Necrológicas
  • Odette Salles Naudin
  • Francisco Cárcamo Cárdenas
  • Luzmira Macías Silva
  • Alfredo Andrade Hrdalo

Hoyos de hasta 30 centímetros de profundidad presentan caminos que conducen a Pampa Redonda

Por La Prensa Austral Miércoles 22 de Julio del 2015

Compartir esta noticia
88
Visitas

Un riguroso invierno han debido afrontar las familias asentadas en Pampa Redonda, al norponiente de Punta Arenas, dado que ya no basta una máquina motoniveladora para hacer frente al destrozo de caminos, en los que ha convertido la nieve y la escarcha las tres vías de acceso principales a dicho sector periurbano. De esta forma, la prolongación de las calles Mardones, Capitán Guillermos y Enrique Abello asoman con enormes charcos de agua y con hendiduras que impiden el desplazamiento normal de vehículos, situación que ha provocado un malestar mayor a aquellos conductores que -trabajando en Punta Arenas- han debido interrumpir sus rutinas laborales, a consecuencia de no poder transportar sus autómóviles.

Incluso hay casos, en que desafiando las adversas condiciones del camino, algunos choferes han quedado atrapados a mitad de camino, y no pocos han estado a punto de protagonizar volcamientos. “Hace días estuve a punto de volcarme, a la altura de calle Enrique Abello. Como trabajo de jornal, necesitaba bajar a Punta Arenas, pero no pude llegar con mi vehículo”, afirma con evidente congoja, Juan Torres, un parcelero que integra el Comité de Aguas No Organizadas de Villa Andrea.

“Estamos reclamando hace bastante tiempo y lo que queremos son soluciones, porque si en un momento se produce una emergencia ¿cómo hará frente bomberos o una ambulancia para llegar hasta nuestro sector?”, interroga Torres.

Exequiel Blanco, por su parte, quien hace trabajos de construcción, planteó a La Prensa Austral que “en estas condiciones se hace imposible bajar a la ciudad con maquinaria. Más aún, que hemos pedido ayuda en forma frecuente y no hemos tenido respuesta. Aquí ya no se puede pasar, porque se han formado hoyos de hasta 30 centímetros de profundidad”, indica el poblador, al tiempo que intenta demoler las gruesas capas de escarcha que han endurecido el pasaje Luis Alvarez, donde se ubica su vivienda.

“Aquí lo que se requiere es un cargador frontal que permita escarpar los terrenos, porque una motoniveladora en estas condiciones, no sirve de nada”, repara el poblador, apelando a la necesidad de que, la municipalidad y el Mop (Ministerio de Obras Públicas), debieran actuar conjuntamente en este tipo de contingencias.

Otra de las problemáticas a la cual los vecinos deben hacer frente es la falta del bus de locomoción rural, el que -a consecuencia justamente de problemas para transitar por el sector- decidió no subir a efectuar el recorrido de rutina, debido a los riesgos que ello puede implicar para los pasajeros.

“Para los taxistas también se torna complicado subir hasta Pampa Redonda, por cuanto sólo vehículos doble tracción pueden realizar la hazaña de transitar por los caminos anegados”, señala Rubén Hinojosa, chofer de taxi quien vive en la parcela Nº52 de Pampa Redonda. “La municipalidad ha enviado motoniveladoras y no sirven, porque tienen que mandar una máquina grande, porque hay unos hoyos inmensos. Ello está afectando principalmente a los vehículos bajos y para los camiones también es un peligro poder transitar. Es un riesgo transitar aquí y estamos más que preocupados por ello”, remarcó el chofer de locomoción colectiva.