Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

La necesidad de mejorar nuestro comportamiento al visitar la naturaleza

Por La Prensa Austral Sábado 6 de Febrero del 2016

Compartir esta noticia
227
Visitas

Germaynee Vela-Ruiz Figueroa

Ingeniera Ambiental  – Investigadora Fundación Cequa

Los últimos incendios forestales que han ocurrido en la región, especialmente en el sector de San Juan de la comuna de Punta Arenas, nos han llenado de preocupación y tocado la sensibilidad de muchos magallánicos que acostumbran a disfrutar de las bondades del campo en estos sectores. Esto nuevamente nos demuestra que es necesario mejorar el comportamiento que tenemos al disfrutar de la naturaleza, y generar programas que apoyen la difusión y valoración de nuestro patrimonio natural y cultural.

Es necesario influir positivamente sobre el comportamiento de campistas y pescadores deportivos, especialmente cuando utilizamos sectores importantes para la conservación de especies, como es el canquén colorado, ave que anida en nuestra región y se encuentra en peligro de extinción. Específicamente el sector del río San Juan y el río Santa María son sitios claves para su anidación, donde se evidencia que las personas acampan de forma libre y sin tomar en consideración la importancia de conservar estos sectores y de reducir al mínimo los impactos generados por el uso humano.

Es de gran tristeza observar el poco cuidado que los propios magallánicos hacen de su territorio y de la riqueza natural que nos rodea. Al visitar el entorno costero al sur de Punta Arenas es recurrente encontrarse con vestigios de campamentos (fogatas apagadas, árboles cortados) formando “claros” en el bosque, y acumulaciones de bolsas, botellas y cuanto desecho sea posible imaginar, transformándose en verdaderos vertederos. Es más, en las playas de la Costanera de Punta Arenas, lugar favorito de recreación de residentes y visitantes, es posible observar grandes cantidades de residuos, que van desde neumáticos, carros de supermercado hasta envoltorios de comida, afectando claramente la experiencia y salubridad de quiénes usan estos sectores.

Esta situación evidentemente va en detrimento de la belleza de la zona y afecta tanto la biodiversidad como la calidad de la experiencia que podemos tener al visitar estos lugares. Asimismo, gran parte de los desechos y basura son abandonados en el litoral, y  por efecto de las mareas podrían ingresar al Estrecho y afectar directamente a aves y mamíferos marinos, así como a otros organismos del mar.

Es por esto que cuando decidimos visitar espacios naturales, como la playa o la montaña, debemos ser cuidadosos y responsables con nuestras actitudes y acciones. Por ello le recomendamos seguir los siguientes consejos:

Disponga los residuos adecuadamente: la recolección de residuos en los lugares rurales no siempre opera, por lo que debe considerar llevarse de regreso todo lo que trasladó al lugar. Nadie pasará a buscar su basura, por lo que debe regresarla a la ciudad y depositarla en los receptáculos que existen para ello. Si puede recicle parte de ella. No queme la basura, ya que muchos de los envases contienen  componentes químicos que afectan el medio ambiente. Los desperdicios orgánicos son ajenos al lugar, por lo tanto pueden terminar alterando el comportamiento de animales silvestres y asilvestrados. Sea cuidadoso con los lugares que se destinan para defecar, cuide que sea alejado de fuentes de agua dulce, ya que es un foco de contaminación, que además de producir la proliferación de patógenos genera un impacto negativo visual y de salubridad para otros visitantes. Llévese de regreso papeles higiénicos, toallas femeninas y pañales.

Minimice el uso del fuego: tenga cuidado con los riesgos de generar incendios forestales. Evite al máximo encender fuego, prefiera el uso de cocinillas a gas, con esto disminuye los riesgos de incendios y los daños al medio ambiente. El uso de fogatas incentiva la tala selectiva del bosque, lo que afecta de igual manera a la vegetación y las aves. Por ejemplo, la tala afecta la estructura del bosque haciéndolo más propenso a la caída de árboles por efecto del viento. La pérdida del bosque hace que disminuyan los sitios de refugio y alimentación para aves y pequeños vertebrados e invertebrados, como pequeños roedores, aves e insectos.

Disminuya los impactos en la fauna: no cace especies prohibidas. Tenga especial cuidado con el canquén colorado en la desembocadura del río San Juan. Tenga cuidado con las mascotas, especialmente los perros, ya que pueden alterar la presencia de otros animales como las aves y destrozar (o comer) sus huevos. Asimismo, recuerde que la zona de San Pedro al sur pertenece al Lote 8 Cabo Froward, ésta es un área protegida para preservar el hábitat del huemul, por lo que es deber de todos el conservarla y evitar que las malas acciones de los visitantes terminen por afectar el libre acceso a la naturaleza.