Necrológicas
  • Leonilda Florencia Bargetto Orellana
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • Laura Rosa Prado Cuevas

Joven con grave diagnóstico lucha por nivelar sus estudios

Por La Prensa Austral Domingo 8 de Enero del 2017

Compartir esta noticia
137
Visitas

Alcalde aseguró que mantendrán iniciativa, que le permitió a Matías Labra, de 14 años, aprender a leer y a escribir.

En medio de un complejo diagnóstico médico de mielomeningocele hidrocefalia, Matías Labra, de 14 años, ha debido ser operado quirúrgicamente cada tres o cuatro años para corregir un problema que lo mantiene con pañales de por vida. Ante la necesidad de contar con un establecimiento que contara con las dependencias adecuadas para atenderlo, fueron meses de gestión los que permitieron generar un cupo en la Escuela Pedro Pablo Lemaitre. Sin embargo, la compleja situación de la Corporación Municipal ha generado preocupación en los padres del joven ante la posibilidad de que el programa generado pueda ser eliminado.

En medio del cambio de administración municipal, Nadia Díaz, quien en ese entonces se desempeñaba como coordinadora de convivencia escolar de la Cormupa, reconoció que ese programa dependía de la “buena voluntad” de la actual administración municipal. Esto llevó a los padres del joven a realizar las consultas necesarias, sin lograr llegar a puerto.

Fue en este contexto, que el alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich, sostuvo que se mantendrán los profesionales necesarios para que este joven pueda continuar sus estudios. De la misma manera, explicó que se implementará un plan que permitirá responder a las necesidades de los alumnos que tengan algún grado de sordera.

Cabe recordar que con el apoyo de una educadora diferencial y un técnico en enfermería el joven está en condiciones de dar la prueba para aprobar primero y segundo básico y ahora espera poder seguir estudiando de manera de nivelar sus estudios.

Matías no tiene control de esfínter y está obligado a usar pañales de por vida, es por esta razón que, para asistir a una escuela, las dependencias debían tener un baño con ducha, de manera que pudiera limpiarse y cambiarse el pañal. El joven tiene una malformación congénita en la columna, se trata de un mielomeningocele hidrocefalia, además de la falta de control del esfínter y ha debido ser operado en más de 20 oportunidades.

Cabe recordar que era difícil insertarlo en alguna escuela, no había cupo y no pudo acceder al programa de alfabetización de la Seremi de Educación porque pedían un mínimo de 15 años. “El Estado no subvenciona esta situación y nadie se hace cargo, por lo que se gestionó durante meses para incorporarlo a una escuela”, comentaba en una entrevista previa la encargada del programa.

Se utilizó parte de los fondos de administración Subvención Escolar Preferencial (Sep) para realizar las acomodaciones en la infraestructura y el pago del personal. “Se contrató a una docente que le enseñara las cuatro asignaturas básicas que le permitieran aprobar el primero y segundo básico, para esto nos asesoramos con un funcionario del ministerio”, comentó.