Necrológicas
  • Manuel Antonio Vidal Díaz
  • José David Jara Jara

Joven lleva cinco años esperando por un trasplante de riñón

Por La Prensa Austral Domingo 6 de Septiembre del 2015

Compartir esta noticia
838
Visitas

Una descompensación lo obligó a permanecer hospitalizado durante más de un mes. Pero, tras ser dado de alta, Víctor Cianferoni Barría, de 22 años, sabe que la única oportunidad que tiene de recuperar su salud es recurrir a un trasplante de riñón. Lleva cinco años esperando un órgano.
Su mamá, Cristina Barría Cianferoni, recordó el proceso que han enfrentado como familia. Hace 14 años, ella trabajaba en el Banco BCI de Punta Arenas y era soltera, y en ese momento adoptó a un niño de 7 años, que estaba completamente sano.
“Yo lo llevé a Santiago, por un control médico ya que tenía déficit atencional y tenía problemas de rendimiento escolar”, dijo la mamá. Lo trasladó a Santiago para que lo evaluara un neurólogo, y a través de los exámenes le descubrieron una presión arterial muy alta.
Era inexplicable la razón de la presión alta, así que le realizaron distintos exámenes, donde se detectó que Víctor estaba desarrollando una insuficiencia renal terminal. Fue en agosto de 2010 en que su mamá recibió la noticia de que el único riñón que tenía su hijo estaba dejando de funcionar. Paralelo a esa situación descubrieron que Víctor era moreno, es decir, que nació con un solo riñón.
Fue por eso que le recomendaron acercarse lo más posible a los centros de trasplante de Santiago, por lo que Cristina gestionó su traslado con su empleador y rápidamente se instalaron en la zona central.
Ahí fue cuando comenzó todo un periplo en que le realizaron muchos exámenes que buscaban confirmar el primer diagnóstico que recibió. Además le efectuaron pruebas para ingresarlo a la lista de espera donde ha estado por cinco años a la espera de un donante. “No ha pasado nada porque en este país hay muy pocos donantes y la posibilidad de que se pueda realizar en la familia no existe debido a que fue adoptado. Ni siquiera hay compatibilidad sanguínea, que es lo mínimo que se exige en estos casos”, dijo la madre.
En este contexto, y mientras ve a su hijo deteriorarse poco a poco, mientras pasa su tiempo en diálisis, conoció el caso de un periodista argentino que se había sometido a un trasplante de riñón mediante la donación cruzada, legislación que había sido aprobada recientemente en el país vecino.
Mientras tanto, Víctor tuvo dos episodios bastante graves durante el mes de julio, tuvo dos estadías en la Clínica de la Universidad Católica, debido a que ya ha cumplido cinco años en procesos de diálisis, ya ha comenzado a desarrollar insuficiencia cardiaca. “Estuvo bien complicado, pero ahora está estabilizado, con muchos cuidados pero estabilizado, por eso es que para nosotros es fundamental el donante y él debe estar estable y en buenas condiciones para esperar el donante”, dijo.
Las esperanzas en proyecto de Donación Cruzada
En medio del complejo escenario que debieron enfrentar como familia y ante la necesidad de encontrar un donante, Cristina Barría realizó el contacto con la senadora Carolina Goic, con la cual se abordó este tema y se presentó un proyecto de ley. Este documento fue aprobado en general y en particular, y ahora deberá pasar a sala lo que está programado para septiembre.
“Con esto se espera que en casos como el de mi hijo se pueda acceder a la donación a través de duplas compatibles”, dijo Cristina Barría.
Según explicó la senadora, lo normal es que cuando un paciente requiere un trasplante se busquen donantes compatibles que permitan responder a ese requerimiento. En ocasiones se identifican parejas donante-receptor incompatibles entre ellos, ya sea entre padres-hijos, entre hermanos o esposos.
Ante tal situación la parlamentaria magallánica presentó una iniciativa que permita modificar la Ley N° 19.451 sobre trasplante y donación de órganos, cuya solución sería en ubicar parejas con el mismo problema que sí podrían ser compatibles en forma cruzada, e intercambiar un órgano.
A modo de ejemplo, explicó el caso de una persona que puede donar un riñón a un desconocido, a cambio de que un familiar o un amigo del receptor haga lo mismo con alguien relacionado con el primer donante. “Existen muchos casos de personas que no pueden efectuar un trasplante de órganos entre vivos por razones de incompatibilidad entre donante y receptor, debiendo resignarse a ser prioridad en la lista de espera nacional”, argumentó.
Entre enero y abril de este año se han registrado 32 donaciones de órganos de acuerdo a información del Ministerio de Salud (Minsal), mientras que el 2014 se contabilizaron 123, las que representan el promedio de los últimos años.