose en la causa, se investigaron y fueron todos desechados, estableciéndose que no eran veraces, restando sólo los padres del acusado los que han mantenido una versión exculpatoria del imputado y que tampoco es definitiva”, agregó Aguirre previo al juicio.

El juicio que se inicia a primera hora de mañana lunes en el tercer piso del Centro de Justicia de Punta Arenas está fechado con una duración de seis días y tiene considerada la declaración de 60 testigos y 13 peritos, a lo que se sumaría el testimonio del imputado, quien durante todo el proceso ha sostenido que él no es el autor del asesinato.