Necrológicas
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • María Cárcamo Márquez
  • Edita de Lourdes Oyarzún Díaz
  • Lucila del Carmen Barría Mancilla
  • Dina Gómez Alba

Impuestos Internos se querelló contra usuario de Zona Franca por evasión tributaria por más de 1.000 millones de pesos

Por La Prensa Austral Lunes 28 de Noviembre del 2016

Compartir esta noticia
2.961
Visitas

Solicitando que el Ministerio Público instruya diligencias a la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec) de la PDI, el pasado 22 de noviembre el Servicio de Impuestos Internos (SII) interpuso una querella criminal contra uno de los usuarios del recinto de Zona Franca por una eventual evasión de impuestos que habría generado un perjuicio fiscal de $1.039.117.215. La presentación legal detalla que el querellado habría emitido una serie de documentos aduaneros de solicitud de registro de facturas (SRF) y boletas de ventas por transacciones inexistentes, que superarían los 4.700 millones de pesos.
El Juzgado de Garantía acogió -el pasado jueves- a tramitación la presentación formulada a través del portal electrónico del Poder Judicial por parte del SII, que detalla la labor fiscalizadora emprendida por dicho servicio, la que habría arrojado irregularidades en la emisión de documentos del querellado, de iniciales J.F.A.M., importador al que aún no se le imputan cargos formalmente. Lo anterior dice directa relación con 82 solicitudes de registro de facturas, sobre las cuales no se pudo establecer la realización de las transacciones, dado que los supuestos clientes, o no se encontraban en Chile al momento de la emisión, o derechamente, no reconocieron relaciones comerciales con el querellado.
Asimismo, la recopilación de antecedentes del Servicio de Impuestos Internos habría arrojado incongruencias con las boletas de ventas del aludido importador, ya que no se habría podido comprobar que su emisión correspondiera a relaciones comerciales verdaderas. Las transacciones efectuada por esta vía ascienden a más de 3 mil millones de pesos.
“Lo anterior provocó perjuicio fiscal por evasión de Impuesto al Valor Agregado (Iva) toda vez que el querellado sustrajo estas mercancías de Zona Franca de Punta Arenas para luego comercializarlas en Zona Franca de extensión sin pagar los impuestos correspondientes configurándose de esta manera el delito tributario previsto y sancionado”, consigna el escrito judicial.
Sospechosa actuación
De acuerdo a lo expuesto en su querella por el servicio fiscalizador, la forma en que se habría incurrido en el delito obedece a hacer entrega de mercadería importada, tales como pilas, relojes, repuestos, zapatillas, polerones y electrodomésticos, entre otros productos, destinados a supuestos comerciantes a los cuales se les vendía la mercadería ingresada desde Iquique, casi al mismo precio pagado por su importación, constando esto en los SRF cuestionados. Incluso, en oportunidades a valores más bajos del costo de ingreso, cuestión que de por sí resulta sospechosa, pero que dejaría ver el actuar delito al corroborar el servicio que algunos de los supuestos compradores de la mercadería tendría residencia en Argentina, y que figuran con domicilio en el mismo lugar donde el querellado consigna su domicilio.
Además, en el marco de las indagaciones realizadas por el servicio, en septiembre de 2014, se procedió a la verificación del domicilio comercial fijado por el usuario querellado, en una céntrica galería, no existiendo los locales aportados, ya que informó los números 57C y 57D como establecimiento, siendo que en dicho recinto comercial figuran sólo los locales 57 y 57B.
En su escrito judicial el servicio aporta datos de la entrevista que se sostuvo con el querellado, en la cual, entre otros pormenores, se le exhibieron los antecedentes reunidos, argumentando que habría internado mercadería para terceros por comisiones, o por muy bajos porcentajes, pese a que el SII se entrevistó con parte de los supuestos clientes, tanto en Punta Arenas como en Puerto Natales, quienes declararon no tener relaciones comerciales con el querellado, asegurando, incluso, algunos de ellos, ni siquiera conocerlo
Los ciudadanos argentinos aludidos en la querella, figuran como compradores de la mercadería ingresada por el usuario requerido; no tienen giro comercial en Chile, y de acuerdo a la respuesta dada por el propio investigado, ellos habrían ingresado carga por el recinto franco, facilitando él, supuestamente, su nombre y giro.
Finalmente, la acción penal concluye que “las maniobras desarrolladas por el querellado, en especial el emitir documentos SRF y boletas de ventas a clientes inexistentes, denota una intención dolosa (…) denota una intención clara de defraudar al fisco mediante la sustracción de mercadería de la Zona Franca de Punta Arenas, para luego comercializarla fuera del recinto franco evadiendo el pago de impuestos”.
La querella, patrocinada por el abogado de la oficina regional del Servicio de Impuestos Internos, Jorge Mihovilovic Bradasic, solicita al órgano persecutor penal se llame a declarar al usuario querellado y a los supuestos clientes que le habrían comprado la mercadería.